Barça
Deportes  /  Barça 03/01/2022

Estanis Pedrola, el nombre que une a un republicano asesinado por los nazis con su bisnieto futbolista

El bisabuelo del nuevo debutante del Barça fue un fotógrafo catalanista que perdió la vida en 1944

4 min
Estanis Pedrola, en el centro, durante su debut en Mallorca

BarcelonaEn su imprescindible obra Los catalanes en los campos nazis, Montserrat Roig recuperó la memoria de los catalanes que fueron asesinados por el nazismo. Víctimas dobles, porque primero huyeron del franquismo para acabar topando con el nazismo. En el listado final de muertos en los campos de exterminio del libro, todavía no aparecen algunos nombres de republicanos que han sido recuperados después, como Estanislau Pedrola i Rovira, conocido como Sandalio. El bisabuelo del joven futbolista del Barça que debutó en Mallorca este fin de semana.

Nacido en Montbrió del Camp en 1907, Pedrola sería asesinado en el campo de Flossenbürg en septiembre de 1944. Hijo de pasteleros, era el pequeño de 10 hermanos. Como tantos jóvenes catalanes de la época, Pedrola dejaría el pueblo para probar suerte en Barcelona, tal como ha hecho su bisnieto persiguiendo el sueño del fútbol. El bisabuelo, en cambio, quería ser fotógrafo, un negocio que no dejaba de crecer entonces. Y encontraría trabajo como aprendiz en un negocio en la casa de fotografía Baltà i Ribas, uno de los primeros negocios donde se podrían comprar aparatos de fotografía. Además, había un laboratorio en la trastienda del negocio, situado en la planta baja de la Casa Segura, un edificio derribado en los años 30 en la esquina de Portal de l'Àngel y Plaça Catalunya. Aquí, Sandalio hizo suyos unos conocimientos que le permitirían encontrar trabajo en Fotografia Puig, en Reus, donde sería discípulo de Francesc Solà. Su trabajo pasaba tanto por hacer retratos de los ciudadanos que querían un recuerdo, como por iniciarse en el campo del fotoperiodismo. Son suyas las fotografías de la visita del president Macià a Reus, a quien inmortalizó en el balcón del Hotel de Londres. De hecho, él era un gran admirador de Macià, militante tanto a las Juventuts Republicanes de Catalunya como en Foment Nacionalista Republicà, un partido de Reus fusionado con ERC en 1931.

Una fotografía de Estanislau Pedrola de un regimiento de Estat Català en la guerra, en 1936

Catalanista y de izquierdas, Sandalio se involucró en los hechos de octubre del 1934, y pasó una buena temporada encarcelado en las prisiones que el gobierno improvisó en barcos del puerto de Tarragona. Ya liberado, se haría militante de Estat Català. Y, de hecho, durante la Guerra Civil sería miembro del Batallón de Montaña de Estat Català, y comisario del mismo partido, y dejaría para la posteridad fotografías de esta unidad que obedecía exclusivamente a las órdenes de la Generalitat de Catalunya en un refugio de Tírvia, en el Pallars Sobirà. Cuando la Generalitat perdió las competencias en Defensa, el regimiento pasó a formar parte el Ejército Popular de la República.

Una vez atravesó la frontera hacia Francia, Pedrola pasaría a formar parte, como tantos republicanos españoles, de la resistencia contra los nazis. Ya tenían experiencia en combate y habían probado antes que los franceses como se las gastaba el fascismo. Así que se jugarían la vida ayudando a pasar a la parte española por los Pirineos a aviadores aliados que habían caído sobre el territorio francés, entre otras operaciones. La Gestapo, sin embargo, lo detendría, y lo enviaría al campo de Flossenbürg, en Baviera. Los detalles de su muerte en el campo no han sido aclarados.

Este campo había sido creado el 3 de mayo del 1938 para albergar a presos asociales y delincuentes. Pero empezada la Segunda Guerra Mundial aumentó el número de presos entre judíos, soviéticos y prisioneros de guerra de diferentes nacionalidades, entre ellos los españoles. En el campo central se trabajaba en las canteras de granito, propiedad de las SS, pero también se hacía trabajar a los presos en fábricas de armamento. Más de 30.000 personas perderían la vida en Flossenbürg antes de que fuera liberado por tropas norteamericanas en abril de 1945.

A los Pedrola la fotografía les ha quedado como una tradición familiar. Uno de los hijos de Sandalio, Estanislau Pedrola Marimón, siguió al frente de un taller fotográfico en el centro de Reus. Nacido en 1933 y exiliado a Francia en 1940, pudo volver a Catalunya en 1941 cuando una parte de los Pedrola huyó de los nazis, aceptando pasar por las comisarías franquistas. Inicialmente, encontró trabajo en el mismo estudio donde había trabajado su padre, Fotografía Puig, y se volvió discípulo del fotógrafo Francesc Solà, como su padre. Durante décadas colaboró con buena parte de los artistas de Reus, así como arqueólogos de la zona, a los cuales acompañaba para retratar los yacimientos. Su hija, Cori Pedrola, también ha destacado como artista utilizando la fotografía, además de ejercer como profesora universitaria.

El fútbol, la otra rama familiar

Si la fotografía ha sido clave en una rama de la familia del joven futbolista del Barça, el fútbol lo ha sido para la otra, especialmente en Cambrils, donde nació el joven Estanis. Su tío Eleuterio fue jugador del Cambrils, y el abuelo Joan Maria fue árbitro. Además, los hermanos pequeños de Estanis, Arnau y Oriol, juegan en las categorías inferiores del Cambrils y el Reus. De hecho, el fútbol ha llevado al futbolista por algunos de los escenarios de la vida de su bisabuelo, como Barcelona ahora o antes Reus. Estanis Pedrola empezó en el FC Costa Dorada Salou, hasta que después de cuatro años lo fichó el Reus. Aquí destacó tanto como delantero que recibió una oferta para ir al Espanyol cuando era alevín, club donde estaría cinco años antes de ser dado de baja. Estanis volvería con la moral baja a Reus, para integrarse en la Fundació Fútbol Base Reus, entidad heredera del fútbol base cuando quebró económicamente el primer equipo rojinegro. Según su presidente, Xavi Castro, Estanis "había llegado a ser el mejor delantero de España cuando era alevín, pero le costó mucho cuando el Espanyol no lo quiso", explicaba al Diari de Tarragona. De hecho, el Madrid también se interesó por sus servicios, puesto que en Reus levantaría el vuelo de nuevo, hasta recibir la llamada del Barça ahora hace menos de 12 meses. Una nueva página se empieza a escribir en la alcurnia de los Pedrola.

stats