Barça
Deportes  /  Barça 17/10/2022

Las claves del juicio Neymar-DIS

Este lunes arranca en la Audiencia de Barcelona el segundo litigio derivado del fichaje de Neymar por el Barça, en 2013

5 min
Sandro Rosell y Neymar

BarcelonaEste lunes arranca en la Audiencia de Barcelona el juicio del caso Neymar-DIS. Se trata de un proceso que empezó cuando el fondo de inversión DIS, propietario de una parte de los derechos federativos de Neymar, consideró que había cobrado una cifra inferior a la que le tocaba por el traspaso del jugador al Barça, en 2013. Después de muchos años de instrucción, el caso llega finalmente a juicio. Estas son las claves para entenderlo.

¿Qué es el caso Neymar-DIS?

La vinculación entre Neymar y DIS empieza en 2009, cuando el jugador brasileño no había debutado todavía como profesional. El fondo de inversión DIS adquirió el 40% de los derechos federativos del futbolista pagando 2 millones de euros al Santos. A cambio, cobraba en el futuro el 40% de la venta de Neymar a un club. Esta venta se produjo en 2013 al Barça. Ahora bien, hay un baile de cifras. El Barça declaró en su día que había pagado 57 millones. En cambio, solo 17 correspondían estrictamente a los derechos federativos, puesto que el resto eran una bonificación –una especie de prima de fichaje– para la empresa N&N, propiedad de los padres del jugador. Más adelante se supo que había una serie de contratos paralelos entre el Barça y el Santos. Y, también, que se habían hecho otros ingresos entre el Barça y Neymar. El total de la operación, según DIS, son 82 millones. Por lo tanto, este fondo de inversión, que cobró 6,8 millones en 2013 (el 40% de 17 millones), considera que tenía que cobrar casi 33.

¿Quiénes son los acusados?

Los actores directamente implicados en el fichaje de Neymar por el Barça. Es decir, además del propio futbolista, Neymar Junior, también se sientan en el banquillo de los acusados sus padres, Neymar y Nadine, propietarios de la agencia N&N, que negoció el contrato y cobró las bonificaciones. También están acusados Sandro Rosell, entonces presidente del Barça; Josep Maria Bartomeu, que en 2013 era vicepresidente deportivo, y Odilio Rodrigues, el expresidente del Santos. Por otro lado, hay tres personas jurídicas: el Barça, el Santos y la empresa N&N.

¿Pueden acabar en prisión?

Los acusados se enfrentan a un mínimo de dos años de prisión y, si acabaran condenados, podrían tener que entrar a cumplir condena. En el caso del futbolista brasileño, la Fiscalía le pide dos años de prisión y una multa de 10 millones de euros, mientras que DIS, los denunciantes, eleva la petición de prisión para Neymar a cinco años. También quieren que el futbolista quede inhabilitado durante este mismo tiempo. Pero la pena más alta es para Sandro Rosell: el ministerio fiscal solicita cinco años de prisión y DIS, ocho. Los denunciantes piden la misma pena para Josep Maria Bartomeu, pero la Fiscalía lo exculpa porque considera que no hay pruebas de que el entonces vicepresidente del Barça estuviera al corriente de las negociaciones por el fichaje del astro brasileño. DIS también pide cinco años de prisión para el padre y la madre del futbolista, mientras que la Fiscalía lo rebaja a dos años en el caso del padre y a uno en el caso de la madre.

¿Quién más habrá en el juicio?

Durante las dos semanas y media que durará el juicio, desfilarán por la Audiencia de Barcelona varios ex directivos del Barça, del Santos y de la empresa denunciante, como por ejemplo el ex vicepresidente del Barça Xavier Faus, el ex director general Antoni Rosich o el ex director deportivo Andoni Zubizarreta. Pero el testigo estrella es el presidente del Madrid, Florentino Pérez, que declarará el martes por la mañana. Como testigo, Florentino tendrá que contestar todas las preguntas que le formulen acusaciones y defensas y está obligado a decir la verdad. Eso sí, se le permitirá declarar por vía telemática y no tendrá que desplazarse hasta Barcelona, ahorrándose la exposición mediática y la fotografía sentado en el estrado de un tribunal.

¿Por qué se juzga en Barcelona?

Cuando DIS puso la denuncia, Neymar era jugador del Barça y residía en Barcelona. En ese momento, el club catalán consideró que únicamente se trataba de un conflicto entre el Santos y DIS, y proponía quedar excluido y que el presunto delito se juzgara directamente en Brasil. Pero DIS también acusa al Barça y por eso el delito se trasladó a la Audiencia Nacional. Inicialmente, el caso se tenía que juzgar en Madrid. Ahora bien, Neymar, Bartomeu y Rosell solicitaron que se trasladara a Barcelona, puesto que el contrato se había firmado en la capital catalana. La Audiencia Nacional accedió a la petición recordando que, para que un presunto delito sea juzgado ahí, es necesario que se haya cometido íntegramente en el extranjero. En este caso, la documentación está firmada en Barcelona.

¿Cómo se estructura el juicio?

La magnitud del juicio, con dos acusaciones, nueve acusados y sus defensas, una veintena de testigos y una repercusión mediática con pocos precedentes (uno de ellos sería el juicio a Messi), ha obligado a la sección sexta de la Audiencia de Barcelona a cambiar de sala. La vista, con público, se hará en una sala de jurado, a pesar de que las mesas que ocupan ahora los miembros del tribunal popular serán para las defensas de los acusados. Esto, sin embargo, hará más grandilocuente el escenario: las salas de jurado cuentan con dos pisos de altura y están situadas en la parte más noble del Palau de Justícia de Barcelona. El estrado está rodeado de columnas, separado del público con una valla de madera y las ventanas decoradas con vitrales. Todo ello hará que el juicio se parezca mucho más al formato americano que todo el mundo tiene en el imaginario gracias a las películas de Hollywood.

La sala está presidida por tres magistrados: José Manuel del Amo Sánchez (el presidente de la sala), Jorge Obach Martínez y Miguel Ángel Ogando Delgado. A su derecha se sentarán las acusaciones (la Fiscalía y los denunciantes, DIS), y después las defensas. Los nueve acusados se situarán justo por debajo suyo, a izquierda y derecha del tribunal, y cuando tengan que tomar la palabra, lo harán de espaldas al público, en una silla habilitada justo en el centro del estrado, mirando hacia los magistrados.

En total hay previstas siete sesiones en horario por la mañana y tarde. Este lunes empezará con las cuestiones previas y los primeros testigos. A pesar de que ya se podrá ver a Neymar, Rosell y Bartomeu en el banquillo de los acusados, ellos no declararán hasta el viernes, ya en el tramo final del juicio. Por si deciden contestar a todas las partes (a diferencia de los testigos, no están obligados a ello), se han previsto dos sesiones de interrogatorio. La vista acabará el día 31 con las conclusiones, los informes finales de las partes y el último turno de palabra para los acusados, que se reserva para que puedan hacer, si quieren, un alegato final.

¿Cuándo habrá sentencia?

No hay un plazo concreto para que el tribunal dicte sentencia. Cuando acabe el juicio, los magistrados se retirarán a deliberar. Uno de ellos tiene la función de redactar la sentencia y los tres se tendrán que ponerse de acuerdo a la hora de consensuar los puntos principales del dictamen. Como se trata de una causa compleja, el pronunciamiento puede tardar meses en llegar y constar de centenares de páginas.

¿Qué pasó en los otros conflictos judiciales entre Neymar y el Barça?

No es la primera vez que el Barça y Neymar acaban en juicio. De hecho, el caso Neymar-DIS también se ha conocido popularmente como Neymar II. El primero, el caso Neymar I, fue el que puso encima de la mesa estos contratos paralelos entre el club catalán y el Santos, derivados del contrato de 2013. En esa ocasión, el Barça aceptó una condena y una multa, mientras se exoneraba a los expresidentes Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell. El último conflicto judicial era de cuando Neymar se marchó del Barça y reclamó cobrar una gratificación que le debían. El caso, cerrado en 2021, acabó con un pacto entre las partes.

stats