Cine
Cultura 26/03/2022

Los Óscar luchan por continuar siendo relevantes

La Academia plantea cambios en la gala para recuperar a la audiencia perdida en los últimos años

5 min
Operaris trabajando en el montaje de la gala de los Oso caros

BarcelonaMientras los nominados a los Óscar ultiman los preparativos para la gala que se celebrará este lunes de madrugada, la Academia de Hollywood también se enfrenta con nervios a una edición clave para su futuro. Obligados a reinventarse para atraer al público joven y contener el escape de audiencia de las últimas galas, los Óscar encaran una edición en la que la polémica no viene de los sectores que no se sienten representados en las nominaciones o de la elección del presentador, sino del mal ambiente en la propia Academia, dividida entre partidarios de una renovación total y los críticos con la decisión de dejar los premios técnicos fuera de la retransmisión.

Las películas con más nominaciones de los Óscar 2022

12

‘El poder del perro’

10

‘Dune’

7

‘Belfast’

7

‘West Side story’

6

‘El método Williams’

4

‘El callejón de las almas perdidas’

4

‘Drive my car’

4

‘No mires arriba’

‘El poder del perro’

12

‘Dune’

10

‘Belfast’

7

‘West Side story’

7

‘El método Williams’

6

‘El callejón de las almas perdidas’

4

‘Drive my car’

4

‘No mires arriba’

4

‘El poder del perro’

12

‘Dune’

10

‘Belfast’

7

‘West Side story’

7

‘El método Williams’

6

‘El callejón de las almas perdidas’

4

‘Drive my car’

4

‘No mires arriba’

4

Una gala cuestionada

La Academia necesita recuperar como sea la audiencia perdida en los últimos años

El mínimo histórico de audiencia de la última gala de los Óscar ha sacudido la relación entre la Academia y el canal ABC, que tiene los derechos de retransmisión y es, en última instancia, la principal fuente de financiación de la institución. En 2016, cuando el ABC compró los derechos de los Óscar, la gala atraía a cerca de 40 millones de espectadores en Estados Unidos; el año pasado fueron solo 10,4 millones y apenas 2,1 millones en la franja demográfica de 18 a 49 años, la más codiciada por los anunciantes. La Academia se escudó en el hecho de que la gala del 2021 fue excepcional, tanto por las restricciones pandémicas que los obligó a irse del habitual Dolby Theather como por el cierre de los cines de aquel año, que no había permitido estrenar una serie de títulos potentes. En cualquier caso, el ABC ha pedido medidas contundentes para evitar una nueva sacudida. Y perder el contrato televisivo sería catastrófico para la Academia.

¿Premios de primera y de segunda?

Ocho óscares se entregarán una hora antes de empezar la ceremonia y se emitirán en diferido

El 22 de febrero, la Academia de Hollywood anunció que ocho de las categorías de los Óscar no se entregarán durante la gala, sino una hora antes de la ceremonia en el Dolby Theather. Después, durante la retransmisión, se emitirá una versión editada de la entrega de los premios. Esto quiere decir que, en la práctica, cuando la gala empiece ya se conocerán –a través de las redes– los resultados de ocho categorías. La medida, que quiere reducir la duración a menos de tres horas, provocó un terremoto en la Academia, sobre todo entre los representantes de las ramas afectadas (cortometraje, corto documental, corto animado, sonido, maquillaje, montaje, música original y dirección artística), que protestaron públicamente contra la decisión de la dirección actual.

La Academia ya estuvo a punto de tomar una medida similar en 2019, pero acabó dando marcha atrás. Ahora, aun así, la cosa va en serio y las protestas de los académicos –e incluso alguna renuncia– no han frenado a los organizadores. La indignación es grande, porque el mensaje que se envía es que hay premios de primera categoría y de segunda, pero también han salido voces en defensa de una medida pensada para salvar unos Óscar cada vez más irrelevantes para el público joven.

Tripleta de presentadoras

Amy Schumer, Regina Hall y Wanda Sykes acaban con tres años seguidos sin presentadores en los Óscar

Cuando en 2019 los Óscar se celebraron sin maestro de ceremonias, fue una decisión tomada a regañadientes. Kevin Hart era el presentador escogido en aquella edición, pero el anuncio hizo resurgir unos viejos tuits del actor que provocaron una polémica tan grande que el actor renunció al trabajo dos días después de haberlo aceptado. El nivel de escrutinio sobre los presentadores de los Óscar hizo que todo el mundo en Hollywood se lo pensara dos veces antes de aceptar el encargo, claro. Pero, como la gala salió bastante bien, la Academia optó por repetir la fórmula los dos años siguientes. Y creó tendencia: los Gaudí llevan dos años sin presentadores oficiales.

Aun así, en esta edición los Óscar volverán a tener presentadores. Concretamente, tres presentadoras: las cómicas Amy Schumer, Regina Hall y Wanda Sykes asumirán respectivamente uno de los tres bloques de la gala, con Schumer abriendo el fuego. Ella es la más popular de las tres en Estados Unidos por la serie Inside Amy Schumer y en el resto del mundo por comedias como ...Y de repente tú, de Judd Apatow. Hall es conocida sobre todo por su trabajo en la franquicia Scary Movie y Sykes es una veterana del stand up con mucha experiencia televisiva, la más reciente en la serie de la ABC Black-ish.

El Óscar de internet

Durante la gala se anunciará un premio votado por los usuarios de Twitter a través de un 'hashtag'

Incluir un premio de votación popular es una idea con la que ya habían flirteado los Óscar, pero que se hará realidad por primera vez en esta edición. El premio se podía votar en Twitter hasta el 3 de marzo a través del hashtag #OscarsFanFavorite y algunos medios apuntan a una victoria de Spiderman: sin camino a casa, la película más taquillera del año y la opción más evidente. Pero la jugada ha estado a punto de girarse en contra de la Academia, puesto que en algún momento la película más votada fue el drama Minamata, producido y protagonizado por Johnny Depp, actor canceladísimo en el Hollywood actual. Otros posibles candidatos han sido la Cenicienta de Camila Cabello, El ejército de los muertos de Zack Snyder y El escuadrón suicida de James Gunn.

Música y celebridades

Beyoncé y Billie Eilish actuarán en una ceremonia llena de caras famosas y homenajes

Cuatro de las cinco canciones nominadas serán interpretadas en la gala por sus artistas originales. Esto incluye a Beyoncé y su Be alive, pero también a Billie Eilish y Finneas cantando el tema Bond No time tono die. Sebastián Yatra cantará el Dos oruguitas de Encanto y Reba McEntire Somehow you do, que por cierto ha escrito Diane Warner, la mujer con el récord de nominaciones (¡13!) sin ganar el Óscar. El único artista que ha dado calabazas a la Academia es Van Morrison, que está de gira y no cantará el Down to joy de Belfast. Su vacío lo llenará una segunda canción de Encanto, We don't talk about Bruno, un hit en las listas americanas que la Academia no quiere desaprovechar. Por supuesto, estará la habitual retahíla de celebridades entregando premios: Bill Murray, Samuel L. Jackson, Jamie Lee Curtis, Lady Gaga, Kevin Costner y John Travolta, entre otros. También el ganador ausente del año pasado, Anthony Hopkins. Y, como ya se anunció, homenajes a la saga Bond y a El padrino, que cumple 50 años.

Possible 'sorpasso' de 'CODA'

El éxito de la película en los premios de los productores complica las opciones de 'El poder del perro'

Después de ganar el fin de semana pasado el premio del gremio de productores y el de los guionistas, CODA se perfila como la inesperada rival a batir de esta ceremonia. Si acaba ganando, se puede hablar incluso de remontada, puesto que empezó la carrera de los Óscar casi sin opciones –“la candidata más modesta de los Óscar”, titulaba la crítica del ARA hace solo un mes–. De hecho, solo tiene tres nominaciones: película, guion adaptado y actor secundario (Troy Kotsur), un número tan bajo para un favorito a los Óscar que solo tiene una explicación: la mayoría de los académicos todavía no la habían visto durante la primera ronda de votaciones. Dicho esto, las apuestas todavía dan como favorita El poder del perro, triunfadora de los Bafta, los Critic Choice Awards y los premios de los directores. Pero el de Campion es un drama exigente con muchos partidarios y detractores, mientras que CODA es una feel good movie que se asimila fácilmente, justo el tipo de película a la que beneficia el sistema de voto preferencial de Óscar a la mejor película, siempre partidario de los films de consenso.

stats