Automoción
Economía 12/01/2022

La crisis de los chips impide a Seat lograr los niveles prepandemia

Las ventas de 2021 fueron un 18% inferiores a las de 2019 y la producción un 28,4% más baja

2 min
La fábrica de Seat en Martorell.

BarcelonaEl 2021 fue para Seat un año mejor que el 2020, que quedó marcado por la pandemia. Pero, a pesar de la demanda de coches, la denominada crisis de los microchips –la escasez de semicondutores en el mercado– ha impedido que la marca de Martorell lograra las cifras prepandemia. Cierto es que el 2019 fue un año récord para Seat, con 574.100 coches vendidos y 592.019 unidades producidas.

Según los datos publicados este martes por Seat, el 2021 se cerró con 470.500 cotxers vendidos, un 10,3% más que en 2020, y 423.888 coches fabricados, un 4,2% más que el año anterior. Pero si las cifras se comparan con las de 2019, el año anterior al estallido del covid, las ventas fueron un 18% inferiores y la fabricación cayó un 28,4%.

El impacto es importante. Seat reabrió la fábrica este lunes, pero durante el 2021 ha parado la producción varias veces por la falta de microchips. Un hecho que ha afectado a la producción y las ventas precisamente cuando la demanda sí ha recuperado los niveles prepandemia, según la compañía. El presidente de Seat, Wayne Griffiths, lo ha lamentado: "El 2021 no ha sido el año que esperábamos". Griffiths destaca que, "después de trabajar mucho para combatir los efectos de la crisis del covid-19", su actividad se ha visto "gravemente afectada por la falta de semiconductores". El primer ejecutivo de la empresa asegura que "la demanda de los modelos de Seat y Cupra ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia" pero que la escasez de semiconductores está creando "frustración" entre los clientes por los "largos plazos de entrega".

El presidente de Seat cree que habrá un restablecimiento progresivo del suministro de chips y que se podrá estabilizar la producción de coches durante el 2022.

Más Cupra y más electrificados

La apuesta de Seat por la segunda marca, Cupra, y por la electrificación de la gama parece que empieza a dar sus frutos. Las ventas de Cupra aumentaron un 189,4% en 2021, hasta las 79.300 unidades, mientras que las ventas de la marca Seat bajaron un 2% y se quedaron en las 391.200 unidades.

Las ventas de coches eléctricos y híbridos enchufables (que incluyen las dos marcas) se multiplicaron por cuatro y pasaron de 14.700 unidades en 2020 a 60.600 en 2021. En el caso de Cupra, el 41% de las ventas el último año fueron de modelos electrificados, con el Formentor como gran motor, pero con una buena respuesta del Born, el primer modelo totalmente eléctrico de la marca, que salió a la venta en noviembre y ya se han entregado 3.300 unidades.

Por mercados, Alemania continúa siendo el primero. Seat vendió 104.100 coches, un 5% menos que el año anterior. El segundo mercado continúa siendo España, donde la empresa vendió 81.800 coches, un 11,5% más que el año anterior. En el Reino Unido las ventas lograron las 50.700 unidades (un 11,2% más), en Francia las 31.200 (un 14% más) y en Italia las 27.600 (un 24,6% más). Las ventas también crecieron de forma importante en México (20.900 coches, un 39,3% más), Turquía (12.700 coches, un 10,3% más) e Israel (12.600 coches, un 20,6% más).

stats