Música
Cultura  /  Música 30/06/2022

La última gira de Kiss pasa por el Rock Fest de Santa Coloma

El grupo norteamericano comparte cartel con leyendas del rock y el 'heavy' como Alice Cooper, Judas Priest y Saxon

3 min
Gene Simmons durante un concierto de Kiss en Copenhague el 16 de junio del 2022

Barcelona“Retírate a tiempo, antes de que te dejen fuera de combate”, dice Gene Simmons, de 72 años, bajista del grupo norteamericano Kiss. Es una frase que está repitiendo las últimas semanas, coincidiendo con la gira de despedida de la banda que este sábado pasa por el Rock Fest, el festival de heavy metal y otros derivados metálicos que se celebra en Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet. “A cada banda le llega la última gira. Nada es para siempre. Hemos decidido parar ahora no porque no nos guste hacer conciertos, sino porque queremos retirarnos a tiempo. Es como los boxeadores, puedes ser el mejor entre los mejores, pero si te quedas demasiado tiempo llegará un momento en el que alguien te tumbará”, explicaba Simmons a Efe en Alemania hace unos días.

“Retírate a tiempo, agradece haber podido vivir una vida tan llena de éxitos y vete como un campeón”, insistía Simmons, portavoz del grupo que irrumpió a principios de los años setenta como si saliera de la viñeta de un cómic de fantasía, con las caras totalmente maquilladas, riffs de rock llevar y una buena de pandilla de melodías casi pop. Si el concierto de Santa Coloma se asemeja a los que han hecho por Europa desde el 1 de junio, prácticamente no faltará ninguno de los grandes éxitos: Detroit rock cityLick it upRock and roll all niteI was made for lovin’ you...

Kiss, que ya tocaron en el Rock Fest de 2018, son uno de las cabezas de cartel de la edición que empieza este jueves y que durante tres días programa más de cuarenta grupos que actuarán repartidos en tres escenarios. El propósito es recuperar el impacto prepandémico de 2019, cuando el festival tuvo más de 80.000 asistentes. Después de dos años sin Rock Fest, vuelve, por lo tanto, el alud de riffs y leyendas metálicas en Santa Coloma de Gramenet, la ciudad que acoge el festival desde 2014. El mismo día que Kiss toca reverenciar a Judas Priest, uno de los grupos imprescindibles de la historia del heavy metal británico. Surgida de los anhelos y las frustraciones de la clase obrera inglesa, la banda de Birmingham liderada por Rob Halford está celebrando medio siglo de vida en una gira lógicamente antológica y con temas de discos emblemáticos de diferentes etapas como British steel (1980), el álbum de Breaking the law, y Painkiller (1990). Para entender la magnitud de lo que significa Judas Priest, es muy recomendable la lectura de la autobiografía de Halford, Confession (traducida al castellano por la editorial Es Pop el año pasado).

El Rock Fest empieza este jueves con una baja por covid (Insomnium) y un cambio, porque hace unos días el grupo norteamericano Manowar canceló su presencia al festival y fue sustituido por la banda alemana Avantasia. Manowar y la dirección del Rock Fest intercambiaron comunicados, pero las cláusulas de confidencialidad impiden saber todos los detalles de la cancelación. “No podemos transigir con las exigencias y las imposiciones de última hora que alteraban el funcionamiento normal del festival”, decía el Rock Fest. Manowar responsabiliza al festival y anuncia que “la verdad saldrá a la luz, si hace falta, con la ayuda de la justicia española”. Además de Avantasia, el cartel de jueves incluye clásicos del heavy europeo como Accept, el metal sinfónico de los finlandeses Nightwish y el punk a la irlandesa de los bostonianos Dropkick Murphys.

El rey del viernes en el Rock Fest será Alice Cooper, que repite después del memorable concierto de 2017. Comparte cartel con más leyendas metálicas como UFO, Mercyful Fate y Blind Guardian. Y el sábado, además de Kiss y Judas Priest, actuarán Megadeth, Doro y el ex-Mötorhead Phil Campbell.

El abono para los tres días del Rock Fest cuesta 187,65 euros y la entrada diaria, 100 euros.

stats