Tecnología
Economía 07/02/2022

Zuckerberg amenaza con dejar a la UE sin Facebook e Instagram

Meta pide a Bruselas que le permita continuar enviando datos de los usuarios europeos a EE.UU.

2 min
Mark Zuckerberg.

BarcelonaEl gigante de las redes sociales Meta ha avisado este lunes que si no llega a un acuerdo en materia de datos con Bruselas, se puede ver obligado a dejar de ofrecer aplicaciones como Facebook o Instagram en la Unión Europea. Así lo ha explicado la multinacional en un documento enviado al regulador de la bolsa norteamericana. Este conflicto nace de una sentencia europea que prohíbe a la compañía tecnológica enviar datos personales de sus clientes europeos a Estados Unidos para procesarlos y almacenarlos fuera del espacio comunitario.

"Si somos incapaces de transferir datos entre los países y regiones donde operamos, o sufrimos restricciones para compartir los datos entre nuestros productos, esto puede afectar nuestra habilidad para proveer estos servicios", ha reivindicado la empresa fundada por Mark Zuckerberg. Meta defiende que, en un escenario en el que los reguladores y legisladores europeos consideren "inválido" este traspaso de datos de sus usuarios, sería "incapaz" de mantener sus redes en Europa.

En verano del 2020 el Tribunal de Justicia de la UE tumbó el Privacy Shield (escudo de privacidad), un marco legal que permitía a las empresas de EE.UU. intercambiar datos con la Unión Europea. El caso llegó a la corte de Luxemburgo después de la denuncia de Max Schrems, activista austríaco y fundador de la ONG Europe vs Facebook. Su argumento era que Washington no cumplía con los estándares de privacidad y que, por lo tanto, los europeos podían ser víctimas en cualquier momento de vigilancia masiva de EE.UU.. A pesar de que el acuerdo ya no es válido, Meta y otras tecnológicas norteamericanas siguen operando como hasta ahora, con riesgo de exponerse a una sanción.

No obstante, el grupo de redes sociales confía en lograr un entendimiento con Bruselas durante la primera mitad de 2022. "El Reglamento General de Protección de Datos todavía es una ley relativamente nueva, su interpretación está evolucionando", argumenta Meta en su informe. El vicepresidente de asuntos globales y comunicación de la empresa, Nick Clegg (también ex vice primero ministro del Reino Unido), ha urgido a los reguladores a adoptar una solución "proporcional y pragmática" para minimizar la "disrupción" que esto supondría para los "miles de negocios" que dependen de este mecanismo de intercambio de datos.

Según el portal de datos Statista, solo durante el cuarto trimestre del 2021 Meta facturó más de 8.300 millones de dólares en Europa. El importante volumen de negocio del grupo en el Viejo Continente hace pensar que, pese al polos con Bruselas, difícilmente renunciará a perder este trozo del pastel.

Retener usuarios, el otro gran problema de Meta

Además de detallar los suyos tira-y-afloja con los reguladores europeos, en este comunicado Meta también admite otras dificultades que pueden complicar su negocio en un futuro. Por ejemplo, el declive en los niveles de interacción de los usuarios de las redes sociales. "No hay ninguna garantía de que no experimentemos una erosión similar de nuestra base de usuarios activos", comenta la multinacional. Meta reconoce que, para retener a estos consumidores de la publicidad en la que se basa su modelo de negocio, necesita que los clientes perciban sus productos como "útiles, fiables y merecedores de su confianza".

stats