Comercio internacional
Economía 11/03/2022

Estados Unidos anuncia que deja de importar vodka, caviar y diamantes rusos

Washington se alía con la UE y el G7 para que Rusia pierda el "trato comercial favorable" y se le puedan imponer aranceles

3 min
Joe Biden, durante el primer discurso sobre el estado de la Unión

WashingtonLos castigos a la economía rusa por la invasión de Ucrania no se quedan solo en las sanciones y el boicot a la importación de combustibles. Este viernes, la alianza gigantesca de los Estados Unidos, la Unión Europea y los miembros del G7 han anunciado que empezarán los trámites necesarios para revocar el trato de Rusia como socio comercial preferente, y, por lo tanto, comenzar un proceso en el que sea fácil y rápido imponer y elevar los aranceles a las importaciones desde Rusia. No solo esto: también veta la importación de productos estratégicos y altamente simbólicos rusos, como el vodka o el caviar.

En Washington, el encargado de hacer el anuncio ha sido el presidente, Joe Biden, en una comparecencia desde la Casa Blanca que se está convirtiendo en rutinaria en los últimos días, cada vez que su país ha anunciado medidas para apretar todavía más el ahogamiento de la economía rusa como represalia por las hostilidades en territorio ucraniano.

El anuncio de este viernes es un paso más en "la escalada de la presión" a la economía rusa, "otro golpe demoledor a una economía rusa que ya está sufriendo mucho por las sanciones", según el mandatario norteamericano .

Uno de los puntos clave de las nuevas medidas es esta revocación del estatus de "nación más favorecida" bajo los parámetros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), uno de los principios fundamentales del organismo para la no discriminación entre países en el trato comercial y que, en caso de consolidarse, permitiría la aplicación de aranceles al nivel que se desee, denegar el negocio a empresas rusas y no proteger sus derechos intelectuales.

Cada bloque tendrá que seguir sus procedimientos por este cambio de estatus -denominado oficialmente de "relación comercial normal permanente"- y, posteriormente, aplicar los nuevos aranceles. En el caso norteamericano todo pasa por el Congreso, que de hecho ya hace días que impulsaba una medida de estas características. De hecho, el legislativo norteamericano quería incluirla en la legislación aprobada hace unos días en la que se prohíbe la importación de combustibles (una acción simbólica después del veto emitido desde la Casa Blanca) y se hace un llamamiento a revisar la participación rusa en la OMC. Finalmente, quedó fuera a petición de la Casa Blanca, que prefería esperar unos días hasta tener todos los aliados de acuerdo y en consonancia.

No es la única medida. El G7, según ha explicado Biden, trabajará para asegurarse de que Rusia no tiene acceso en préstamos de instituciones financieras multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial. "Rusia no puede violar de manera grosera la ley internacional y esperar beneficiarse de formar parte del orden económico internacional", ha argumentado la Casa Blanca en un comunicado.

Freno a la compra de diamantes

Entre las medidas unilaterales de los Estados Unidos destacan dos: la prohibición de exportación de productos de lujo en Rusia, una acción destinada a atacar directamente a unos oligarcas rusos que son parte importante del destino de las sanciones de los aliados; y la prohibición de importación de marisco (caviar, principalmente), licores (vodka) y diamantes, sectores "distintivos" de la economía rusa y que verán cómo se les cierran las puertas al mercado norteamericano.

Más de una decena de estados ya hace días que han prohibido no solo la importación sino también la venta de bebidas alcohólicas rusas, principalmente vodka, como medida simbólica de rechazo a las acciones de Moscú.

El impacto real será limitado pero relativamente notable. Rusia no es un socio comercial muy relevante, pero se sitúa entre la veintena de países con más intercambio: la mayor parte de las importaciones norteamericanas (más de un 60%) son de energía y combustibles, que desde inicios de semana están prohibidas.

stats