Economía 13/04/2021

El gobierno español estudia pagar 12.000 euros por cada año que se aplace la jubilación

Escrivá quiere que las pensiones se actualicen también en casos de inflación negativa

ARA
2 min
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, este lunes al Congreso

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, avanzó ayer que el ejecutivo español estudia incentivos para los trabajadores que decidan seguir trabajando más allá de la edad de jubilación. Entre las propuestas hay una paga anual de hasta 12.000 euros o aumentar la pensión un 4% a los trabajadores que decidan mantenerse activos a pesar de tener derecho, por edad y años cotizados, a jubilarse.

Concretamente, la paga adicional por año se movería entre los 4.700 y los 12.060 euros, según las cifras que apuntó el ministro. Hay que tener en cuenta, aun así, que las propuestas planteadas este lunes por Escrivá en el Congreso no son una propuesta definitiva. De hecho, todavía no han pasado por el consejo de ministros, puesto que el ejecutivo las está negociando con sindicatos y patronales.

Asimismo, Escrivá explicó en el Congreso que el gobierno español también se plantea endurecer el sistema de penalizaciones para los trabajadores que se quieran jubilar anticipadamente. La idea que el ejecutivo de Pedro Sánchez ha trasladado a los agentes sociales es que las jubilaciones voluntarias antes de tiempo tengan una rebaja de hasta el 17%, más de cuatro veces superior a la actual, del 4%. El ejecutivo quiere desincentivar este tipo de bajas porque es habitual en trabajadores que pasan a cobrar pensiones elevadas, de 2.100 euros mensuales o más, según informa La Vanguardia.

La Seguridad Social, además, quiere que las penalizaciones se apliquen por cada mes de jubilación avanzada y no por trimestre, como se hace actualmente, tanto en el supuesto de que una persona se jubile voluntariamente antes de la fecha que le toca como si lo hace de manera obligada. No obstante, Escrivá aseguró que el nuevo sistema de penalizaciones será más gradual, es decir, con penalizaciones proporcionalmente más altas cuanto más se avance la jubilación, lo cual beneficiará a los trabajadores "en la mayoría de casos".

Para el gobierno, el objetivo es que la edad legal y la edad real de jubilación sean cuanto más parecidas mejor para alargar los años que el trabajador medio cotiza a la Seguridad Social. La reforma de la Seguridad Social es uno de los puntos que la Comisión Europea hace años que reclama en España, puesto que considera que el sistema actual de pensiones al Estado no es sostenible a largo plazo.

El gobierno también quiere eliminar la jubilación forzosa por convenio y mantenerla solo para trabajadores de 68 años.

Actualización con el IPC del año anterior

Escrivá también plantea que las pensiones se revaloricen cada año con la media del IPC, el índice de precios al consumo, el indicador que marca cuánto suben los precios de productos y servicios básicos de las familias. Así pues, en caso de que la inflación sea positiva, las pensiones subirían, pero en caso de que se cerrara un año con un IPC negativo, se compensaría en los tres ejercicios siguientes.

stats