Industria
Economía 08/02/2022

La producción industrial sigue creciendo en Catalunya a pesar de la pandemia

La industria catalana produjo en 2021 un 8,2% más que el año anterior

2 min
Una trabajadora en una fábrica de Olot, en una imagen del pasado mes de septiembre.

BarcelonaLa industria catalana ha resistido la pandemia. Por segundo año consecutivo, la producción industrial en Catalunya creció a un ritmo notable a pesar de las dificultades derivadas del covid-19, tanto a nivel de restricciones como por la crisis de suministros y el colapso logístico que ha afectado a las cadenas productivas en todo el mundo.

Concretamente, la producción industrial aumentó de media un 8,2% en 2021 en Catalunya, por encima del 7% registrado a nivel español, según datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En cuanto a diciembre, el incremento fue de un 0,8% interanual en Catalunya, mientras que en España la producción cayó un 2,6% respecto al mismo mes de 2020.

De hecho, la pandemia no ha afectado a la industria catalana. Después de un fuerte retroceso de un 8,2% interanual en diciembre de 2018, tanto en 2019 como en los dos años con el coronavirus la producción industrial ha mantenido una tendencia al alza. El último mes de 2020, el crecimiento de la producción industrial fue de un 4,1% interanual en Catalunya, mientras que en diciembre de 2019 había sido más discreto, de un 2,3%.

La producción de bienes de consumo no duraderos aumentó un 8,5% entre diciembre de 2020 y el mismo mes de 2021 en Catalunya, seguida de los bienes de consumo duraderos –productos como por ejemplo electrodomésticos, coches y muebles–, con un incremento de un 1,7% respecto a un año atrás. En general, pues, estos sectores se benefician de la reactivación de la economía una vez pasados los momentos más duros de la pandemia, que ha comportado una notable reactivación del consumo a la mayoría de economías avanzadas, como Europa y los Estados Unidos.

Por el contrario, la producción de bienes de equipación fue la que más sufrió en Catalunya en diciembre, con una reducción de un 5,5% en comparación con diciembre de un año antes. También disminuyeron la producción de bienes intermedios, en este caso con una caída de un 0,4% interanual, y de la energía, con un 2,2% menos. En este último caso hay que tener en cuenta el fuerte encarecimiento de las materias primas, como el gas natural y el petróleo, que ha afectado a toda la industria y la demanda de bienes energéticos en general.

Un año difícil para algunos sectores

El 2021 ha sido un año difícil para algunos sectores. El caso más visible es la automoción, uno de los motores industriales de Catalunya, que ha sufrido las consecuencias de la escasez de semiconductores y de microchips, componentes indispensables para la fabricación de vehículos. La fábrica de Seat en Martorell es el ejemplo paradigmático, puesto que tuvo que parar la producción en varias ocasiones el año pasado ante la falta de componentes. De hecho, la filial catalana del grupo Volkswagen cerró el 2021 con una producción un 28% inferior a la de 2019, el último ejercicio sin pandemia.

stats