Economía 20/04/2021

Endesa invertirá 43 M€ en Barcelona para mejorar el servicio

La eléctrica pacta con el Ayuntamiento incrementar un 30% las inversiones después de los apagones del invierno

3 min
Imatge de una subestación al Arrabal.

BarcelonaEndesa y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado un plan de inversión para mejorar la calidad del suministro eléctrico en la ciudad, después de las incidencias y los apagones que se produjeron en los meses de diciembre y enero. La compañía eléctrica invertirá este año en la red barcelonesa 43,2 millones de euros, un 30% más que el año pasado, según ha informado la compañía.

De estos, 15,8 millones corresponden al mantenimiento ordinario, y 27,4 millones irán específicamente a reforzar la red eléctrica de la ciudad y conseguir que sea más fiable y robusta. Esta inversión específica irá destinada especialmente a la red de baja tensión, la más cercana a los consumidores. En el caso de las redes de tensión mediana y baja, las inversiones aumentarán un 60%.

Endesa ha compartido y acordado este denominado Plan de Ciudad con el Ayuntamiento de Barcelona en el marco de la mesa de trabajo creada con el consistorio a finales de enero. El plan tiene como objetivos la construcción y renovación de infraestructuras eléctricas en las redes de alta, media y baja tensión, así como asegurar la calidad con el despliegue de planes de mantenimiento en cada uno de los distritos, con actuaciones estructurales en la red de media tensión (como la renovación y ampliación de centros de transformación o el tendido de cableado subterráneo), la automatización y la digitalización de la red (cosa que permite reducir el tiempo de afectación a los clientes cuando se produce una incidencia, sea cual sea la causa), y la ampliación de la red de baja tensión.

A pesar de que la compañía asegura que la disponibilidad de su red en la ciudad de Barcelona fue del 99,992% el año pasado, reconoce que entre mediados de diciembre y finales de enero se produjeron incidencias que afectaron a zonas concretas de la capital catalana. Algunas de las obras ya están en curso, como las del barrio del Raval en el entorno de las calles de Sant Antoni Abat, Salvador y Cendra, así como el Passatge Bernadí Martorell y la calle Hospital. Con todo, la compañía asegura que se actuará en toda la ciudad y se invertirán más de tres millones en la red de baja tensión con la intervención en 164 puntos.

Principales actuaciones

Entre las principales actuaciones del plan hay, en la alta tensión, la renovación del cableado subterráneo que une las subestaciones de Sants, Hostafrancs y Mata, así como el del tramo final que une Collblanc con les Corts. También incluye una derivación en la nueva subestación del Barcelona Supercomputing Center, de Collblanc, con una línea de 110 kV ya existente y la renovación tecnológica de la red entre las subestaciones de Carles III y Facultats. También se seguirán sectorizando e ignifugando subestaciones, se instalarán más sistemas para hacer termografía y sensores para controlar la temperatura, y se actualizarán sistemas contra incendios, entre otros.

En media tensión se prevé la renovación y ampliación de 271 centros de transformación, así como el cambio de transformadores de 11 a 25 kV, que tienen más capacidad de transformación. También destaca el tendido de más de 27 kilómetros de líneas de media tensión.

En baja tensión ya se han hecho, en una primera fase, actuaciones inmediatas en zonas concretas de la ciudad, que finalizaron a finales de enero. Durante la primera mitad del año se ejecutarán una segunda y una tercera fase para reforzar, ampliar y mallar todavía más la red de baja tensión. Además, se impulsará la introducción o incremento de nueva tecnología, con la automatización de la red de media tensión con 340 nuevos sistemas de telecomandamiento. La previsión es tener automatizadas un 34% de las instalaciones.

También se actuará en la automatización de la alta tensión en subestaciones, con actuaciones en el centro de reparto de Lesseps y en las subestaciones de Collblanc, Mata, Valldonzella y Penitents, además de las subestaciones de Guixeres y l'Hospitalet, estrechamente relacionadas con las infraestructuras de Barcelona. También se implementará el sistema LARS (localización de averías y restablecimiento del suministro), un sistema automático para aislar incidencias y restablecer el suministro de forma más rápida.

El plan prevé la sensorización de los centros de transformación de media tensión que permite obtener y gestionar datos de la red. Con esta digitalización se podrá tener más control sobre el fraude eléctrico y las sobrecargas, además de incrementar la eficiencia y la automatización de las infraestructuras.

stats