Economía 28/09/2021

ERTE hasta el 28 de febrero de 2022

Gobierno y agentes sociales llegan a un acuerdo para prorrogar los expedientes

4 min
Los ministros José Luis Escrivá y Yolanda Díaz en la presentación del último acuerdo para prorrogar los ERTE .

BarcelonaUna vez más, el diálogo social ha fructificado a última hora. El gobierno español y los agentes sociales han llegado a un acuerdo para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 28 de febrero de 2022. El texto final, que ha recibido bastantes modificaciones respecto al texto presentado este domingo, ya tiene el visto bueno de las organizaciones sindicales UGT y CCOO, que valoran muy "positivamente" el texto planteado por el gobierno español, asó como de las patronales CEOE y Cepyme que a última hora de la noche lo han consultado y ratificado con sus órganos de dirección. Está previsto que el gobierno español los apruebe en el consejo de ministros de hoy martes.

Los ERTE actuales –que caducaban el jueves 30 de septiembre– se prorrogarán hasta el 31 de octubre con las mismas condiciones, como se pactó el viernes en la mesa. Después, a partir del 1 de noviembre, entrarán en vigor unos nuevos ERTE hasta el 28 de febrero del 2022, es decir, un mes más de lo previsto inicialmente.

Se ha optado por este mes de impasse en octubre para que las empresas tengan tiempo de solicitar los nuevos ERTE, ya que la prórroga, a diferencia de la última vez, no será automática. Las empresas que lo deseen tendrán que volver a realizar el trámite burocrático ante la administración, que deberá contestar en un término fijo de algunos días. En última instancia, el silencio burocrático será positivo; es decir, en caso de que la administración no conteste la solicitud, las empresas podrán dar la petición como aceptada, según han confirmado fuentes de la negociación al ARA. A partir de noviembre, sin embargo, las condiciones cambian y entran en vigor los nuevos expedientes.

Formación a los trabajadores

Hasta ahora, el escollo principal para sacar adelante el nuevo ERTE ha sido la vinculación de las exoneraciones a la formación de trabajadores. A pesar de que a lo largo de la negociación había levantado recelos en todos los agentes sociales, finalmente el gobierno ha mantenido la propuesta de ofrecer exoneraciones a la Seguridad Social de mayor cantidad a las empresas que formen a sus trabajadores suspendidos de trabajo.

El último texto recoge dentro de los ERTE de limitación de actividad exenciones del 40% para empresas de más de diez trabajadores que no ofrezcan formación a sus empleados y del 80% si imparten acciones formativas. Para poderse acoger a estas exenciones de cuotas, las empresas tendrán que dedicar 30 horas a acciones formativas en el caso de tener entre 10 y 49 trabajadores y 40 horas si tienen plantillas más grandes. Para las empresas más pequeñas (de menos de diez trabajadores), las exoneraciones llegarían al 50% sin formación y al 80% con formación. En los ERTE de impedimento de actividad, las exoneraciones para todas las empresas serían del 100% en todos los casos, según la propuesta planteada por el gobierno.

En este nuevo acuerdo, la protección por desempleo de los trabajadores en ERTE se mantendrá en el 70% de la base reguladora, como hasta ahora. El texto final acordado incluye como novedad la ampliación del contador a cero del paro hasta el 31 de diciembre de 2022; es decir, que el tiempo que el trabajador consuma de su prestación de desempleo no computará si se produce un despido antes de esta fecha. Además. según apuntan fuentes sindicales, se mantiene la prohibición de despedir por parte de las empresas durante seis meses después del ERTE, así como hacer horas extra o contractar nuevos trabajadores si dentro parte de la plantilla está en ERTE. Asimismo, el gobierno español y los agentes sociales también han acordado un ERTE específico para las Islas Canarias, que se aplicará a todas las empresas afectadas por el volcán de La Palma.

Autónomos

El ministerio de la Seguridad Social ha aceptado mantener hasta febrero de 2022 las ayudas para los trabajadores autónomos con bajos ingresos, que el ministerio liderado por José Luis Escrivá ha pactado con ATA, UPTA y Uatae. Los beneficiarios tendrán que acreditar unos ingresos inferiores al 75% de l salario mínimo interprofesional y el importe de la ayuda equivale al 50% de la base de cotización. En estos momentos, las organizaciones calculan que son 141.000 trabajadores por cuenta propia los que reciben esta ayuda extraordinaria.

Negociación

De hecho, La vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este lunes que cree que el último documento presentado ayer por el ejecutivo en la mesa del diálogo social con patronales y sindicatos "acerca mucho las posiciones". El gobierno central propuso a los agentes sociales un nuevo esquema en el que se ofrecen más exoneraciones de los pagos a la Seguridad Social a las empresas que inviertan en formación para los trabajadores en ERTE.

"Estamos trabajando y llevamos todo el fin de semana haciéndolo para cerrar un acuerdo y el último documento acerca mucho las posiciones", ha explicado la ministra en una entrevista a la Cadena SER en las Canarias. "Optamos por dar formación a empresas que superen los 10 trabajadores para no solo defenderlos, sino recalificarlos por si fuera necesario tener una pasarela hacia otros sectores productivos", ha remarcado.

stats