Juegos Olímpicos de Tokio
Deportes 27/07/2021

Bofetadas en vano, la ambición de un refugiado o la lesión de Biles: los cinco anillos olímpicos del día

La cuarta jornada en Tokio depara también la primera medalla de oro para las Bermudas

3 min
Reyes Pla combatiente a la categoría de pesos pesados  de Tokyo 2020.

BarcelonaLa cuarta jornada de los Juegos Olímpicos de Tokio ha empezado con un hecho insólito: la primera medalla de oro para las Bermudas. Nunca antes este territorio británico con clima subtropical –y connotación textil: denomina unos polémicos pantalones cortos– había tocado la gloria olímpica. La triatlón femenina, disputada bajo la lluvia, ha coronado a Flora Duffy. No ha tenido tanta suerte la catalana Anna Godoy, que ha sido descalificada por vuelta perdida. Horas después, la tenista Naomi Osaka también ha dicho adiós a la cita olímpica en un torneo individual en el que resiste la gerundense Paula Badosa. No obstante, los focos sin duda los ha monopolizado Simone Biles, que aspiraba a la primera medalla de oro en la competición por equipos y ha abandonado por lesión, hecho que ha puesto la victoria en bandeja al equipo ruso.

Un oro menos

Biles se ha retirado de la final después del primer ejercicio, el de salto. La vigente campeona olímpica se ha marchado del escenario con el médico del equipo de los Estados Unidos y ha sido finalmente reemplazada por Jordan Chiles. La texana, una de las principales estrellas de los Juegos, se tiene que reservar para las finales individuales, en las que su participación dependerá de su estado físico. En las redes no ha tardado en abrirse el debate sobre si realmente se ha retirado lesionada o por una cuestión más relacionada con un bloqueo mental. El equipo norteamericano ha publicado un enigmático comunicado oficial argumentando un "problema médico", sin especificar el tipo. Sea cual sea, esperemos que Biles pueda seguir exhibiéndose.

Osaka, eliminada

No sabemos si Biles podrá aumentar su leyenda. En cambio, ya es seguro que una de las mejores tenistas del mundo, Naomi Osaka, no podrá colgarse una medalla. La anfitriona –encargada de encender el pebetero olímpico– ha caído en los octavos de final a manos de la checa Markéta Vondroušová (6-1 y 6-4). Su prematura eliminación ha sido toda una sorpresa y abre el camino del éxito a la gerundense Paula Badosa y a Garbiñe Muguruza, que han resuelto sus partidos y ya están en cuartos. Peor ha ido la cosa para la delegación española en dobles, que se ha quedado sin representantes. Especialmente dolorosa ha sido la eliminación de la pareja Muguruza-Suárez. La derrota significa el adiós de la canaria a unos Juegos Olímpicos.

Triplete de medallas olímpicas con 38 años

La buena noticia del día en clave olímpica estatal la ha protagonizado Maialen Chourraut. Espectacular el ejercicio de la veterana vasca en la final de K-1, su gran especialidad. Después del bronce de Londres y del oro de Río de Janeiro, la participante de más edad en las pruebas de piragua ha conseguido la plata en Tokio. "A Japón he venido sin la presión de Londres y Rio, que era la medalla de oro. Ahora ya me sentía orgullosa de mi trayectoria y esto me ha ayudado a conseguir la plata, un premio que no tenía. Todavía no me lo creo", ha manifestado después de bajar del podio que ha compartido con Ricarda Funk (oro) y Jessica Fox (bronce).

Un refugiado con ganas de oro

Emmanuel Reyes Pla ha ganado por KO a Vassiliy Levit, subcampeón olímpico en Rio 2016, y se ha clasificado para los cuartos de final de los pesos pesados de boxeo. El hispano-cubano, que dice que ha viajado a Tokio para ser campeón olímpico, está a un triunfo de entrar de pleno en la lucha por las medallas. La historia de este luchador es de película. Quería reunirse con unos familiares que vivían en La Coruña y, para poder entrar en España, antes tuvo que pasar por Bielorrusia, Rusia, Austria, Francia y Alemania. "Hemos venido a arrancar cabezas", ha explicado después del triunfo. No hablaba en sentido literal, claro.

Dos bofetadas que no han servido para nada

Un impacto de Reyes Pla ha dejado KO a su rival en los octavos de final. De esto se trata el boxeo: de repartir de forma noble. En cambio, fuera del ring, las sopapos tienen mucho menos sentido. Que se lo digan, si no, a la judoka alemana Martyna Trajdos, que ha recibido dos bofetadas de su preparador antes de enfrentarse a la húngara Szofi Özbas. El curioso método para espabilarla antes de competir no ha funcionado. Trajdos ha caído en los decimosextos de final.

stats