La recuperación poscovid
Economía 24/11/2021

España, uno de los pocos países de la UE que fía la recuperación a los fondos europeos

Es uno de los gobiernos que menos inversión pública nacional destinará a la salida de la crisis el año que viene

3 min
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, con su homólogo italiano, Roberto Gualtieri y el comisario de Economía , Paolo Gentiloni.

BruselasDe cara a 2022 todas las economías europeas tienen previsto continuar rascarse los bolsillos de las arcas públicas para continuar impulsando la recuperación económica en un momento en el que la inflación y la nueva oleada de la pandemia están oscureciendo el horizonte de crecimiento. España también prevé una fuerte inversión pública, pero es uno de los pocos socios europeos que fía casi todo este gasto a los fondos que vienen desde Bruselas. De hecho, cumple de pe a pa las indicaciones de la Comisión Europea que ya desde el verano le pide prudencia fiscal, teniendo en cuenta que forma parte del reducido grupo de cinco países (con Francia, Bélgica, Italia y Grecia) que están bajo lupa por tener unos niveles de déficit demasiado elevados.

Bruselas pide a estos grupos de países que usen principalmente los fondos europeos para llevar a cabo las inversiones para así mantener el déficit a raya y España es, de hecho, el único de los seis países señalados que cumple con la exigencia. Pero al mismo tiempo también es la gran economía europea que más tarde saldrá de la crisis. Todo ello significa que el gobierno de Pedro Sánchez, con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, como principal cara visible, fía casi exclusivamente la inversión pública que tiene que impulsar la recuperación a los fondos europeos.

De aquí que, como se puede observar en el gráfico inferior, sea uno de los países que dedica un porcentaje inferior de su PIB a financiar desde las arcas públicas nacionales planes de ayudas o medidas de emergencia. Italia, en una situación similar a la española, prevé destinar hasta dos puntos de su PIB a medidas financiadas a nivel nacional, mientras que en España el porcentaje es inferior al 0,5%. De hecho, justamente Bruselas avisa al gobierno de Mario Draghi para que "vigile" el rápido crecimiento del gasto público. "Llamamos a una ejecución prudente del presupuesto para limitar el crecimiento de la deuda pública, en particular Italia", ha avisado el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

Porcentaje de gasto público nacional y en fondos europeos

Ahora bien, fuentes europeas elogian de hecho este enfoque de España, y quitan hierro al hecho de que haya quedado en la cola de la recuperación económica europea, porque lo consideran "una cuestión de tiempo". Recuerdan también que el Estado será el primer socio europeo en recibir la remesa inicial de los fondos, 10.000 millones de euros que cuenta con que lleguen antes de que acabe el año.

Dicho de una manera más técnica, Calviño, que había sido directora general de presupuestos de la Comisión Europea, prioriza la reducción del déficit a la inversión y, por lo tanto, mantiene una política fiscal "contractiva" que implica que la inversión quede apuntalada principalmente por los fondos europeos. En España corresponden a 72.000 millones en subvenciones a fondo perdido y después casi la misma cantidad en créditos baratos. Pero hasta ahora solo ha presupuestado las ayudas directas.

"Como recomienda el Consejo, España prevé preservar la inversión nacional. Dada la elevada deuda del gobierno español y los importantes retos relacionados con la sostenibilidad a medio plazo ya antes de la pandemia del coronavirus, cuando se trata de tomar medidas presupuestarias expansivas, es importante preservar la prudencia fiscal, para asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas", dice la Comisión respecto al plan presupuestario español.

stats