Deportes 05/03/2021

La sombra de Societat Civil Catalana también aparece en el Barçagate

Dinero del club destinado a controlar las redes acabó en una empresa cercana a esta asociación

3 min
La Polícia nacional, a las oficinas del Barça

BarcelonaLos Mossos d'Esquadra creen que queda demostrada la administración desleal de Josep Maria Bartomeu relacionada con el caso Barçagate, pero siguen investigando por qué razón se pagó una cifra de dinero tan elevada a I3 Ventures. Sospechan que “directivos, administradores, trabajadores o colaboradores” habrían podido percibir “contraprestaciones” por adjudicar los contratos a esta compañía. Si una línea de investigación es saber si los protagonistas del presunto delito lo habrían cometido por intereses personales, una segunda línea tendría una interpretación política.

Según explicó la cadena SER, parte del dinero de este caso habría podido servir para financiar Societat Civil Catalana (SCC). La empresa I3 Ventures, la encargada de realizar los supuestos servicios de monitorización de las redes para el Barça ingresó todos los pagos a Telampartner durante el año 2018, tal como consta en el sumario del caso. Concretamente, traspasó 163.350 euros, la misma cifra que había recibido del Barça por sus servicios. Telampartner es la empresa que inicialmente había puesto en contacto al club azulgrana y I3 Ventures en 2017, puesto que parte de sus servicios es facilitar la entrada de empresas extranjeras, como I3 Ventures, al mercado español. “Nuestra implicación fue meramente la de introducción comercial”, defendió esta empresa en un comunicado, y añadió que no habían cometido “ninguna irregularidad”. Con todo, los Mossos no tienen claro el motivo por el cual Telampartner recibió estos pagos cuando ya había hecho su trabajo inicial.

El CEO de esta empresa es Jaime Malet, cargo que combina con la presidencia de la Cámara de comercio de los Estados Unidos en España, un empresario que se ha posicionado abiertamente en contra del Procés. De hecho, Malet fue miembro de la Fundación Joan Boscà, una entidad nacida en 2014 para combatir el soberanismo y muy vinculada a Societat Civil Catalana. En un breve comunicado, SCC negó esta información y afirmó que “esta conjetura es completamente falsa y totalmente alejada de la realidad”.

Los Mossos d'Esquadra, en su informe, admiten que “se desconoce el concepto concreto del asesoramiento realizado supuestamente por Telampartner, puesto que en las transferencias hechas tan solo constan el número de la factura y el importe del pago, que coincide en gran manera con la transferencia previamente recibida del Barça y en la mayoría de casos son idénticas”. I3 Ventures y Telampartner fueron las dos empresas que los Mossos registraron el lunes y donde encontraron pruebas documentales de que no habían conseguido en un primer registro realizado en las oficinas del club en julio. De hecho, el ex presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, habría admitido a su junta la lectura política del caso, a pesar de que sin referirse directamente a SCC. “Bartomeu nos dijo que alguien cercano a Soraya Sáenz de Santamaría le recomendó la contratación de I3 Ventures después del 1 de octubre del 2017. Tanto yo como varios directivos pensamos que nos estaba tomando el pelo cuando nos explicó que había contratado esta empresa a instancias del entorno al PP”, ha admitido esta semana el ex vicepresidente culé Emili Rousaud, uno de los seis directivos que presentó la renuncia después de tener conocimiento del Barçagate. Lo siguieron cinco compañeros más: Maria Teixidor, Silvio Elías, Jordi Calsamiglia, Josep Pont y Quique Tombas. 

El entorno de los cuatro implicados (Bartomeu, Jaume Masferrer, Román Gómez-Ponti y Òscar Grau) ha explicado al ARA que la vinculación del Barça con SCC es falsa y que se ha filtrado interesadamente para influir en el resultado de las elecciones a la presidencia de la entidad de este domingo.

Presiones a Noelia Romero

Todo ello mientras se van conociendo más detalles del caso. Tal como explicó el ARA el jueves, Bartomeu intentó evitar que la entonces responsable de cumplimiento normativo del club, Noelia Romero, pudiera hacer un informe independiente sobre el caso. “Te pido que me informes inmediatamente de la existencia o no de alguna investigación por tu parte en relación a la monitorización de las redes sociales”, escribió Bartomeu a Romero, puesto que “de forma sorpresiva, diferentes trabajadores del club se han dirigido a mí para informarme que se han reunido contigo o los has emplazado a reunirse contigo para hablar de una investigación en marcha que desconozco totalmente”. Romero sería despedida tres días después de presentar un informe crítico con la gestión de Bartomeu.

stats