Economía 13/04/2022

La inflación marca récord en Catalunya: los precios son un 9,5% más altos que hace un año

El encarecimiento se acentúa por la subida de la electricidad y los carburantes

4 min
Los precios de la energía han vuelto a ser los que han subido la inflación.

BarcelonaEn el primer mes entero de la invasión rusa de Ucrania, la inflación se ha mantenido disparada en Catalunya y ha llegado a una cifra récord. El mes de marzo se cerró con un incremento de los precios del 9,5% respecto a hace un año, según el índice de precios de consumo (IPC) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el aumento más acentuado desde el 2002, cuando el INE empezó a recoger datos por comunidades, a pesar de que la tasa catalana se situó tres décimas por debajo de la media de España.

En este sentido, el aumento interanual del IPC en España –hace dos semanas se publicó la cifra avanzada y ahora se ha confirmado que es del 9,8%– es el más alto desde mayo de 1985. Catalunya es una de las comunidades autónomas donde el incremento interanual de precios fue más bajo, pese al dato récord. Las Canarias y las Baleares, con un 8,4% y un 9,4% respectivamente, son las que registraron una subida más baja. Al otro extremo, Castilla-La Mancha y Castilla y León cerraron el mes de marzo con un encarecimiento del 11,7% y el 11%, respectivamente. Hasta nueve autonomías traspasaron la barrera simbólica del 10%.

En comparación con febrero, el incremento de los precios en Catalunya es del 2,9%. La cifra es superior al 0,8% registrado hace justo un mes, mientras que en enero había sido negativa, del -0,2%. Por lo tanto, la cesta de la compra ha pasado de abaratarse después de Navidad a encarecerse a un ritmo insólito.

La energía impulsa la subida

La inflación es tan alta por el encarecimiento de la electricidad –que ha subido un 28,8% en un año– y de los carburantes –con un crecimiento del 18,9%–. El aumento de los precios de la energía tiene varias raíces. La primera es la guerra Ucrania, que ha disparado el coste del gas natural, el carbón y el petróleo, puesto que Rusia es uno de los principales productores mundiales de estas tres materias primas. La dependencia de algunos países europeos, sobre todo Alemania, del gas ruso contribuye a la inestabilidad de los mercados. A pesar de esto, los desabastecimientos que se arrastran desde el otoño pasado y los cuellos de botella en la industria también contribuyen a las subidas de precios.

Las sanciones impuestas sobre el carbón y el petróleo rusos también han encarecido estos productos. El petróleo Brent, de referencia en Europa, lleva semanas por encima de los 90 dólares por barril, desde antes de la invasión rusa, mientras que en marzo del 2020, en pleno confinamiento por el coronavirus, estaba por debajo de los 30 dólares.

En el caso de la electricidad, hay que tener en cuenta que mucha de la que se genera se hace en plantas que queman estos combustibles fósiles. Además, sin embargo, el sistema de subastas que establece el precio mayorista de la luz favorece que el precio final sea el de las fuentes de energía más caras, en este caso las fósiles como el gas y el petróleo, que tienen los precios por las nubes. El gobierno español ha propuesto en Bruselas una reforma del sistema de subastas o, como mínimo, una excepción para España y Portugal que permita limitar el precio de la electricidad, pero la medida no ha sido aprobada y es vista con reticencia por varios países, entre ellos, de nuevo, Alemania.

El ejecutivo de Pedro Sánchez también aprobó una reducción de 20 céntimos por litro de gasolina, así como reducciones de impuestos y de los peajes del sistema eléctrico, pero de momento son insuficientes para frenar las subidas del IPC. La vicepresidenta económica del gobierno español, Nadia Calviño, ha admitido este miércoles que los niveles de inflación actuales son "inaceptables".

Aparte de la electricidad y los carburantes, los otros grupos que han contribuido a la inflación disparada son la alimentación (la subida es del 6,4%) y la ropa y el calzado (el crecimiento es del 6%). Estas subidas son la constatación de que el aumento de los costes que sufren las empresas por el encarecimiento de la electricidad ya se está trasladando a los precios otros productos.

Por su parte, el sindicato UGT ha asegurado que hay una "necesidad imperiosa" de limitar de alguna manera el precio de la energía y también ha reclamado aumentos salariales para contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo derivada de la inflación que sufrirán los trabajadores mientras se mantengan estas tasas de inflación.

A las puertas de Semana Santa

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística que confirman una inflación de récord se han publicado en plenas vacaciones de Semana Santa, un periodo del año en el que el consumo aumenta sensiblemente y, por lo tanto, también se nota más el incremento de los precios. Según el Observatorio Cetelem Estacional, los catalanes prevén gastar este año 360 euros en Semana Santa, un 6% más que el año pasado, cuando la cifra fue de 340. El gasto sigue, eso sí, muy por debajo de los datos prepandemia: el 2019 los catalanes preveían gastar 462 euros. Sobre las actividades de ocio preferidas, el 49% irán a restaurantes, (51% en 2019), el 39% descansarán o harán planes con amigos (43% el 2019) y el 37% viajarán (35% en 2019).

stats