Futbol
Deportes 31/07/2021

Un final alocado y bastante sufrimiento: el camino de la España de Pedri para estar en las semifinales (5-2)

En dos minutos el combinado olímpico estatal ha pasado de estar fuera de los Juegos a forzar la prórroga y acabar superando a Costa de Marfil

4 min
España supera Costa de Marfil y ya es a las semifinales

A pesar de que en un partido de fútbol es importante entrar con buen pie, lo más importante es cómo se acaba. La selección española olímpica ha empezado perdiendo contra Costa de Marfil y ha visto como en menos de diez minutos también se ha quedado sin Òscar Mingueza. El futbolista azulgrana, que volvía a jugar después de hacerse una contractura en el bíceps femoral en el primer partido de los Juegos, se ha resentido de su lesión apenas empezar y el madridista Vallejo, más central que lateral, lo ha sustituido al carril derecho. Pero, a pesar de perder por lesión un jugador tan pronto y ver cómo encajaba un gol a los diez minutos, el combinado estatal se ha rehecho para empatar en un duelo que todavía se reservaba un giro final alocado. En el minuto 90 los africanos se han avanzado de nuevo, pero ni un minuto después, en la primera pelota que ha tocado Rafa Mir, España ha vuelto a empatar un duelo que se ha acabado decidiendo en la prórroga con un gol de penalti de Mikel Oyarzabal y dos dianas más de Mir (5-2). Ahora se enfrentarán en las semifinales con el ganador del duelo entre los anfitriones, Japón, y Nueva Zelanda.

El gol tempranero del conjunto africano ha sido obra del central del Manchester United y ex del Villarreal y del plantel del Español Eric Bailly. El defensor marfileño ha culminado con un remate tan poco ortodoxo como efectivo un servicio de córner en que ha sabido superar la marca de los defensores Eric García y Pau Torres (0-1, 10'). Esto ha generado unos minutos de imprecisión en las filas del equipo dirigido por Luis de la Fuente, sin embargo, poco a poco, se han ido recuperando y han empezado a dominar la pelota.

El dominio, aún así, si bien dejaba buenas sensaciones, no se traducía en ocasiones claras hasta que el catalán Dani Olmo, más pícaro que nadie, ha conseguido empatar el partido cuando apenas se cumplía la media hora de juego. El jugador del RB Leipzig ha ido a buscar una centrada en el segundo palo y, a pesar de que el defensor Wilfred Stephane Singo tenía la posición ganada, Olmo ha aprovechado la cesión del futbolista con el pecho hacia su portero para anticiparse en cuestión de segundos y enviar la pelota al fondo de la red con la punta del pie (1-1, 30').

El gol ha espoleado el combinado estatal, sin embargo, a base de momentos puntuales de arrebato que nacían, sobre todo, en centradas laterales, el portero Unai Simón se ha tenido que lucir desviando un potente remate desde el corazón del área de Youssuf Dao. España se reharía de este susto y Pedri, con un remate mordido por encima del larguero, y Oyarzabal, con un gol anulado por fuera de juego, han vuelto a acercar a España la sensación de peligro.

En la reanudación, continuaría la tónica de los últimos minutos del primer tiempo, con el conjunto de De la Fuente dominando la pelota, intentando construir ocasiones a base del triángulo que formaban Dani Olmo, Juan Miranda y Pedri combinando en el lado izquierdo, mientras Costa de Marfil se defendía firme, sin dudas, y esperaba su momento para contraatacar. A pesar de que el signo del marcador no volvería a cambiar hasta llegar al minuto 90, el madridista Marco Asensio habría podido vestirse de goleador, pero su remate, después de un error del portero rival, ha acabado en el larguero.

Final alocado

El momento más loco del partido llegaría en el minuto 90. El fútbol es un deporte en que los minutos pueden avanzar sin que pase nada y, de golpe, marcar el destino de un equipo en cuestión de un par de minutos. En una jugada aislada, Max Gradel se ha enviado un latigazo que, con suerte porque lo ha desviado ligeramente Vallejo y lo ha engañado Unai Simón, ha acabado con el gol de Costa de Marfil (1-2, 90'). De la Fuente ha hecho entrar el corpulento ariete Rafa Mir (1,91 metros) y en menos de dos minutos su plan ha funcionado. Centrada en el corazón del área de los africanos a la desesperada y, después de un despiste defensivo, Mir ha recogido la pelota para empatar y forzar la prórroga en un partido que parecía perdido (2-2, 92').

¿Recuerdan cómo empezaba esta crónica? Afirmando que si bien es importante empezar con buen pie, más lo es acabar con acierto. Bailly, que ha iniciado el partido con un gol, ha acabado cometiendo en la prórroga un penalti que, después de la magnífica ejecución de Oyarzabal, supondría que España se avanzara por primera vez en el marcador (3-2, 98'). El colegiado ha tenido que ir al monitor a revisar la pena máxima antes de silbarla, pero el central del Manchester United había bloqueado un remate de Pau Torres con el puño en alto, como si fuera Superman, y había desviado la pelota con el brazo. Todavía quedaban minutos para el final del tiempo extra, pero la calma llegaría de nuevo, de las botas de Rafa Mir, que con un potente chute cruzado ha sentenciado el partido (4-2, 117') y, después, ha cerrado el partido con una nueva diana del delantero murciano (5-2, 121'). A pesar de sufrir, la selección española del incombustible Pedri ya está dentro de la lucha por las medallas.

stats