Turismo
Economía 09/07/2021

Incertidumbre en el sector turístico ante las recomendaciones de no hacer vacaciones en Catalunya

El sector hotelero recibe las primeras cancelaciones

3 min
Turistes paseando  ayer por la Rambla de Barcelona.

BarcelonaSegundo verano consecutivo en el que el sector turístico ve desvanecerse las promesas de recuperación. Los gobiernos de tres de los cuatro países que más fuente de turismo suponen para Catalunya han desaconsejado en los últimos días venir aquí a pasar las vacaciones. El Reino Unido lo mantiene desde hace meses, el lunes lanzó la alerta Alemania y este jueves se ha añadido Francia, y entre las tres suponen para el Principat el 47% del turismo extranjero. Si se suma Bélgica, que también recomienda no venir si no se tiene la pauta entera de vacunación, la tasa sube hasta la mitad.

El impacto de estas decisiones es evidente. Este jueves mismo, el presidente de Turisme de Barcelona, Eduard Torres, ha asegurado que el sector turístico catalán ha perdido 35.000 millones de euros entre el año pasado y este por la pandemia, una cifra que no valora los movimientos que puedan generar estos cambios de criterio de los gobiernos de alrededor.

Porque, a pesar de que el Gremi de Hotels de Barcelona ve "poco probable" que los turistas franceses anulen las reservas de sus vacaciones en Catalunya, el sector hotelero de la Costa Brava ya ha empezado a notar las primeras cancelaciones después del aviso de Francia. Además, cada vez más operadores turísticos están devolviendo hacia Bélgica a grupos de jóvenes alojados en esta área de Girona y en el Maresme por el incremento de casos de covid-19, el último, el touroperador Jongerentravel.

"Mentiría si dijese que no estamos preocupados, sobre todo después de tener un buen junio y de estar convencidos de que este verano sería mucho mejor que el anterior", reconoce Judit Lloberol, la gerente del grupo Costa Brava Hotel. Los franceses representan entre un 40% y 50% del turismo extranjero que pasa las vacaciones en el litoral de Girona y que ayuda especialmente a alargar la temporada en septiembre y el octubre. Esta portavoz asegura, sin embargo, que hay que esperar a ver cuál será la reacción del turismo para decidir qué prever para el resto de la temporada.

Los restauradores de Barcelona, en cambio, la dan por perdida. "La reactivación de la movilidad no pasará, en el mejor de los casos, hasta la Semana Santa de 2022", afirma Roger Pallarols, presidente del Gremi de Restauració de la capital catalana. Su principal temor es "el verano en blanco" que provocará la falta de turismo combinada con el vacío de residentes de la ciudad que se marchen de vacaciones.

"El año pasado ya vivimos cómo los anuncios hechos por las administraciones frustraban las expectativas de un verano con unas mínimas buenas condiciones, y estamos repitiendo el mismo error", lamenta este portavoz. "Estamos creando un mensaje nada serenado y racional, porque por mucho que haya incremento de contagios, es evidente que estamos en una situación mucho más favorable", critica. Además, añade, hay que tener en cuenta que hay mercados competidores que salen ganando con el hecho de que el turismo evite Barcelona.

"Francia siempre ha sido muy proteccionista y utiliza cualquier excusa para que sus ciudadanos hagan vacaciones en el país, puesto que ven Catalunya como un gran competidor", coincide el presidente de la Associació de Càmpings de Girona, Miquel Gotanegra, que también se ha mostrado preocupado ante los llamamientos de los diferentes gobiernos. Aún así, asegura que es optimista de que la curva baje rápido y se salve todo el agosto.

El presidente de la asociación de agencias de viaje Acave, Martí Sarrate, también confía en que les juegue a favor la nueva dinámica de reservar las vacaciones a última hora, que quizás hace que mucha gente no descarte venir a Catalunya, sino que se espere a más adelante para montarlo. Con todo, coincide que se tendría que transmitir más confianza sanitaria a nivel de país para evitar situaciones como esta. En esta línea, Pimec Turisme ha manifestado que se tendrían que establecer medidas de seguridad y prevención en lugar de enviar mensajes negativos.

stats