Economía 14/09/2021

El grupo de automoción Punch se postula para sustituir a Nissan

El proyecto de la compañía belga prevé ocupar las tres plantas de la automovilística y mantener a toda la plantilla

2 min
El vehículo de combustión de hidrógeno que Punch quiere fabricar en Barcelona

BarcelonaMientras se acaba el plazo para que la mesa de reindustrialización de Nissan decida qué empresa ocupará las tres fábricas que dejará a finales de año la automovilística japonesa en Catalunya, una nueva compañía se ha postulado para instalarse en las plantas que se quedarán huérfanas: la de la Zona franca, la de Montcada i Reixac y la de Sant Andreu de la Barca. Se trata del grupo belga especializado en componentes de automoción Punch, que ha concretado este martes sus planes de futuro para ocupar las tres instalaciones: fabricar 46.100 vehículos de hidrógeno, eléctricos y de diésel en 2025 y llegar a los 75.600 en 2030. Además, la compañía espera conseguir las patentes de la pick-up Navara de Nissan para modernizarla y convertirla en un vehículo de combustión de hidrógeno. A su vez, plantea fabricar vehículos eléctricos destinados al sector del taxi basados en la furgoneta e-NV200 también de la empresa japonesa y sacar adelante una marca propia de patinetes eléctricos producidos en Barcelona.

Con estos números, la compañía ha asegurado que podrían mantener a toda la plantilla actual, unas 2.000 personas, y ha avanzado que prevé hacer una inversión de 650 millones de euros en los próximos seis años, una cifra, ha matizado la empresa, que podría llegar a los 1.000 millones en 2030 con ayudas y subvenciones. Además, se ha comprometido a construir una nueva planta de pintura que tendrá un coste de 80 millones. El grupo asegura que quiere crear trabajos de calidad y se ha desmarcado de las puestos precarios vinculados a la logística o a la restauración. "No necesitamos trabajos de Amazon o de McDonald's. Hacen falta trabajos de verdad", ha subrayado el consejero delegado y propietario del grupo, Guido Dumarey.

La decisión, a finales de mes

La de Punch es la última candidatura presentada y que se suma, entre otras, a la del consorcio formado por los fabricantes de camiones eléctricos suecos Inzile (que produciría un camión pequeño) y Volta Trucks, además de la empresa de ingeniería con sede en Montmeló QEV Technologies. También está en la lista el productor de motos eléctricas Silence.

Según el calendario presentado por la misma mesa de reindustrialización, se elegirá una de las propuestas antes de que se acabe este mes.

stats