Internacional 29/04/2021

El derecho al matrimonio homosexual, en riesgo en Suiza

La oposición consigue reunir suficientes firmas para someter la ley a un referéndum determinante

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
Bandera LGTBIQ+ en un balcó.
Disponible en:

BarcelonaEl matrimonio entre personas del mismo sexo, una ley que se aprobó en 2020 en Suiza, se someterá a votación popular después de que los opositores hayan recogido suficientes firmas para ponerla en entredicho y dejarla en manos de la ciudadanía.

El Parlamento suizo aprobó, a finales de diciembre, un proyecto de ley que reconocía el matrimonio entre personas del mismo sexo. No solo el país iba mucho más tarde que otros estados europeos, sino que este martes la consejería federal anunció que se habían validado 61.027 de las firmas presentadas por los críticos con la ley para someter la cuestión a votación nacional. Según el sistema de democracia directa suizo, los ciudadanos pueden vetar las decisiones parlamentarias mediante un referéndum si consiguen recoger 50.000 firmas válidas dentro de los 100 días posteriores a su publicación oficial.

Desde el gobierno se fijará una fecha para el plebiscito, que no se celebrará antes de septiembre. Los ciudadanos suizos reciben sobres llenos de papeletas e información electoral aproximadamente cuatro veces al año, en los que se les pide que emitan su voto sobre diferentes temas y procesos.

El impulso para someter a referéndum la ley en defensa del matrimonio entre personas del mismo sexo surgió de una iniciativa entre varios partidos conservadores, con campañas con el eslogan: "Sí al matrimonio y a la familia, no al matrimonio para todo el mundo". Este movimiento también califica los matrimonios entre personas del mismo sexo de "falsos" y argumenta que solo un hombre y una mujer pueden establecer un vínculo "natural" de por vida.

Las libertades que se votarán

La ley aprobada en diciembre también concede a las parejas de lesbianas el acceso a los bancos de donación de esperma, una medida que los opositores criticaron con contundencia. "¿Qué vendrá después?", se preguntan en el sitio web de la campaña. "La maternidad subrogada para una pareja gay: ¿la degradación de las mujeres hasta el estado de máquina de parir?"

La Operación Libero, un movimiento político liberal iniciado después del referéndum suizo sobre inmigración en octubre del 2014, ha manifestado que hará una campaña para conseguir mantener la ley vigente. Desde el movimiento han lanzado una petición en la que se indica que "es importante que la población suiza se pueda casar independientemente de su orientación sexual o identidad de género". Ya han reunido 100.000 firmas este mes. En una encuesta de noviembre del 2020, de la organización LGBT Pink Cross, el 82% de las personas expresaron su aprobación del matrimonio homosexual con diferentes grados. Este dato sugeriría que la ley seguiría en vigor porque se aprobaría en referéndum.

La ley también permite a las personas transgénero cambiar su género legal con una declaración. Esto supuso un cambio importante para un país que ha quedado atrasado en materia de derechos del colectivo LGTBIQ+. La mayoría de países de Europa occidental han introducido en las últimas dos décadas leyes que permiten el matrimonio entre parejas del mismo sexo, con los Países Bajos al frente en 2001. España legalizó las uniones entre personas del mismo sexo en 2005, Francia lo hizo en 2013, seguida de Inglaterra y Gales en 2014 y de Alemania en 2017.

stats