Deportes 04/02/2021

La primera noche redonda (y ya tocaba) de Griezmann: los apuntes en caliente del Granada-Barça

El francés, decisivo por primera vez para conseguir un objetivo de los azulgranas

3 min
Griezmann, Messi con Puig y Alba celebrando uno de los goles

BarcelonaPor fin, Antoine. El Barça necesitó épica y una prórroga para superar al Granada y seguir con opciones en la Copa, el título más asequible del curso. Pero, si el fútbol hubiera sido justo, los azulgranas tendrían que haber goleado en tierras andaluzas. En condiciones normales, veinte chuts a portería, tres pelotas al palo, dieciocho córners a favor (y ninguno en contra) y más de mil pases suelen acabar en paliza. Por eso tiene todavía más mérito que el equipo resistiera para empatar y se sobrepusiera en el tiempo extra al penalti inexistente de Dest. La reacción está en la eterna voluntad de Messi, en la sorpresiva contribución goleadora de Jordi Alba y sobre todo en la persistencia de Griezmann, que por fin fue decisivo cuando el Barça más lo necesitaba. El francés no se rindió ni cuando Escandell, antes de la remontada, le sacó una chilena que habría dado la vuelta al mundo. Se levantó, anotó dos goles importantísimos y regaló una asistencia de auténtico lujo.

Un trío para soñar. La remontada para entrar en las semifinales de la Copa tuvo, claro, aportación realizadora de De Jong, que se ha erigido como un rematador más desde que Koeman se ha pasado felizmente al 4-3-3. El holandés y Pedri ya son indiscutibles en los interiores del Barça. Cuando uno templa, el otro se atolondra. Messi disfruta teniéndolos cerca y Busquets, titularísimo por delante de Pjanic, les guarda la espalda desde el pívot. El canario y De Jong representan el futuro en el Camp Nou, pero no están solos. Riqui Puig, otro persistente, los quiere acompañar. El de Matadepera sumó circulación e ideas en el Nuevo Los Cármenes cuando todo estaba perdido.

Una imagen dolorosa. Los problemas físicos de Lenglet volvieron a llevar a Umtiti a la titularidad. A priori, todo el mundo estaba tranquilo con la continuidad en el once del ex del Lyon, que contra el Athletic hizo un partido notable y en Granada tenía que seguir acumulando buenas sensaciones después de muchos meses de devaluación. "¿Y si Umtiti recupera su nivel?", se preguntaban los últimos días los culés más optimistas. La respuesta del implicado sobre el césped fue muy dura. Big Sam fue el responsable directo de los dos goles del Granada, primero en una mala salida por favorecer a Kenedy y después poniendo una alfombra para que Soldado hiciese el 2-0. Horrible ver a un campeón del mundo superado tan de largo por un veterano de segunda fila. Que no se tenga que arrepentir demasiado el Barça por no haber avanzado la llegada de Eric García.

Mal rollo bajo palos. Koeman se atrevió con Neto en el Nuevo Los Cármenes. Cuando todo el mundo esperaba que el brasileño repetiría titularidad en la Copa contra el Granada, fue Ter Stegen el escogido bajo palos. La medida sorprendió a todo el mundo, incluido el alemán, pero vuelve a demostrar que el entrenador no es precisamente fan de Neto, a quien relegó también en la Supercopa de España después de que la gestora le negara la salida al mercado de invierno. Vista la secuencia, el ex del Valencia tiene motivos para estar molesto. Esto no quita, sin embargo, que su rendimiento no haya pasado de funcionarial desde que el Barça lo intercambió hace un año y medio por Cillessen, a quien la cosa no le ha ido mucho mejor en Mestalla. Una operación redonda, sin duda.

stats