Derechos Humanos
Internacional 11/07/2021

Cadena perpetua en Italia para 14 torturadores del plan Cóndor

El Supremo confirma la condena a militares de Chile y Uruguay

3 min
Momento de la lectura de la primera sentencia del caso, el enero del 2017, confirmada ahora por el Supremo.

MilàEl Tribunal Supremo italiano confirmó ayer la condena a cadena perpetua para 14 militares y jerarcas de Chile y Uruguay acusados de la desaparición y muerte de una veintena de opositores de origen italiano en el conocido como Plan Cóndor, la macabra operación que sirvió para secuestrar y ejecutar a los disidentes políticos de izquierdas durante las dictaduras de América Latina en las décadas de 1970 y 1980. 

Los magistrados de la Corte de Casación de Roma, la máxima autoridad judicial italiana, pronunciaron la sentencia después de dos días de deliberaciones en los que acordaron reducir la lista de los acusados de 21 a 14 por la muerte de varios de ellos. Entre los condenados se encuentra el exministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Juan Carlos Blanco Estradé. Todos ellos fueron condenados en contumacia y estuvieron ausentes en el Tribunal romano dada su avanzada edad o porque ya están cumpliendo condena en sus respectivos países. Todos excepto el ex militar uruguayo Jorge Nestor Fernández Troccoli, de 74 años. 

Troccoli, con pasaporte italiano, llegó a Italia en 2007 tratando de escapar de la justicia de su país. La huida le duró poco. Un año más tarde, pocos días antes de Navidad, el torturador uruguayo fue descubierto en su refugio de la ciudad costera de Marina di Camerota, cerca de Nápoles, de donde procedía su familia. Fue juzgado y condenado a cadena perpetua en segunda instancia. 

Quienes también asistieron emocionados a la lectura de la histórica sentencia fueron algunos de los familiares de las víctimas, como Zelmar Michelini, hijo del líder político uruguayo de origen argentino del mismo nombre, que fue secuestrado y asesinado en 1976 en Buenos Aires.

Andrea Speranzoni, el abogado que representa a las víctimas uruguayas, subrayó que los condenados habían sido juzgados respetando los principios de la jurisdicción italiana y europea. “Cometieron crímenes atroces”, dijo el letrado visiblemente emocionado.

“Es una sentencia importante e histórica. La primera en Europa por el Plan Condor”, aseguró por su parte el abogado de algunas víctimas, Arturo Salerni. “La Justicia italiana ha escrito hoy una página importante en la batalla por la condena de los crímenes de lesa humanidad y por la protección de los derechos humanos. Los familiares de las víctimas esperaban justicia y el hecho de que se haya hecho en Italia es un paso importante de gran valor histórico”, añadió.

La Operación Cóndor fue un plan auspiciado por Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría para diezmar la oposición política de izquierdas en América Latina. Además de sufrir secuestros y torturas, a menudo los disidentes eran lanzados desde aviones militares al mar en los conocidos como 'vuelos de la muerte'.

El juicio arrancó tras la denuncia en 1999 de algunos familiares de desaparecidos de origen italiano en las dictaduras latinoamericanas justo un año antes de que el juez Baltasar Garzón ordenara la detención en Londres del ex dictador chileno Augusto Pinochet. La esperanza que suscitó la detención del anciano tirano, acabó en frustración tras su liberación, pero las víctimas italianas no se rindieron e iniciaron un proceso que ha concluido más de dos décadas después.

Veinte años de investigación

El proceso judicial arrancó hace veinte años con la investigación abierta por el fiscal italiano Giancarlo Capaldo contra un grupo de 34 ex policías, militares y miembros de los servicios secretos de Chile, Uruguay, Bolivia y Perú, algunos de los cuales fallecieron durante el proceso. En la lista original los imputados llegaron a ser más de 140, muchos de ellos argentinos, pero el país andino se negó a autorizar que fueran juzgados en Italia.  

stats