Comercio
Economía 04/06/2021

La pandemia provoca unas pérdidas históricas de casi 3.000 millones de euros al Corte Inglés

La compañía aumenta su endeudamiento en 560 millones y ya supera los 3.800

2 min
Imagen del establecimiento de la plaza Cataluña de Barcelona.

BarcelonaUnos números rojos históricos. Este ha sido el impacto de la pandemia del covid-19 en la cuenta de resultados del Corte Inglés. La compañía cerró su último ejercicio fiscal, que va de marzo del 2020 a febrero del 2021, con unas pérdidas netas de 2.945 millones de euros. El ejercicio anterior, cerrado en febrero de 2020, justo cuando estallaba la pandemia en España, había tenido unos beneficios de 310 millones de euros.

El impacto de la pandemia ha afectado doblemente a la empresa que preside Marta Álvarez. Por un lado, por los cierres forzados por las restricciones al comercio como consecuencia del covid-19. Por otro lado, la compañía se ha tenido que actualizar y dar más impulso a la digitalización y el comercio electrónico debido a la situación creada y el cambio de hábitos de los clientes. La empresa aprovisionó 2.500 millones por el deterioro de existencias y créditos fiscales, pero a la vez tuvo que acelerar su estrategia digital con una actualización de activos para la transformación hacia un modelo con más presencia de la venta electrónica que se llevó una buena parte de las provisiones.

A pesar de todo, El Corte Inglés consiguió mantener una buena posición de liquidez, con 3.549 millones de euros. Pero el endeudamiento del grupo creció en 560 millones de euros y alcanzó los 3.811 millones.

Ajustamiento de la plantilla

La situación provocada por la pandemia y la aceleración del nuevo modelo de negocio también repercutió en los lugares de trabajo del grupo. Durante el año pasado El Corte Inglés puso en marcha el ajuste de plantilla más grande de su historia, que afecta 3.292 empleados –alrededor del 4% de la plantilla–, que se lleva a cabo con bajas voluntarias y que todavía no ha acabado.

El ERE se planteó en febrero y después de la negociación con los sindicatos se cerró una oferta de 33 días de sueldo por año trabajado, con un tope de 24 meses, para los empleados que se sumen, además de una prima para cada uno ligada a su antigüedad.

A pesar de los números rojos del ejercicio anterior, el grupo ha avanzado que en el primer trimestre del ejercicio fiscal actual (de marzo a mayo) las ventas en las tiendas están cumpliendo con las expectativas con niveles próximos a los del año 2019.

stats