Energía
Economia 12/01/2021

El repunte de la luz en plena oleada de frío reabre el debate tarifario

El temporal rebaja la producción de energía renovable, más barata, mientras aumenta la demanda

Leandre Ibar Penaba
4 min
Imatge d’ahir del Vilosell, a les Garrigues.

BarcelonaEl precio de la electricidad, que el pasado viernes llegó al máximo histórico en España, vuelve a subir este martes en plena oleada de frío en toda la península Ibérica. El fuerte aumento ha comportado las quejas de las entidades de defensa de los consumidores y de unos cuantos partidos políticos, incluido Unidas Podemos, que forma parte del gobierno español.

Concretamente, el viernes el precio medio del día en el Estado fue de 94,99 euros por megavatio hora, una cifra nunca lograda antes. Y el lunes la subasta dejó el precio del martes en 84,25 euros por megavatio hora de media. Sin embargo, entre las 21 y las 22 horas el precio llegará a los 114,02 euros por megavatio hora.

Las cifras contrastan con el mínimo del último año, registrado el 1 de mayo pasado, cuando el precio fue de 11,51 euros, y el día de Navidad, que se situó en 16,04 euros.

Hay dos razones que explican la subida del coste de la luz. La primera, el incremento de la demanda de energía a causa del tiempo: como hace más frío, los hogares y empresas con calefacción eléctrica consumen más electricidad, lo cual empuja los precios al alza. Concretamente, la semana pasada la oleada de frío causada por la tormenta Filomena hizo aumentar un 15% la demanda de electricidad en el conjunto del Estado en comparación con la semana anterior.

La segunda razón tiene que ver con cómo se genera la energía y cómo se asignan los precios. Hay que tener en cuenta que la energía se decide el día antes de ser consumida por las familias. La normativa europea obliga a España y Portugal -que forman un mismo mercado- a utilizar una asignación de la electricidad llamada marginalista. Es decir, el precio que se establece es el de la última tecnología que entra en la oferta, que acostumbra a ser la más cara, porque la más barata se compra antes.

Así pues, a medida que se genera energía la primera electricidad que se asigna en el mercado es la que producen las nucleares, muy barata y que tiene el añadido de que se tiene que asignar primera, porque las centrales atómicas no se pueden parar. A partir de aquí se va añadiendo al mercado la energía producida por otras tecnologías. Normalmente detrás de las nucleares se asigna la electricidad proveniente de renovables y, finalmente, las otras fuentes más contaminantes, como por ejemplo las centrales térmicas.

“Las renovables son mucho más baratas y ahora han fallado”, explica Carles Riba Romeva, catedrático emérito de la UPC y presidente del Colectivo para un Nuevo Modelo Energético y Social Sostenible (CMES). Según Riba Romeva, la tormenta Filomena ha comportado que no se haya generado ni energía solar ni eólica -cuando hace demasiado viento, las turbinas se tienen que parar por seguridad-. Así, la tecnología que normalmente produce la electricidad más barata ha quedado fuera del mercado.

Cargas al consumidor

El incremento del coste de la energía en plena oleada de frío ha generado todo tipo de críticas y ha reabierto el debate sobre el mercado energético español. De hecho, uno de los puntos del programa del gobierno PSOE-Podemos es hacer una reforma energética en España, a pesar de que ayer la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, avisó de que los planes del ejecutivo no pasaban por evitar subidas como la de esta semana. “No podemos hacer pensar a los ciudadanos que la reforma del sector eléctrico que estamos abordando con determinación supone que no se pueden dar subidas puntuales del precio de la luz cuando se produce una tormenta perfecta como la que vivimos estos días”, dijo Calviño a la Cadena SER.

Por su parte, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, denunció la facilidad de las empresas del sector para presionar al poder político: “La mejor escuela para ser consejero de una empresa energética es haber sido ministro del Estado”, criticó también en una entrevista a la SER.

Xavier Farriols, miembro de la Junta Directiva del CEEC

1. ¿Es transparente el sistema tarifario eléctrico español?

Sí, es transparente, solo hay que entrar en la página web para ver en streaming cuál es el precio de la electricidad. Es un sistema de oferta y demanda en el que el último que entra es quien marca este precio. Además, hay un organismo supervisor, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que se encarga de garantizar el correcto funcionamiento del sistema.

2. ¿El sistema tiene algún defecto?

Que cada vez es más complejo. Antes las tecnologías, como el carbón, eran más estables. Ahora, con la entrada de las renovables, que a veces se ven obligadas a parar la producción, exige más flexibilidad.

3. ¿Cuál es el principal reto del sistema actual?

Introducir las renovables en este mercado. Con el Filomena ha caído un 40% la producción fotovoltaica. Estos descensos, sumados al aumento del gas a nivel mundial, han hecho que se encarezcan los precios, pero también tenemos que tener en cuenta que venimos de unos precios muy bajos.

stats