Industria
Economía 09/09/2022

Catalunya redobla el compromiso con la industria: 3.200 millones hasta el 2025

Govern y agentes sociales firman el nuevo pacto nacional del sector para situarlo en el 25% del PIB

3 min
Firma del Pacto Nacional para la Industria  2022-2025.

BarcelonaGovern y agentes sociales (Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT) han firmado este viernes el Pacto Nacional para la Industria, que tiene como principal objetivo elevar hasta el 22% en 2025 y al 25% en 2030 el peso en el PIB del sector industrial, cuando ahora apenas llega al 20%. Para conseguirlo, el Govern tiene prevista una inversión superior a los 3.270 millones de euros, un 77,3% más que en el anterior pacto, del periodo 2017-2020. Un 42% de los recursos los aportará directamente el departamento de Empresa y Trabajo a través de sus presupuestos. De hecho, el pacto prevé una inversión de 2.817 millones, con la esperanza de arañar más de 400 millones de los fondos europeos para superar los 3.200 millones.

El pacto prevé 152 medidas concretas en cinco grandes ámbitos temáticos para el periodo 2022-2025. Un sistema que permitirá valorar su cumplimiento, a diferencia del pacto anterior, en el que solo se valoraba el cumplimiento presupuestario. Además de la inversión de 3.000 millones del Govern, el pacto prevé una línea de 470 millones de euros destinados a la financiación en forma de préstamos .

El acto de firma se ha hecho en el DFactory de la Zona franca, presidido por el president de la Generalitat, Pere Aragonès, con intervenciones del conseller de Empresa, Roger Torrent, la directora general de Industria, Natàlia Mas, los presidentes de las patronales Foment del Treball y Pimec, Josep Sánchez Llibre y Antoni Cañete, respectivamente, y los secretarios generales de CCOO y UGT de Catalunya, Javier Pacheco y Camil Ros. Todos ellos han destacado la importancia del acuerdo, que ha tardado un año en cerrarse y que pretende superar el pacto anterior (2017-2020), que no logró sus objetivos. Además, han destacado la resiliencia que da como país tener un sector industrial fuerte en situaciones de crisis como el actual. Aragonès ha destacado que se trata de "un acuerdo de país" en un contexto en el que hace falta "atender las urgencias del momento, pero también pensar en los cambios estructurales".

Los objetivos del pacto se han trazado con la tarea de cinco grupos de trabajo, formados por representantes del Govern y de los agentes sociales. También se ha contado con las aportaciones a través de la mesa del pacto de los representantes de los grupos parlamentarios, colegios profesionales, asociaciones municipalistas, universidades, cámaras de comercio, cooperativas y centros tecnológicos.

El plan se propone aumentar el peso de la industria en la economía mejorando en un 3% la productividad, producir de manera más sostenible, aumentar la electrificación de la industria hasta el 42,4% y quadruplicar el presupuesto de la Generalitat en innovación industrial. También se buscará aumentar el número de empresas exportadoras y las exportaciones industriales de Catalunya hasta los 90.000 millones de euros. Uno de los aspectos será promover la inversión industrial, para que el empleo en este sector sea de más calidad, para lograr la cifra de 510.000 personas afiliadas a la Seguridad Social de industria.

Cinco ámbitos de actuación

Los cinco grandes ámbitos en los que se estructura el Pacto Nacional para la Industria son: sostenibilidad, energía y economía circular; digitalización, industria 4.0, innovación e internacionalización; empleo de calidad, condiciones de trabajo y formación de las personas trabajadoras en la industria; infraestructuras y suelo industrial; y financiación y dimensión empresarial.

Entre algunas actuaciones directas del pacto se destacan, por ejemplo, el impulso del valle del hidrógeno (20 millones de euros), el plan de impulso de las energías renovables (60 millones), el plan de atracción de nuevos elementos de la cadena de valor estratégicos (103 millones), el Digital Innovation Hub de Catalunya (60 millones), el apoyo a la I+D de alto riesgo tecnológico (40 millones), la formación profesional ocupacional dual (39 millones), la formación no formal (42,7 millones), la terminal multimodal y autopista ferroviaria al puerto de Barcelona (30 millones), la conectividad de alta capacidad a zonas de actividad económica (233 millones), suelo industrial (21,9 millones), coinversión en empresas industriales con proyectos innovadores de alto valor añadido en fase de expansión (40 millones) y los préstamos de impulso industrial tanto para pymes como para grandes empresas para financiar inversiones a diez años y circulando a cinco años.

stats