Automoción
Economía 23/03/2022

Seat confirma que su planta de baterías irá a Sagunto y movilizará 7.000 M€ de inversión en el coche eléctrico

La carencia de semiconductores eleva las pérdidas de la marca de Martorell hasta los 256 M€ en 2021

4 min
Los directivos de Seat antes de presentar los resultados del 2021.

Barcelona / ValenciaSeat y su matriz Volkswagen construirán en Sagunto su gigafactoría de baterías, según ha confirmado este miércoles el presidente del consejo de administración de la compañía de Martorell, Thomas Schmall. La de Sagunto será la segunda planta de baterías del grupo en Europa y se prevé que entre en funcionamiento en 2026 y dé trabajo a unas 3.000 personas. El presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha justificado la elección de Sagunto por su situación, las infraestructuras y la capacidad de captar personal preparado.

Griffiths, además, ha indicado que la planta forma parte "de un proyecto de país" que "tiene que tener un equilibrio justo" con impacto en toda España, y también ha puesto en valor la rapidez con que se podrá empezar a trabajar. Sobre esto, el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha indicado que las propuestas de la Generalitat para captar esta planta "llegaron demasiado tarde".

Vista general de los terrenos de Sagunto donde se espera que se instale una de las macrofábricas de baterías.

Además, Schmall y Griffiths han anunciado que la electrificación del grupo en España —con toda la cadena de valor del coche eléctrico— movilizará unas inversiones superiores a los 7.000 millones de euros tanto de Seat y Volkswagen como de sus socios. "La mayor inversión industrial que se ha hecho nunca en España", ha asegurado Griffiths. Para conseguir ayudas, Seat se presentará al PERTE de la automoción. No obstante, Griffiths no ha aclarado ni cuáles serán los socios del proyecto ni qué aportación de fondos europeos esperan captar. El anuncio de Seat se refiere a la planta de baterías del grupo Volkswagen, pero España podría contar, al menos, con dos plantas, tal como avanzó el ARA .

El anuncio ha sido recibido con satisfacción tanto por el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, como por la ministra de Industria, Reyes Maroto. Puig ha destacado que su gobierno "ha trabajado a fondo y con discreción desde hace meses para atraer esta gran inversión industrial" y ha agradecido "la confianza" que Volkswagen ha depositado en el País Valenciano, según informa Daniel Martín.

La ministra Reyes Maroto, que en su día anunció que Seat tendría una planta de baterías cerca de Martorell, se ha felicitado por la apuesta de Volkswagen por España y ha dado por buena la elección de Sagunto.

No obstante, el presidente de Seat ha puesto deberes a las autoridades para hacer realidad la electrificación de la automoción en España: hay que desarrollar la infraestructura de recarga y dar ayudas a los compradores de coches eléctricos . En este sentido, ha destacado que en España la demanda del coche eléctrico es solo del 8%, mientras que en Europa es de media del 20%.

El presidente de Seat no ha concretado las cantidades de las inversiones en la electrificación. Solo ha indicado que Martorell captaría unos 3.000 millones. En la planta de Martorell y en la de Volkswagen en Landaben se fabricará el modelo eléctrico pequeño de las marcas del grupo a partir de 2025.

Griffiths ha cambiado al español dirigiéndose directamente a los sindicatos cuando se ha referido a la pérdida de plantilla que puede comportar el coche eléctrico. Ha asegurado que es cierto que el coche eléctrico necesita menos horas para su producción, cosa que podría comportar la pérdida de unos 2.800 puestos de trabajo a la marca catalana. Pero Griffiths ha dicho que con el coche eléctrico se crearán nuevos puestos de trabajo de más valor. A la vez, ha reclamado la máxima flexibilidad a los sindicatos, con ERTOs y otras herramientas, porque en la situación actual a veces se tiene que parar la producción por falta de componentes, pero cuando hay se tiene que producir al máximo. De hecho, Seat cambiará su modelo de ERTE actual, que tenía como causa la falta de semiconductores, por un modelo que incluirá otras causas, como la falta de componentes por la guerra en Ucrania o por los confinamientos en China por el covid, según ha explicado Carnero.

Más números rojos

Wayne Griffiths ha presentado los resultados de Seat en 2021. Un año que se cerró con unas pérdidas superiores a las del año anterior, cuando Seat cerró el ejercicio con unos números rojos de 194 millones por la pandemia. El 2021 estos números rojos subieron hasta 256 millones de euros, puesto que no se pudieron fabricar los coches previstos por la falta de semiconductores.

Evolució de l'empresa Seat
En milions d'euros

La situación no ha mejorado y, a pesar de que la compañía espera volver a los beneficios este año, la situación es incierta por la guerra de Ucrania, que ha obligado a parar la planta de Zwickau (Alemania), donde se fabrica el Cupra Borne, y también se ha parado la producción del Seat Tarraco en la planta principal de Wolsburg, en el estado germánico de la Baja Sajonia. La causa es que en Ucrania se fabrica una parte del cableado de estos modelos.

A pesar de las pérdidas, Seat aumentó su facturación. En 2021 vendió por valor de 9.256 millones de euros, un 5,4% más que el año anterior. El impacto de la falta de semiconductores en la facturación se calcula en unos 600 millones de euros porque se fabricaron 125.000 coches menos de los previstos. En total, se vendieron 474.401 coches, un 1,3% más que el año anterior. De las ventas, el 82% fueron a mercados exteriores y el 18% en España. En Martorell se fabricaron, en total, 385.200 coches, un 9,8% más que el año anterior.

Evolució de la producció i les vendes de Seat
En nombre absolut de cotxes

Apuesta por Cupra

A pesar del aumento de ventas totales, los ingresos de la marca Seat bajaron ligeramente, mientras que las de la marca Cupra, que logró las 82.000 unidades, se triplicaron. De hecho, Cupra duplicó su facturación, hasta los 2.200 millones de euros, y ya representa una cuarta parte de la facturación de la compañía, y el objetivo este año es llegar a los 5.000 millones de ventas de esta segunda marca y lograr un tercio del total del grupo Seat.

Wayne Griffiths no ha escondido su apuesta por la marca Cupra. Ha argumentado que Seat tiene ahora una buena gama, con los SUV, pero "el futuro es Cupra", porque esta marca aglutinará los coches eléctricos de Seat. De hecho, como marca Cupra hay ahora las versiones del León y el Ateca (que también existen con la marca Seat), el Formentor y el Born (el primero 100% eléctrico). Pero ya está previsto el lanzamiento de dos modelos, el Tavascan y el Urban Rebel (el eléctrico pequeño), y dos modelos más de la marca, uno de los cuales será un SUV electrificado que se fabricará en Hungría.

stats