Laboral
Economía 15/02/2022

Nueva propuesta de Escrivá a los autónomos: plantea un nuevo cambio de cuotas y más deducciones

El nuevo planteamiento eleva la cuota de los que ganan menos ingresos y rebaja la de los que ingresan más

3 min
José Luis Escrivá, durante la entrevista.

MADRIDEl rechazo de las organizaciones de autónomos sobre el nuevo sistema de cotizaciones por "ingresos reales" ha llevado al gobierno español a mover ficha. El ministerio de Inclusión y la Seguridad Social, dirigido por José Luis Escrivá, ha trasladado cambios a la mesa de negociación con los agentes sociales (ATA, UPTA y UATAE) en cuanto al cálculo de los rendimientos limpios –o "ingresos reales", en el lenguaje que se utiliza en la negociación–, así como en cuanto a las cuotas que tienen que pagar los trabajadores por cuenta propia, según explican diferentes fuentes conocedoras de la negociación.

De entrada, sin embargo, las organizaciones del sector se muestran reticentes, afirman diferentes fuentes de la negociación, que se quejan de que la propuesta se ha trasladado oralmente y esperan recibir un texto.

Después de una nueva reunión celebrada este miércoles, el ministerio ha abierto la puerta a modificar el concepto de rendimientos limpios que se está diseñando, uno de los principales obstáculos de la negociación , y ha planteado la posibilidad de que los trabajadores se puedan descontar más gastos a la hora de calcular estos rendimientos, como pedían las asociaciones del sector, en especial la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), vinculada a la CEOE. Desde la Seguridad Social permitirían descontar también las amortizaciones y "algunos gastos comunes", confirman fuentes del ministerio, si bien todavía se tiene que acabar de perfilar con las organizaciones cuáles serían estos gastos.

Hay que recordar que lo que plantea el ejecutivo con la reforma es dividir los trabajadores autónomos en 13 tramos en función de las ganancias y determinar así si tienen que pagar una cuota más baja o más alta. Por eso, determinar cuáles son los "ingresos reales" es imprescindible. 

Nueva propuesta de cuotas

Una de las otras novedades "sustanciales" tiene que ver con las cuotas que pagaría cada tramo y que, a diferencia del modelo actual, en la que independientemente de los ingresos todos los autónomos pagan lo mismo, estarían vinculadas a las ganancias de los trabajadores. En la última propuesta del ministerio, el proceso hacia el nuevo modelo culminaría con una cuota de 991 euros para aquellos tramos más altos, es decir, para aquellos autónomos que ingresan más de 4.050 euros. Esto se traduce en una reducción de la cuota de más de 200 euros respecto a la primera propuesta de Escrivá. La cuota mínima, es decir, el que tienen que pagar los autónomos que ganan menos dinero (los del tramo de menos de 600), se elevaría hasta los 214 euros mensuales (hasta ahora era una cuota de 184 euros al mes).

Finalmente, también se reducirían las cuotas para los que tienen unos ingresos de entre 900 y 1.500 euros (el tramo con un número de autónomos más grande), a pesar de que de momento no hay ninguna concreción. Todo este baile de cifras todavía no está cerrado y diferentes partes de la negociación piden "cogerlo con pinzas".

Para UPTA, una de las organizaciones de autónomos progresistas, la propuesta planteada por el ministerio es "insuficiente". "Pretendemos que haya un ahorro sustancial para los autónomos que tienen menos rentas de trabajo", ha expresado el presidente de UPTA, Eduardo Abad, a la salida de la reunión. "Los tramos superiores son los que tienen que hacer un esfuerzo contributivo más grande", ha dicho Abad.

Para ATA, el problema también se sitúa en saber el rendimiento de los autónomos societarios (unos 200.000), que, como explicaban desde la Agencia Tributaria a este diario, no declaran por sus rendimientos limpios sino, como norma general, a través del impuesto sobre sociedades y, por lo tanto, son personas que quedan a caballo de las dos cosas. "[La propuesta del gobierno español] es un sistema ficticio", denuncian desde ATA.

Desde el ministerio de Inclusión y la Seguridad Social insisten que con los cambios introducidos dos de cada tres autónomos cotizarían igual o menos que ahora, con una especial incidencia entre mujeres y jóvenes (en los dos colectivos, tres de cada cuatro trabajadores cotizarían igual o menos, según las estimaciones del gobierno español). Desde el ejecutivo central insisten que se trata de una reforma "integral" del sistema de protección de los trabajadores autónomos para revertir anomalías como las bajas pensiones. La media de esta prestación entre los autónomos es un 40% inferior a la pensión de los asalariados.

Con todo, el ejecutivo todavía tiene hasta el verano de este 2022 para aprobar una reforma comprometida con Bruselas en el plan de recuperación de los fondos europeos y que entraría en vigor en 2023.

stats