Barça
Deportes 17/05/2021

Aitana, ser eterna "saliendo y disfrutando"

Reivindicando el cruyffismo, la centrocampista es escogida mejor jugadora de una final histórica

3 min
Alegre de Aitana Bonmatí después de marcar
Disponible en:

BarcelonaNuevos tiempos, nuevas plataformas. Pero la filosofía no cambia, no es negociable. Si en mayo de 1992 Johan Cruyff pidió a sus jugadores que salieran para disfrutar en el viejo estadio de Wembley para ganar la primera Champions masculina del Barça, en mayo de 2021 sus palabras han seguido vigentes antes de la final de Göteborg gracias a un tuit de Aitana Bonmatí. La jugadora nacida en Sant Pere de Ribes, con el dorsal 14 a la espalda, se ha convertido en una de las grandes defensoras de un estilo que forma parte de la identidad del club. Embajadora de la Fundació Cruyff, Aitana utilizó las redes sociales para citar al técnico neerlandés unas horas antes de la final. Justo cuando todo el mundo hablaba de si las futbolistas notarían la presión para ser favoritas ahora que por fin el rival ya no era el Lyon, el gran monstruo francés, Aitana se acordó de que, para ganar, en el Barça hay que pasárselo bien con la pelota. Dicho y hecho.

“Estoy muy impactada, lo hemos conseguido. Y lo hemos hecho como nos gusta, jugando, yendo a por todas”, decía emocionada al saber que la habían escogido mejor jugadora de la final. No, la mejor futbolista no fue ninguna de las estrellas del Chelsea, fichadas a golpe de talonario. Lo fue una futbolista que entiende el juego a las mil maravillas, con sus apariciones puntuales dentro del área. “Hay que estar orgullosos de este equipo, llevamos muchos años trabajando fuerte. Era un sueño hecho realidad, somos eternas”, explicaba, mientras se hacía a la idea, poco a poco, de lo que había pasado. La eternidad empieza en Göteborg para ellas. Para un equipo en el que “todas y cada una de las jugadoras se ha sacrificado mucho”, añadía.

El triunfo de Göteborg se convirtió en el mejor homenaje a la identidad futbolística del club. Un estilo defendido con orgullo por las jugadoras entrenadas por Lluís Cortés, en el que el talento que llega de fuera, como Graham Hansen o Martens, brillantes en la final, se suma a las jugadoras que llevan años queriendo y defendiendo los colores azulgranas. “La idea es clara: sumar talento de fuera con las jugadoras de la casa”, suele explicar Aitana, que comparte camino con un montón de jugadoras que se han criado con el escudo del Barça en el corazón, jugadoras como Gemma Font, Melanie Serrano, Vicky Losada, Aitana, Laia Codina, Jana o Bruna. Algunas, las más veteranas, conocieron los campos de tierra y la época en la que las chicas tenían que llevar las mismas camisetas que los chicos. Otras ya han crecido en una época en la que sus camisetas personalizadas se venden en las tiendas del club.

Alexia, siempre presente

“Es un día histórico, es un premio al trabajo hecho. Espero que todo el mundo haya visto qué pasa cuando se confía en nosotros”, decía reivindicativa Alexia Putellas. En la primera parte, cuando los goles iban cayendo, era ella quien pedía cordura a sus compañeras. La vallesana, duda hasta última hora por una lesión muscular, salió a jugar con el muslo izquierdo vendado. Haciendo de vez en cuando una mueca de dolor, pero apretando los dientes. En un deporte colectivo, Alexia se ha convertido en la primera gran bandera del barcelonismo. La jugadora que cuando era niña iba al Camp Nou con el autobús de la Penya de Mollet ya se convirtió en la primera futbolista en marcar un gol en el nuevo estadio Johan Cruyff, pero también en el Camp Nou, cuando el Barça femenino pudo debutar en un derbi contra el Espanyol en enero de 2021.

El estadio de Ullevi de 2021 será por siempre jamás como el Wembley de 1992. Un primer triunfo convertido en una motivación para insistir todavía más. Para seguir apostando por un equipo que ha tocado el cielo tal como sabe hacerlo el Barça. Saliendo y disfrutando.

stats