Economía 16/03/2022

EE.UU. declara la guerra a la inflación y empieza a subir los tipos de interés

La Reserva Federal avisa de que la invasión de Ucrania añadirá "más presiones inflacionistas"

3 min
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, en una imagen de archivo.

Estados Unidos ha empezado su batalla contra la inflación, que en la primera potencia mundial está al nivel más alto desde hace exactamente 40 años. La Reserva Federal, el banco central del país, ha anunciado hoy la primera subida de los tipos de interés desde 2018. En concreto, los ha situado en el 0,5%, un cuarto de punto por encima del nivel que tenían hasta ahora.

En un comunicado, la Fed ha afirmado que la invasión de Rusia en Ucrania está generando unas dificultades humanas y económicas "tremendas" y que las implicaciones para la economía de EE.UU. todavía son "muy inciertas". Ahora bien, su pronóstico es que a corto plazo este conflicto generará "presiones adicionales" a la inflación. La guerra, pues, refuerza la necesidad de actuar. En febrero, la inflación ya estaba en el 7,9% en EE.UU.. Y lo que es más sorprendente: la inflación subyacente (que excluye los alimentos y la energía, que tienen un precio más variable) está en el 6,4%.

La subida de los precios en las principales economías
Variación respecto a enero de 2019

En Europa, a pesar de que la tendencia también es al alza como están notando los ciudadanos a la hora de ir a comprar, los precios no están tan arriba. La inflación está al 5,8% y, en el caso de la subyacente, al 2,9%.

LAS CLAVES

1. ¿Por qué ha subido los tipos de interés la Reserva Federal?

Porque la inflación se ha descontrolado en los Estados Unidos. Hacía 40 años que los precios no crecían un 7,9% interanual en aquel país. Quizás todavía sorprende más que, si miramos la inflación subyacente (que excluye los precios de la energía y los alimentos, que son más variables), también está excepcionalmente alta, en el 6,4%, concretamente. Esto indica que la subida de la inflación no responde a una situación temporal del precio del petróleo o el gas, por ejemplo, sino que la inflación es estructural y muy extendida a todos los productos. 

2. ¿Por qué es importante esta decisión?  

Porque señala el inicio de la actuación de los bancos centrales del mundo contra las consecuencias económicas de la reactivación pospandemia. El covid paró la actividad económica de todo el mundo y, cuando se reinició, los precios se dispararon. Los bancos centrales afirmaron que esto era una subida temporal lógica después de la caída del covid. Pero el paso del tiempo no ha relajado los precios, sino al contrario. La tendencia ha seguido al alza y la invasión de Rusia a Ucrania lo ha acabado de empeorar.

3. ¿Qué consecuencias tiene para los ciudadanos que los tipos de interés suban? 

Todas las decisiones tienen cosas buenas y malas. Si empezamos por las segundas, una subida de tipo de interés encarece el acceso al crédito: pedir un préstamo al banco (como por ejemplo una hipoteca) pasa a ser más caro. Esto enfría la actividad económica y, en última instancia, los precios, que es lo que quiere el banco central en una situación como la actual. Las consecuencias positivas de una subida de tipo es que tener el dinero en el banco (en definitiva, ahorrar) es más rentable, puesto que las entidades lo retribuyen más. Por lo tanto, esta decisión puede ser buena para aquellos que quieren ahorrar pero, en cambio, penaliza a los que están a punto de pedir una hipoteca o tienen una a tipo variable.

5. ¿Y Europa qué hará? ¿Subirá los tipos también?  

De momento no está claro. La Fed ya había indicado que lo haría, mientras que el BCE no lo ha dicho explícitamente. Dependerá de cómo evolucionen los precios, pero si no se para la escalada actual se podría ver abocada a ello.

stats