Energia
Economía 02/06/2022

Los carburantes han subido más que el petróleo desde el inicio de la guerra en Ucrania

El nuevo récord del precio de la gasolina neutraliza tres cuartas partes de la bonificación del gobierno

2 min
Un usuario poniendo gasolina en una gasolinera  de Barcelona.

BarcelonaEl precio de la gasolina marcó la última semana un nuevo récord, 1,968 euros el litro, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Un precio, sin embargo, que no es el que pagan los consumidores, puesto que dentro del plan de choque por la guerra hay una bonificación de 20 céntimos por litro, de los cuales 15 céntimos los aporta el gobierno español y 5 céntimos las petroleras.

El ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha anunciado que alargará la medida hasta septiembre . No obstante, tres cuartas partes de esta bonificación ya están neutralizadas por el aumento constante del precio de este combustible. De hecho, con la bonificación el precio del litro de gasolina –lo que paga realmente el consumidor– se sitúa en 1,768 euros el litro, apenas cinco céntimos más barato que la última semana de marzo, justo antes de que se empezara a aplicar esta bonificación. Es decir, un 75% de la bonificación ya la ha absorbido la subida del precio del combustible desde que entró en vigor.

Evolución de los combustibles desde el inicio de la guerra
Variación respecto al dato del 28 de febrero del 2022 = 100

La gasolina suma ya seis semanas seguidas de escalada de precio. La última semana se encareció un 1,44% en comparación con la semana anterior. En cambio, el precio del gasóleo se situó la última semana en 1,852 euros el litro. Por tercera semana seguida este combustible ha bajado (un 0,8% en comparación con la semana anterior) y consolida la tendencia a mantener un precio inferior al de la gasolina, después de que desde finales del mes de marzo hasta comienzo del mes de mayo el diésel, por primera vez en la historia, tuviera un precio superior al de la gasolina de 95 octanos.

Este sorpasso que hizo el diésel a la gasolina se explicaba por la guerra de Ucrania , puesto que algunos países europeos no solo tenían mucha dependencia del crudo ruso, sino también de algunos productos refinados, especialmente el gasóleo, lo cual provocó unas semanas de escasez hasta encontrar nuevos proveedores de diésel.

Efecto cohete-efecto pluma

Desde el inicio de este año 2022 la gasolina se ha encarecido en España un 33%, y el gasóleo un 37,5%. Unos aumentos inferiores al aumento de la materia prima para obtenerlos, el petróleo, que ha subido un 64,6%. Pero el fuerte aumento del precio del petróleo ya empezó antes del inicio de la guerra en Ucrania, mientras que en el caso de los carburantes, que ya tenían una tendencia de precios a la alza, el encarecimiento se disparó a partir del estallido del conflicto armado. Así, desde el inicio de la guerra el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, ha subido un 21,7%, mientras que la gasolina se ha encarecido un 22,3% y el gasóleo un 23,7%.

Los aumentos, como se puede ver en el gráfico, corroboran el famoso efecto cohete-efecto pluma, según el cual cuando el petróleo sube de precio, el incremento se traslada de forma casi inmediata a los carburantes, mientras que cuando el precio del petróleo baja, el descenso tarda mucho más en trasladarse al precio de la gasolina y el diésel.

stats