Economía 17/04/2021

La Generalitat inyecta 2,6 millones a los gimnasios DIR por la crisis del covid

El Govern podría acabar entrando en el capital de la cadena de fitness

2 min
Interior de un centro DECIR, en una imagen de archivo.
Disponible en:

BarcelonaLa cadena de gimnasios DIR ha recibido un balón de oxígeno de la Generalitat, que le ha inyectado 2,6 millones de euros a través de Avançsa, según ha podido saber el ARA. Avançsa es una empresa pública que en un principio se dedicaba a la promoción de empresas industriales en Catalunya.

El crédito que el Govern ha concedido a DIR (del que la cadena ya ha recibido 1,5 millones) se aprobó el 23 de diciembre. Su vencimiento es a cinco años, tiene garantías mobiliarias e inmobiliarias y es convertible en capital. Esto significa que, en caso de impago, la Generalitat se podría acabar quedando alguna propiedad de la cadena de gimnasios o, incluso, se podría llegar a quedar una parte de las acciones.

En noviembre la Generalitat acordó que Avançsa se dotara de 9 millones de euros para lo que denominó "Línea de reactivación industrial post-Covid-19". Esta línea va destinada a empresas a las que la pandemia haya debilitado "hasta extremos que comprometen su viabilidad". Casi un tercio de este dinero ha ido a parar a DIR. De momento, ninguna otra compañía ha recibido dinero de esta línea.

El sector de los gimnasios es uno de los grandes afectados por el covid, puesto que se han visto obligados a cerrar durante varios periodos y, cuando han podido abrir, lo han tenido que hacer con restricciones que van del 30% al 50% del aforo. DIR, la cadena líder en Catalunya por número de centros, no se ha escapado e incluso ha publicado anuncios a toda página en la prensa pidiendo al Procicat menos limitaciones para el sector.

Deuda con sus clientes

Además, en junio a la cadena de gimnasios le vence una emisión de bonos de un millón de euros que colocó entre inversores particulares, muchos de los cuales son clientes suyos. Esta deuda se tenía que devolver en 2019 y DIR consiguió que los inversores le alargaran el vencimiento hasta el 2021. Ahora la compañía volverá a pedir un aplazamiento, según avanzó 2Playbook.

El grupo de fitness, que durante el 2019 facturó 50,3 millones de euros (un 7% más) y ganó 700.000 euros antes de impuestos (después de dos años de pérdidas), no ha querido hacer ninguna valoración para el ARA y no ha hecho públicos sus números del 2020, que lógicamente habrán empeorado por culpa de la pandemia. La compañía tampoco quiere detallar cuántos trabajadores tiene.

El préstamo de Avançsa es participativo, hecho que tiene varias consecuencias. La primera es que el tipo de interés es variable y va vinculado a la evolución de los resultados de la compañía. La segunda es que, en caso de que DIR se viera obligada a disolverse, el dinero del préstamo se pueden contabilizar como capital y la compañía en cuestión puede llegar a esquivar la disolución. Y la tercera es que la Generalitat sería el último acreedor que cobraría en caso de disolución.

stats