Economía 07/09/2021

El Govern no descarta manifestarse contra la reforma de El Prat que ha pactado con el Estado

Las entidades contrarias a la ampliación preparan una manifestación “masiva” y una petición al Parlamento Europeo

4 min
Imatge reciente de las pistas del aeropuerto del Prat.

BarcelonaLa manifestación del 19 de septiembre contra la ampliación del aeropuerto de El Prat empieza a sumar apoyos. Este martes ha habido uno singular: el propio Govern no ha descartado estar presente con alguno de sus consellers. "No me sorprendería que alguno participara", ha dicho la portavoz del ejecutivo. Lo más destacado en este caso es que, si se confirma, se visualizaría un Govern protestando contra si mismo, porque pactó esta reforma con el gobierno español. ¿Cómo se justifica? La Generalitat argumenta que sí quiere la inversión para hacer cambios en el aeropuerto, pero exige que tenga una nula afectación medioambiental que considera que Aena no tiene en cuenta. No quiere que se toque ni la laguna de la Ricarda ni ninguno de los espacios protegidos de la zona. Mientras tanto, los organizadores de la protesta ya empiezan a presentar los detalles.

El Govern empieza a ser consciente de que este es uno de los principales temas que marcará la agenda a partir de ahora y que tendrá una doble dificultad: la negociación con el Estado y la contestación en la calle. El ejecutivo argumenta que acordó con el gobierno español la reforma del aeropuerto para no perder la inversión de 1.700 millones que ofrecía Aena, pero que ahora no está satisfecho con el proyecto que se ha filtrado del operador aeroportuario. La premisa del ejecutivo, según ha explicado Plaja, es que "la [laguna de la] Ricarda no se toca", y por eso prevén estar en la manifestación del día 19. Una manifestación en la que se criticará la gestión que ha hecho del tema el gobierno español, pero también la Generalitat.

Puigneró, Aragonès, Vilagrà, Giró y Torrent dirigiéndose hacia la reunión del consejo ejecutivo.

Fuentes del Govern aseguran que aspiran a influir en la redacción del plano director que acabará definiendo cómo será la reforma y que, de este modo, podrán evitar al máximo la afectación ambiental. Pero ahora mismo no tienen ninguna garantía. "Habrá que definir el plan director y en el plan director es donde se concreta esta ampliación", ha expuesto Plaja. Mientras esto no pase, el ejecutivo tendrá que aprender a convivir con lo que será inevitable que se visualice como una contradicción: el Govern anunció el 2 de agosto un pacto con el Estado para reformar el aeropuerto y ahora prevé manifestarse en contra. La presencia del Govern en la protesta podría generar revuelo entre socios. Este lunes, ERC explicaba que también preveía estar en la manifestación, cosa que no ven clara desde Junts.

La ampliación de El Prat también genera controversia dentro del gobierno español. El PSOE defiende el proyecto y Unidas Podemos se opone frontalmente. Para simbolizar este rechazo, la semana que viene la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, visitará la Ricarda junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Todo preparado

La primera gran movilización contra la ampliación del aeropuerto de El Prat empieza a tomar forma. El conjunto de asociaciones que hace dos meses se organizaba para denunciar los problemas del proyecto de Aena ahora lo tienen todo preparado para una manifestación en Barcelona que esperan que sea “masiva”, que reúna a población civil, agentes sociales y políticos y que se coordinará con dos concentraciones paralelas en Madrid y en Palma. Este martes, cuatro portavoces de algunas de estas entidades han explicado que, además, trabajan en una comparecencia parlamentaria ante los políticos catalanes y en una petición al Parlamento Europeo para que se implique.

Pero la prioridad es la manifestación del 19 de septiembre. Se trata de una movilización en la calle Tarragona de Barcelona (cerca de la Plaça d'Espanya) y que tendrá el punto álgido a las 12 del mediodía, cuando se prevé que lleguen las diferentes columnas que vendrán desde el delta del Llobregat, de las comarcas de Girona, de Tarragona, del Vallès e incluso de Zaragoza. “Queremos pedir la máxima movilización para denunciar a los gobiernos que, de espalda a la ciudadanía y a las protestas que durante años se han hecho sobre este modelo injusto, vuelven a presentar un proyecto especulativo en función de los intereses de los grandes capitales”, ha introducido María García, en representación de Zeroport. 

Según ella, lo que se está acordando es que si no se cumple el incremento de 20 millones de pasajeros que prevé Aena (y que justifica la ampliación), serán los presupuestos del Estado los que se hagan cargo de sostener el agujero económico que se desprenderá. “Con esta operación buscan resolver su problema contable”, ha denunciado García, que ha situado la deuda actual de este gestor aeroportuario en 1.300 millones de euros.

La acompañaban, en la presentación de la movilización, Joana Gelabert, Carme Arcarazo y Maria Mercet, tres representantes de Ni un Pam de Terra, del Sindicat de Llogaters y de la Xarxa per la Justícia Climàtica, respectivamente. Las cuatro han criticado que el debate se esté concentrando en la invasión en el estanque de la Ricarda, cuando se trata también de un problema de modelo de movilidad y económico. Poco rato después, de hecho, la ministra de Trabajo española, Yolanda Díaz, ha explicado que dentro de dos días visitará este espacio natural con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Más allá de esto, las entidades que convocan la manifestación han denunciado que no haya un proyecto en el que se analicen las implicaciones ambientales, técnicas y presupuestarias, y que el acuerdo entre gobiernos se haya cerrado precisamente sin esto. “En otros países estarían tres años discutiendo una ampliación como esta”, han concluido.

stats