Internacional  /  Europa 20/06/2022

Francis Ghilès: "Macron tendrá que pagar el precio de una manera de hacer política orgullosa y centralista"

Investigador sénior asociado del CIDOB

2 min
El presidente francés, Emmanuel Macron, votando a las elecciones legislativas.

Emmanuel Macron ganó la segunda vuelta de las elecciones legislativas. Pero el resultado es visto como un fracaso para el presidente, puesto que no obtuvo suficientes votos para mantener la mayoría absoluta en la Asamblea. Los resultados del domingo, de hecho, dibujan una situación de mayorías muy complicada que podría llevar a una situación de bloqueo, de parálisis política.  Hablamos de ello con Francis Ghilès, investigador sénior asociado del CIDOB.

¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Los resultados pueden condicionar la gobernabilidad?

— El presidente Emmanuel Macron lo tendrá mucho más difícil, porque el gobierno tendrá que negociar cada proyecto de ley con otros partidos, de la derecha o de la izquierda. Tampoco lo tendrá fácil en cuanto a su política exterior. Es un ámbito que depende del presidente y no del gobierno, sin embargo, aun así, el poco apoyo en el Parlamento le dificultará mantener la influencia. Especialmente en cuanto a la política exterior europea, puesto que los partidos de la izquierda [la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon] y la extrema derecha [el Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen] son mucho más euroescépticos. Será mucho más difícil de hacer funcionar el famoso tándem franco-alemán.

¿Se prevé un pacto de gobernabilidad estable para toda la legislatura o más bien acuerdos puntuales?

— Un pacto estable es imposible. En Francia no hay una cultura de cooperación entre partidos, no se puede comparar con Alemania. Además, Macron ha satanizado la extrema derecha durante las elecciones presidenciales y la izquierda durante las legislativas. Ahora tendrá que pagar el precio de esta menara de hacer política, con mucho orgullo y mucho centralismo. Hay una cultura del enfrentamiento, también en la calle. Y la mitad de los franceses no han votado, cosa que indica qué piensan de los políticos. La atmósfera política francesa ahora mismo es horrible.

Francis Ghilès, investigador del CIDOB.

¿Puede haber una crisis de gobierno?

— La incertidumbre es muy grande. Tendremos que esperar unos cuántos meses para ver qué pasa. Es una situación inédita desde el 1958, desde la fundación de la V República. No sé qué puede pasar, pero de lo que no hay duda es que el presidente ha sufrido un golpe muy grave.

La izquierda de Mélenchon ha quedado segunda, pero la extrema derecha de Le Pen ha crecido muchísimo. ¿Quién hará de jefe de la oposición?

— No lo sabemos, porque los partidos de izquierda se han unido ahora para las elecciones legislativas, pero son formaciones muy diferentes. No sabemos cómo funcionará. La oposición de Le Pen parece mucho más unificada. En resumen, hay mucha incertidumbre, en general.

stats