Carburantes
Economía 04/08/2022

El precio de los carburantes cae con el inicio de las vacaciones de agosto

El mes arranca con el diésel a 1,89 euros el litro y la gasolina a 1,90 euros

ARA
2 min
Un conductor llenando el depósito del coche con gasóleo en una gasolinera.

MADRIDLa tónica con la cual empezó el verano continúa. El precio medio del gasóleo y de la gasolina ha bajado, de nuevo, esta semana y arranca así el mes de agosto por debajo de los dos euros el litro –sin incluir la subvención de los 20 céntimos el litro, que todavía la abarata más–. Por primera vez desde principios del mes de junio, los dos carburantes bajaron de la cuota de los dos euros la semana pasada, tendencia que, ahora, en pleno periodo de vacaciones, continúa.

Según los datos de el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio medio del litro de gasolina se ha situado esta semana en 1,902 euros, después de registrar una bajada de un 2,66% respecto a hace siete días, cuando marcaba un precio de 1,954 euros el litro. En el caso del diésel, el precio medio del litro se ha situado en los 1,893 euros el litro, después de registrar una bajada del 2% respecto a la anterior semana, cuando marcaba 1,933.

A estos precios habría que aplicar el descuento de 20 céntimos el litro –y los que puedan aplicar las petroleras por su cuenta– que aprobó el gobierno español para combatir la escalada de precios de los combustibles y que estará en vigor hasta diciembre de este año, después de que el ejecutivo de Pedro Sánchez haya prorrogado el plan de choque por la guerra en Ucrania. El Boletín Petrolero de la Unión Europea elabora el importe medio con datos de más de 11.400 estaciones de servicio de todo el Estado e incluye los impuestos.

Así pues, en el caso del diésel, al aplicar la rebaja de los 20 céntimos por litro, su importe es ahora de 1,693 euros, mientras que la gasolina se quedaría en 1,754 euros el litro. El objetivo de la bonificación es paliar el aumento histórico que los dos carburantes empezaron a registrar a raíz de la guerra de Ucrania y que ha llevado a registrar cifras insólitas. El precio se ha disparado un 35% en el caso de la gasolina y casi un 50% en el del diésel en un año, sin tener en cuenta la subvención.

Estas cifras se registran en un entorno de precios del crudo elevados, por el contexto marcado por la guerra. Aun así, el barril Brent, de referencia en Europa, ha vuelto a bajar de precio esta semana y cotizaba este jueves por debajo de los 100 dólares (97). Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el precio de los carburantes depende de muchos factores, como por ejemplo su cotización independientemente del petróleo, la evolución del crudo, el coste de la materia primera, los impuestos y los márgenes. Así, la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios que los consumidores pagan por la gasolina o el diésel, sino que baja con cierto retraso.

stats