Barça
Deportes  /  Barça 15/10/2022

El partido que Robert Lewandowski lleva media vida esperando

El polaco, que igual que unos cuantos jugadores más del Barça estuvo en el punto de mira del equipo blanco, debutará el domingo en el clásico

5 min
Robert Lewandowski destroza el Madrid con 4 goles

BarcelonaRobert Lewandowski habló con el Madrid un montón a veces. Ferran Torres, más de seis veces. Cuando era un niño, Pedri llegó a pasar por la ciudad deportiva del club blanco para hacer una prueba unos días en los que hacía tanto frío que incluso nevó. Y Gavi también entró en el radar del club blanco. Cuando un jugador tiene talento, suele pasar lo mismo: el teléfono de sus agentes no para de sonar y recibe llamadas de muchos clubes grandes. La lista de jugadores que han hablado tanto con el Barça como con el Madrid es muy larga. Algunos que parecían destinados a ser blancos, como Lewandowski, acaban en el Barça. Otros que querían ser culés acaban en el Madrid, como Asensio, Isco y Modric.

"Uno de los sueños de Lewandowski era jugar un clásico. Cuando estaba con él decía que le hacía gracia jugar en el Madrid, pero él dice que la gente cambia. Y tiene razón. Se lo ve a gusto en el Barça", explica Cezary Kucharski, que fue el primer representante del actual futbolista del Barça. "¿Quién no quiere jugar este partido? Es el partido más importante. En Polonia todo el mundo lo mira. La gente se divide entre los que siguen al Barça y los que siguen al Madrid. Y creo que podemos decir que hasta que Lewandowski no escogió al Barça, había más polacos madridistas", añade. Lewandowski ya ha jugado en ocho ocasiones contra el Real Madrid, un club al que le ha marcado seis goles. El primero fue en octubre de 2012 en un Borussia Dortmund-Madrid de fase de grupos de la Liga de Campeones, cuando hizo uno de los dos goles del triunfo alemán. En la vuelta, un empate 2-2, no marcó. Pero su día de gloria fue la ida de las semifinales de la Champions de 2013, cuando marcó los cuatro goles del Borussia (4-1).

Robert Lewandowski se lamenta en el partido contra el Inter de Milán.

Tendría menos suerte ya con el Bayern, con el que se enfrentó cuatro veces contra los blancos, de las que solo ganó un partido. En total, de los ocho precedentes, ha ganado tres, ha empatado dos y ha perdido tres. Con el Barça jugó un clásico durante la gira de verano, en Las Vegas, cuando Raphinha hizo un gol increíble. Ahora le toca volver al Santiago Bernabéu, donde ha marcado una vez con el Bayern. "Cuando Robert marcó cuatro goles al Madrid, el club blanco ya lo seguía. Ya estábamos en contacto con ellos, iban siguiendo cómo estaba. Con el Madrid y con otros clubes, pero llegó un momento en el que quedó claro que sería o el Bayern o el Madrid. El Bayern supo presentar una buena oferta y cuando el Madrid se activó ya lo teníamos cerrado", admite Kucharski, que más de una vez estuvo en el Bernabéu invitado por la directiva blanca.

La llegada de Lewandowski al Bayern no paró los rumores. El Madrid seguía interesado en ficharlo a pesar de que entonces todavía tenía a Cristiano Ronaldo, cosa que hizo dudar al polaco. "Lewandowski fue muy feliz en Alemania, pero tenía claro que quería jugar un partido como el Barça-Madrid. En ese momento, con Messi, Suárez y Neymar en el Barça, parecía más posible ir al Madrid, con el que se habló mucho. Es normal que lo pensara, como es normal que después llegue a la conclusión de marcharse al Barça si este club ha hecho un esfuerzo por él", admite. A pesar de que el Madrid siguió pendiente del futuro del polaco hasta pocas semanas antes de su fichaje por el Barça, los últimos meses Lewandowski vio claro que sería azulgrana. Un hecho que se celebra dentro de las oficinas del club, porque confirmaba que el Barça volvía a tener capacidad para seducir a jugadores de primer nivel. Fuentes del club admiten que nunca se pusieron nerviosos cuando desde Madrid se seguía hablando del polaco, porque lo vieron siempre muy decidido a ser azulgrana, sobre todo después de una conversación con Xavi en Ibiza. Lewandowski se podrá estrenar por fin en el partido que tanto ha deseado en un momento en el que el Barça lo necesita.

Koundé, Torre y Kessié también fueron objeto de deseo del Madrid

El Barça-Madrid, el gran duelo, el partido al que se ha colgado la etiqueta de clásico en los últimos años cogiendo una expresión futbolística argentina. Un nombre que ha hecho fortuna. Un partido que sigue reuniendo a millones de personas ante el televisor y una gran oportunidad para levantarse, después del batacazo europeo contra el Inter. Dentro del vestuario azulgrana la herida sangra y se ha convertido la visita al Santiago Bernabéu en el partido que tendría que servir para demostrar que este proyecto va por buen camino, a pesar de los errores en Europa. Y lo hará con unos cuantos jugadores que debutan en un clásico. Y, cosas de la vida, unos cuantos habrían podido ser madridistas, en el pasado.

De los ocho fichajes del Barça este año, cuatro hablaron en algún momento con el Madrid, como es el caso de Lewandowski, Koundé, Kessié y Pablo Torre. Y un quinto, Marcos Alonso, se formó en el club blanco. "El Madrid me ofrecía más dinero, pero mi sueño era jugar en el Barça", ha explicado Torre. En el caso de Kessié, como acababa contrato con el Milan, los dos clubes lo seguían. El centrocampista se acabó decidiendo por el Barça por las mismas razones que Lewandowski, que ha afirmado: "Cuando vi el esfuerzo que estaba dispuesto a hacer el club para ficharme, vi claro que vendría". Kessié llegaba libre de contrato, pero se dejó seducir por el proyecto que Xavi levantaba. En el caso de Jules Koundé, que podría volver al terreno de juego después de unas cuantas semanas lesionado precisamente en Madrid, llegó a ver cómo había conversaciones del Sevilla y el Madrid cuando el club madridista buscaba un central. Al final, fue Rudiger quien aterrizó en el Madrid y Koundé pudo fichar por el Barça, tal como quería.

En los últimos años ha sido normal ver casos parecidos. Bien conocido es el caso de Pedri, que en 2018 estuvo en la ciudad deportiva del Madrid a prueba. "Miraba el escudo y sabía que algo no iba bien", explicaría años más tarde, en referencia al hecho de que nació dentro de una familia azulgrana de Tenerife, con su abuelo y su padre participando en la fundación de una peña del Barça. Ferran Torres, cuando estaba en el Valencia, llegó a hablar "seis veces con el Madrid, había un interés, pero no lo vi claro". También Gavi, cuando era un niño, fue seguido por el Madrid, que intentó ponerse por el medio hace poco cuando el joven andaluz todavía no había renovado el contrato. Al final, llegó a un Barça que necesita hacer del clásico el partido de la reacción. No será un partido más, ni para los entrenadores ni para Lewandowski.

stats