Energía
Economía 01/09/2022

Sánchez reducirá el IVA del gas del 21 al 5% a partir de octubre

El presidente español defiende "rebajas fiscales selectivas" para abaratar la factura de la calefacción

4 min
Pedro Sánchez en una sesión de control al Congreso .

MadridEl Gobierno español ya redujo el IVA de la luz al 5% y ahora lo hace también con el gas. "Rebajas fiscales selectivas", ha afirmado el presidente del ejecutivo del Estado, Pedro Sánchez, con el objetivo de abaratar la factura de la calefacción para otoño e invierno. Se aplicará a partir de octubre y hasta el 31 de diciembre, con posibilidad de alargarse si sigue el escenario de inflación, ha explicado este jueves en una entrevista a la Cadena SER. El anuncio llega al día siguiente de que el PP pidiera esta misma medida y que la portavoz de la Moncloa, Isabel Rodríguez, la rechazara asegurando que la "prioridad es reducir el consumo energético" y que el Gobierno español ya estaba haciendo un "esfuerzo sin precedentes". "Sigue asumiendo a cuentagotas algunas medidas del PP después de criticarlas", ha replicado el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a través de Twitter.

Precisamente, este jueves la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, mantiene una reunión con los portavoces de los grupos parlamentarios del Congreso para abordar el plan de contingencia que tiene que remitir en Bruselas durante el mes de septiembre. En principio, no incluirá restricciones en el consumo de carácter obligatorio para los ciudadanos y empresas. "Tenemos una situación relativamente más segura en relación con otros países", ha aseverado Sánchez. El presidente español ha puesto en valor la excepción ibérica en el tope del gas, ha asegurado que está conteniendo en un 15% la subida de la factura y que España se habrá ahorrado 1.300 millones de euros entre el 15 de junio y el 15 de agosto. A raíz del anuncio de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que el lunes apostó por una reforma del mercado eléctrico, el presidente español ha destacado que hay otros países que están defendiendo que también quieren la aplicación de las condiciones que tienen España y Portugal.

En el plano político, Sánchez ha criticado que el PP dibuje un escenario "catastrofista" e ignore las "fortalezas" de la economía española, que ha ejemplificado con la reducción del déficit y la deuda pública. El presidente español ha enumerado todas las medidas a las que últimamente se ha opuesto el PP: la gratuidad del transporte público, la subida del salario mínimo interprofesional, la excepción ibérica, así como el impuesto a la banca y las corporaciones energéticas para grabar sus beneficios extras. En este sentido, el líder socialista ha acusado al presidente conservador, Alberto Núñez Feijóo, de ser "dócil con los intereses" empresariales y ha cargado contra su oposición "negacionista". "Ni con Pablo Casado ni con Feijóo he contado con ningún tipo de ayuda. Para mí es una decepción", ha considerado.

Es por eso que ha dado por hecho que los presupuestos del próximo año, los últimos de la legislatura, los tendrá que negociar con los socios de la investidura: Esquerra, el PNV, el PDECat y EH Bildu. "No estoy descubriendo América", ha dicho. La formación de la izquierda abertzale ha vuelto a quedar satanizada las últimas horas por parte de la derecha a raíz del acercamiento de 13 presos de ETA, entre ellos los exlíderes de la banda armada 'Txapote' y Henri Parot, que el PP entiende como una contrapartida del Gobierno español al apoyo de Bildu. Preguntado por esta cuestión, Sánchez ha recordado que los gobiernos de José María Aznar acercaron a centenares de presos de ETA mientras la organización todavía mataba. "Lo que hemos visto estos años, 11 años después de la desaparición de ETA, es la utilización espuria de la política antiterrorista", ha anotado. Además, ha dejado claro que no hay reducción de penas, sino cumplimiento de la legislación penitenciaria.

Petición a la patronal para negociar

Más allá de la energía, Sánchez también ha querido mandar un mensaje a la patronal para que se siente a negociar los salarios con los sindicatos. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha reiterado los últimos días que los representantes de los empresarios "no están a la altura" y el presidente español no ha ido tan lejos, pero sí que ha pedido que se llegue a un acuerdo en los convenios colectivos. Si la reforma laboral volvió a poner la negociación colectiva en el centro, tenemos que animar a que el acuerdo de la reforma laboral sea ejercido con rotundidad por parte de las partes", ha subrayado.  A diferencia de su vicepresidenta segunda, Sánchez no ha llamado a los sindicatos a manifestarse y se ha limitado a "respetar" el derecho que tienen a hacerlo.

Las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos son más evidentes en el caso del aumento del gasto en defensa. Díaz inició el curso político la semana pasada advirtiendo que este incremento no estaba reflejado en el nuevo techo de gasto pactado en el seno de la coalición, y Sánchez ha asegurado que las nuevas cuentas sí que lo contemplarán. "Será un diálogo y una negociación", ha augurado el jefe del ejecutivo del Estado, tanto con su socio de gobierno como con los aliados parlamentarios. En relación con este incremento en defensa, el presidente español ha hablado de las industrias vinculadas al sector que se encuentran en Albacete, Ferrol, Cádiz, Cartagena y Euskadi, y los miles de puestos de trabajo cualificados que tiene asociados. "No solo hablamos de disuasión y de cumplir compromisos con la OTAN, sino que hablamos de economía, puestos de trabajo y cohesión territorial", ha señalado.

stats