Barça
Deportes 15/06/2021

Joan Laporta: Cien días intentando "volverlo a hacer"

El presidente del Barça comienza su segundo mandato con decisiones necesarias y sorpresivas

5 min
El presidente del Barça, Joan Laporta

BarcelonaHan pasado cien días de las elecciones a la presidencia del Barça y Joan Laporta y los directivos culés todavía llevan las mascarillas de la campaña con el lema “Estimem el Barça”. La apuesta del abogado barcelonés y de sus colaboradores para recuperar las riendas de la entidad después de diez años a la sombra de Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu fue muy ambiciosa. Incluso absorbente. Por eso, el día en el que las urnas les dieron la llave para gobernar, la alegría merecida pasó por encima de los protocolos covid. Igual sucedió cuando, de madrugada, la candidatura cerró el aval bancario a pocas horas para la toma de posesión.

Laporta y su junta llevan en el palco prácticamente los mismos días que se pasaron convenciendo a los socios de las bondades de su proyecto. “Lo volveremos a hacer”, repetían en los actos de campaña, que empezaban y acababan con una tonada tan simple y efectiva como la pancarta del Bernabéu. Cien días después del éxito en unas elecciones que incluso movilizaron a Leo Messi, la nueva cúpula azulgrana ha cambiado la sobreexposición por el silencio, combina decisiones necesarias y sorpresivas, se esfuerza para enderezar la nave y ya ha celebrado títulos.

La capitana del Barça, Viky Losada, levantando la Champions en Göteborg.

Un triplete histórico

El Barça femenino, principal motor de alegría de la temporada

Laporta ya ha levantado unos cuantos campeonatos desde que se convirtió en presidente y este martes puede sumar otro si la sección de baloncesto se impone al Madrid en el Palau. El equipo femenino se ha apuntado un triplete, Champions histórica incluida. El balonmano también ha arrasado en todo lo que ha jugado. El primer título del nuevo presidente ha sido el único que este año ha celebrado el Barça de fútbol: una Copa del Rey. La Liga se escapó después de un final de curso lamentable. Y la Champions, mientras en los despachos todavía se defiende la Superliga de Florentino, es ahora mismo un objetivo que no está al alcance.

Koeman sí, Pimienta no

Continuismo en el banquillo del Camp Nou, cambio en el del Johan Cruyff

El éxito en la final de Sevilla contra el Athletic Club (4-0) ha sido la principal herramienta de Ronald Koeman para reivindicar su legado en el banquillo. A pesar de que Laporta le llegó a reconocer que le buscaba sustituto, el entrenador neerlandés fue ratificado. Finalmente, ni Xavi Hernández ni ninguna otra opción han convencido al presidente para pagar los 12 millones que costaba la indemnización del actual cuerpo técnico. En cambio, Francesc Xavier Garcia Pimienta no ha tenido tanta suerte. El preparador del filial dijo adiós hace unos días en el marco de la profunda reestructuración que la junta quiere hacer en el fútbol base, en la misma línea de los cambios de nombre que ha habido en otros departamentos deportivos y no deportivos de la institución (jurídico, financiero, CEO, seguridad, patrimonio, secciones, etc.).

Presentación del Kun Agüero.

Camino de los cuatro millones en indemnizaciones

Purga de los ejecutivos de confianza de la etapa Rosell-Bartomeu

El Barça de Laporta no ha tenido dinero para afrontar un cambio de ciclo en el banquillo, pero sí para facilitar el relevo en posiciones clave del día a día de la entidad. Decenas de despidos en diferentes áreas van camino de los cuatro millones de euros en concepto de indemnizaciones, un gasto que la junta prefiere hacer a corto plazo –a pesar de la mala situación económica– para que sean profesionales de su confianza los encargados de tutelar la reconstrucción del club. Los adioses más mediáticos han sido los del CEO Òscar Grau y el jefe de los servicios jurídicos, Román Gómez Ponti, los dos implicados en el caso Bartogate. También han salido el director corporativo, Jordi Joly, el jefe visible del Espai Barça, Bill Mannarelli, el jefe del área social, Pere Jansà, o el responsable de seguridad, Xavier de las Moras. En sus lugares ya toman decisiones Ferran Reverter, Ferran López o Maribel Meléndez. Por otro lado, después de cambiar sin hacer ruido el código ético de la entidad, Laporta ha facilitado la contratación de su hermana para el departamento de compliance y está a punto de patrocinar el regreso de su prima Marta Segú a la fundación.

Fichajes ‘low cost’

Sin salidas, no hay dinero para pagar a clubes y ofrecer grandes contratos

Mateu Alemany y Ramon Planes, que (con el asesoramiento de Jordi Cruyff) se encargan de la planificación deportiva, de momento han conseguido tres fichajes de bajo coste: Kun Agüero, Eric Garcia y Emerson Royal. Memphis Depay, que llegaría libre, puede ser el siguiente en ser oficial después de que el Barça haya hecho un esfuerzo extra para evitar la frustración que sufrió con Wijnaldum, que se marchó al PSG a ganar más dinero. Para corregir la falta de músculo financiero, una de las medidas que persigue la nueva gerencia es liberar algunas fichas con traspasos y cesiones. También quiere renegociar sueldos a la baja, incluido el de Leo Messi, que, a 15 días para que expire su compromiso, todavía no ha firmado la renovación. El argentino está jugando la Copa América y todo apunta a que no habrá firma hasta que acabe su participación en el torneo que se está celebrando en Brasil.

En manos de Goldman Sachs

El Barça necesita 500 millones para cumplir obligaciones a corto plazo

“Por cada 100 millones que liberemos podremos incorporar 25”, dijo Laporta en su primera rueda de prensa. El diagnóstico del mandatario patentiza la grave situación económica del club, que reclama una refinanciación de la deuda para evitar la quiebra en un contexto de falta de ingresos. Por eso la junta buscará en la asamblea de este domingo que los socios den luz verde a elevar el techo de endeudamiento por encima de los 500 millones. Goldman Sachs, junto con otros prestamistas, pagará la fiesta. En paralelo, Laporta y su junta confían en Àlex Barbany, jefe de la nueva área de ingresos, para encontrar dinero que permita hacer del Barça un proyecto sostenible. El patrocinio de Rakuten acaba en 2022 y con Nike hay una negociación pendiente. Puma, competidora de la textil norteamericana, está al quite para ofrecer una alternativa al club.

El Espai Barça, bajo sospecha

La junta descubre derroche y asume un largo exilio en Montjuïc

La banca de inversión norteamericana oxigenará al Barça a corto plazo y, en virtud de un acuerdo de la anterior junta, avanzará el dinero para hacer el Espai Barça, un proyecto que la junta de Laporta quiere reformular, entre otras cosas, porque tiene evidencias de derroche de recursos y sabe que las constructoras no podrán cumplir los plazos establecidos. Para tener un estadio nuevo lo antes posible, el mandatario ya ha negociado un exilio en Montjuïc con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

stats