Economía 19/05/2021

La recuperación coge impulso

La industria y el sector público tiran del carro mientras el turismo se mantiene como la gran incógnita

3 min
La industria es el sector que más se ha recuperado en Cataluña. A la imagen, una operaria de una empresa alimentaria en Martorell.

BarcelonaLos indicadores ya apuntan hacia la salida de la crisis. A pesar de que la plena recuperación de la actividad económica no llegará hasta final del 2022, según todos los organismos, la economía catalana ha ganado bastante las últimas semanas después de dos trimestres con crecimiento negativo fruto de la tercera oleada.

El segundo trimestre del 2020 tuvo “un abril catastrófico, un mayo malo y un junio esplendoroso”, recuerda Albert Carreras, catedrático de economía de la UPF. En cambio, el segundo trimestre de este año es más positivo. La reducción de los contagios por covid-19 y el ritmo de vacunación están facilitando la reapertura de sectores que hasta ahora iban a medio gas o estaban directamente parados. “Comparado con un año atrás estamos mucho mejor, y es la primera prueba que salimos”.

La industria es el sector que más deja atrás la crisis y arrastra al alza una parte del sector servicios dedicado al apoyo industrial. La mayoría de compañías industriales ya han recuperado casi el 100% de la actividad y se benefician de la buena marcha de las exportaciones, que crecieron un 18% respecto a los niveles prepandemia. Carreras también destaca que, gracias a esta mejora, “la distribución comercial también se ha ido recuperando” de la mano del comercio, que deja atrás los meses de cierres más estrictos.

Asimismo, tanto el sector público como las empresas privadas que ofrecen servicios públicos –por ejemplo, compañías del sector de la salud o la educación– se han beneficiado del repunte del gasto efectuado por las administraciones para paliar los efectos de la crisis. 

La buena marcha de la recuperación se debe, en parte, a un “rebote importante” del consumo, según Joan Ramon Rovira, responsable del gabinete de estudios de la Cambra de Comerç de Barcelona. La Cambra ha presentado este miércoles su barómetro económico de mayo, en el cual recoge un puñado de indicadores que señalan una tendencia positiva de la economía catalana, a pesar de que todavía no se han logrado los niveles del 2019 en casi ningún sector. En total, la actividad es un 6% inferior a los niveles de justo antes del estallido de la pandemia, pero había llegado a caer un 25%.

Rovira destaca lo que denomina ocupación efectiva, que calcula el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social y descuenta los afectados por un ERTE. En este sentido, la ocupación ha mejorado y el número de empleados en ERTE está al nivel más bajo –unos 136.000 en abril– desde octubre.

Además, la Cambra destaca que, en la misma línea que la ocupación, la creación de empresas ha experimentado “un repunte en cifras absolutas” después de meses en los que solo se cerraban. 

El turismo, el eslabón débil

Ahora bien, Carreras recuerda que “hay cosas que todavía no se han movido”. Particularmente destaca un sector que tiene un peso muy destacado en la economía catalana y española: el turismo. “No hay turismo internacional relevante y el turismo local todavía es escaso”.

Las restricciones a la movilidad entre países explican la bajísima afluencia de extranjeros a lo largo de todo el 2020, a pesar de los esfuerzos del gobierno de Pedro Sánchez por reactivar la llegada de visitantes a partir de julio. Además, el hecho de que la pandemia no estuviera controlada en muchos lugares de Europa y que no hubiera todavía ninguna vacuna cortó de raíz la llegada de turistas.

En este sentido, Carreras destaca que este año Catalunya tiene una ventaja: es un destino accesible en coche desde una gran parte de Europa Occidental, de donde provenía el grueso de visitantes extranjeros antes de la pandemia, en un momento en el que todavía no está del todo normalizado el tránsito aéreo.

La economía catalana en la recuperación
  • 21.314 Caída del número total de trabajadores afectados por un ERTE en el mes de abril pasado en Catalunya, lo cual sitúa esta cifra en los niveles más bajos desde octubre, antes de la tercera oleada de la pandemia.
  • 1.400 Nuevas cuentas de cotización a la Seguridad Social –es decir, empresas creadas– en Catalunya el mes pasado respecto a marzo, a pesar de que la cifra continúa un 8,5% por debajo de los niveles de hace dos años.
  • 18,3% Crecimiento de las exportaciones catalanas en marzo respeto a los niveles anteriores a la crisis del coronavirus. La química, los bienes de equipación y la automoción fueron los tres sectores que lideraron las ventas exteriores.
  • 12% Peso del sector turístico sobre el total del producto interior bruto catalán. El turismo es el sector que más está tardando en dejar atrás la crisis, a pesar de que este verano podría repuntar parcialmente si se permite el turismo internacional.
stats