Internacional 07/12/2020

Maduro solo consigue que vote el 31% de los venezolanos en unas elecciones boicoteadas por la oposición

El chavismo recibe más de dos tercios de los votos en unos comicios sin reconocimiento internacional

Ara
2 min
El president de Veneçuela, Nicolás Maduro, just després de votar a les eleccions legislatives d'aquest diumenge

BarcelonaTal como era previsible, el chavismo ha ganado de forma clara las elecciones legislativas celebradas este domingo en Venezuela, que habían sido boicoteadas por la oposición y que han sido marcadas por una bajísima participación: solo el 31% de los ciudadanos han acudido a las urnas, mientras que el 69% han optado por la abstención. El dato refleja el agotamiento de la población ante el conflicto político que vive el país, que desde enero de 2019 tiene un presidente surgido de unas elecciones consideradas fraudulentas, Nicolás Maduro, y otro autoproclamado, Juan Guaidó, que tiene el reconocimiento de la Asamblea Nacional y de buena parte de la comunidad internacional, incluyendo los Estados Unidos o el Parlamento Europeo.

Según los datos hechos públicos esta madrugada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), un órgano muy cuestionado por la oposición, con el 82,35% escrutado la coalición Gran Polo Patriótico, liderada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Maduro, había recogido el 67,6% de los votos (más de 3,5 millones), mientras que Alternativa Democrática había obtenido el 17,95% (unas 945.000 papeletas). Esta fuerza agrupa a varios partidos de la oposición que decidieron concurrir a las elecciones después de que el Tribunal Supremo destituyera a sus líderes y les impusiera nuevas juntas directivas.

"Hemos tenido una tremenda victoria electoral", ha dicho Nicolás Maduro después de que se hicieran públicos estos resultados provisionales. Aún así, todavía no se ha determinado cómo quedarán repartidos los 277 escaños que forman la Asamblea Nacional. El nuevo Parlamento se constituirá el 5 de enero.

Resultados cuestionados

Este órgano era hasta ahora la única institución del país que no estaba controlada por el chavismo, después de que en las anteriores elecciones legislativas, celebradas en diciembre de 2015, la opositora Mesa de la Unidad Democrática se impusiera al Gran Polo Patriótico y se adjudicara 112 de los 167 escaños que tenía entonces el Parlamento. Ahora la cámara volverá a manos del chavismo, a pesar de que la oposición ya había anunciado que no daría validez a los comicios y Guaidó ha convocado para este sábado una consulta para pedir a los ciudadanos si reconocen los resultados de las elecciones.

Pero la oposición venezolana no es la única que considera fraudulentos los comicios de este domingo. El alto representante de la Unión Europea para los Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha dicho este lunes por la mañana que las elecciones "no han cumplido todos los requisitos democráticos", ha lamentado que se hubiera impedido el envío de observadores internacionales y ha remarcado que la participación había sido "bastante baja".

stats