Lengua
Cultura 11/07/2022

¿Primera campaña de lengua conjunta de los Países Catalanes?

La Generalitat busca un consenso histórico: Andorra se suma, el País Valenciano se desmarca y en Baleares genera tensión

3 min
Una concentración en defensa del catalán en Palma.

BarcelonaLa Generalitat de Catalunya está diseñando una nueva campaña de promoción de la lengua que lanzará este otoño. Se trata de una iniciativa que tiene la voluntad de ser histórica, masiva e icónica, al estilo de las campañas de normalización que popularizaron Norma y Queta. El lema y la imagen están en manos de una agencia de comunicación. Desde la conselleria de Cultura se han diseñado los pilares: será una campaña “de valores, en positivo, despolitizada”, que quiere mejorar el uso social de la lengua y, por lo tanto, apelará a la población que la conoce pero no la utiliza habitualmente en la vida diaria. Es decir, los catalanoparlantes que cambian de idioma y los hablantes otras lenguas que lo conocen pero no lo usan en sus entornos. 

A través del despliegue de la Declaración de Palma, los secretarios de política lingüística de los diferentes territorios se han reunido para avanzar en diferentes cuestiones –aspectos tan concretos y prácticos como por ejemplo la unificación de los exámenes de catalán o las giras de artes escénicas–, pero también para estudiar la posibilidad de lanzar una campaña unitaria de promoción de la lengua. La idea, que se puso sobre la mesa a finales del 2021, es que los territorios compartan la parte creativa y cada cual se ocupe de pagar la difusión en su casa. Desde Catalunya la idea cumpliría los objetivos estratégicos de la Generalitat, sería un gesto histórico y ambicioso. También desde Andorra esta posibilidad se ve con buenos ojos: “Tenemos toda la intención de formar parte –dicen fuentes de la conselleria de Cultura andorrana, que lidera la Demócrata Sílvia Riva González–. Pero es muy embrionario”, admiten.

Fricciones y elecciones

En el País Valenciano y las Islas Baleares la situación es bien diferente, porque tienen elecciones autonómicas el 2023 y cualquier movimiento alrededor de la lengua puede generar polémicas indeseadas. Desde Valencia, son tajantes: “Siempre hemos dicho que, al margen de lo que quieran hacer otros territorios de manera conjunta, nosotros tenemos nuestra propia campaña, Sempre teua. La teua llengua. Ahora lanzaremos la segunda parte”, dicen desde la consejería de Raquel Tamarit, de Compromís, donde no quieren valorar ninguna otra opción. “No es cuestión de que sea delicado o no, es que sabemos como arraigar las campañas en el País Valenciano —dicen–. Pero tenemos puentes extendidos por otros aspectos culturales”.

La situación en las Islas Baleares todavía es más particular, porque la posibilidad ha generado tirantez dentro del equipo de gobierno. Como informa Alba Tarragó al ARA Balears, el titular de la conselleria de Fondos Europeos, Universidad y Cultura (Miquel Company, del Partido Socialista) y la secretaria Autonómica de Universidad, Investigación y Política Lingüística (con Miquel Àngel Sureda, de Més per Mallorca) tienen objetivos diferentes. Mientras el primero defiende “una campaña propia y después buscar sinergias”, el segundo trabaja en una campaña conjunta, pero que se adapte a su realidad lingüística. El presupuesto que prevén las Baleares es más alto que nunca, 400.000 euros, y cuentan lanzar la campaña a finales de año.  

“Pase lo que pase, nuestra campaña se hará este otoño”, aseguran desde la conselleria de Cultura de Catalunya. La inversión por este año es de 2 millones de euros, que el año que viene se incrementarán para la difusión de la campaña. No se esperarán a tener consenso ni tampoco a concluir el proceso parlamentario del Pacte Nacional per la Llengua , que se tiene que debatir en otoño y consensuar un texto antes de acabar el año que sea la base de las futuras políticas lingüísticas.

‘Lletres Compartides’: acuerdo para crear un espacio literario único

Lo que Antònia Font hacen de manera informal con sus conciertos en Inca, Valencia y Barcelona, es lo que quieren institucionalizar y sistematizar las instituciones que velan por la lengua y la literatura en Catalunya, las Islas Baleares y el País Valenciano. El programa se denomina Lletres Compartides y servirá para acercar autores de los diferentes territorios a los otros lugares del dominio lingüístico. El programa incluye sesiones informativas para bibliotecarios, docentes y programadores –hasta ahora se han hecho cinco y se han conectado 140 personas–, visitas y clubes de lectura para universitarios, además de una campaña de comunicación. El presupuesto de la iniciativa es de 40.000 euros.

Las instituciones impulsoras (la Institució de les Lletres Catalanes, la Acadèmia Valenciana de la Llengua, la Fundació Mallorca Literària y el Institut Menorquí d'Estudis) han hecho una elección de 10 nombres de cada territorio que se consideran poco conocidos en los otros, y 3 de ellos son los que viajarán: el resto será telemático para ser más flexible. ¿Nombres que participarán? En el grupo de autores catalanes hay Marta Buchaca, Antoni Clapés, Oriol Canosa, Anna Manso, Joan Todó, Cinta Arasa y Albert Pijuan. Los autores valencianos son, entre otros, Teresa Broseta, Carles Cano, Mercè Climent, Anna Moner o Joan Garí. Y de Mallorca y Menorca están representados autores como Maria Escalas, Clara Fiol, Llucia Pallisser, Antoni Vidal y Miquel Rayó.

“Hay mucho camino por recorrer en el conocimiento, circulación y lectura de los autores de los diferentes territorios”, dice la directora de la ILC, Izaskun Arretxe. También se trabajará para incluir Ibiza y Formentera, la Catalunya Nord, la Franja, Andorra y el Alguer.

stats