Internacional 31/01/2022

Costa gana las elecciones en Portugal por mayoría absoluta

La extrema derecha de Chega sube hasta convertirse en la tercera fuerza en el Parlamento

4 min
Resultats de las elecciones en Portugal.

BarcelonaEl Partido Socialista (PS) del actual primer ministro portugués, António Costa, ha ganado las elecciones legislativas de este domingo con un resultado bastante mejor que el de 2019, a costa probablemente de la derrota de sus socios de izquierda. El primer ministro se ha sobrepuesto al mal pronóstico que le daban las encuestas durante la campaña y ha conseguido la mayoría absoluta. Con más del 99,13% de los votos escrutados, el PS de Costa se lleva el 41,68% de los votos, mientras que el PSD se queda con el 27,80% y la extrema derecha de Chega sube a tercera fuerza con un 7,15% de los votos.

Los sondeos a pie de urna otorgaban a Costa entre 100 y 117 de los 230 diputados del Parlamento y no se han equivocado, puesto que Costa ha obtenido el máximo del pronóstico, 117. Estaba claro que el PS superaría los 108 escaños que tenía hasta ahora y, en el tenedor alto del sondeo, podría incluso lograr la anhelada mayoría absoluta, situada en los 116 escaños. Los conservadores del PSD, liderados por Rui Rio, se han quedado con 71 escaños, y Chega ha hecho una rápida escalada, y ha pasado de un solo escaño a un total de 12.

El gran batacazo se lo llevan los que han sido socios de Costa desde la izquierda: el Bloque de Izquierda (BE) baja de 19 escaños hasta 5, y los comunistas de la CDS bajan de 12 escaños a 3. Los analistas veían claro el traspaso de votos desde estos partidos hacia el PS como voto útil ante la amenaza de un gobierno de derechas con apoyo de los ultras, como pronosticaban las encuestas.

Resultados de las elecciones en Portugal.

El hotel donde el PS seguía los resultados era una fiesta este domingo por la noche, mientras que en la sede del PSD dominaba la decepción, después de que varios sondeos durante la campaña electoral les auguraran la victoria en estos comicios.

El ascenso de la ultraderecha, pronosticado también por las encuestas, sí se ha confirmado como una de las sorpresas de estas elecciones. El partido Chega, que sería un equivalente a Vox en Portugal, entró por primera vez en el Parlamento del país en 2019 con un solo escaño y el 1,3% de los votos. En las elecciones presidenciales del año pasado ya subió hasta el 11,9% de los votos, y esta vez se ha quedado en el 7,15% de los apoyos un total de 12 escaños.

Participación elevada

Otra sorpresa ha sido la elevada participación, que ha llegado al 57,96% de los electores, bastante por encima del 48,7% de las elecciones anteriores, en 2019. La baja abstención también es una sorpresa porque los contagios de covid-19 están disparados y se calcula que cerca de medio millón de portugueses están aislados en casa. Eso sí, se ha habilitado la última franja horaria, de seis a siete de la tarde, para que los aislados y los contagiados pudieran ir a votar a los colegios electorales. Se les recomendaba, de hecho, ir a votar en este horario, pero no era una obligación. Este nuevo sistema, con colegios totalmente preparados para recibir a contagiados, ha funcionado perfectamente a pesar de ser una novedad, puesto que en las presidenciales del año pasado los positivos tuvieron que votar por correo o se les recogió el voto en casa.

Más de 10 millones de portugueses estaban llamados a las urnas este domingo (1,5 millones desde el extranjero) en unas elecciones que se hacían más de un año antes de lo previsto. Desde los comicios de 2019, el socialista António Costa gobierna en solitario, pero con apoyos puntuales de los dos partidos de izquierda que habían formado gobierno con él en la legislatura anterior, del 2015 al 2019, que se conoció como la geringonça de izquierdas.

Pero el entendimiento de las izquierdas se rompió en octubre , cuando el Bloque de Izquierda y los comunistas de la Coligação Democrática Unitária (CDU) decidieron rechazar el proyecto de presupuestos para el 2022 de Costa. En vez de forzar una negociación, el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, decidió convocar elecciones anticipadas. Costa vio una oportunidad para conseguir la mayoría absoluta que le permitiera gobernar con más comodidad. Pero en las últimas semanas los conservadores del PSD, el principal partido de la oposición, han ido ganando terreno en las encuestas, hasta el punto de que en alguna incluso superaban al PS. A la vez, la ultraderechista Chega se posicionaba como tercera fuerza y desbancaba a los antiguos socios de gobierno de Costa.

La gestión de Costa

Los portugueses parecían satisfechos en general con la gestión de Costa, que ha conseguido revertir las políticas de austeridad y capear la crisis económica provocada por la pandemia, y que ha puesto en marcha uno de los programas de vacunación para el covid-19 más efectivos del continente europeo. Con todo, las elecciones anticipadas han retrasado la aprobación del programa para gastar el paquete de 45.000 millones de euros que Portugal ha recibido del fondo de recuperación pos-covid de la Unión Europea (UE).

Entre otras cosas, el partido de Costa lleva en el programa electoral un aumento del salario mínimo de 705 euros a 900, mientras que el PSD se compromete a recortar los impuestos a las empresas.

stats