Internacional 16/06/2021

Francia anuncia el final del toque de queda y de la mascarilla en el exterior

El ritmo de vacunación es alto y los indicadores sobre la propagación del covid, positivos

2 min
Jean castex

ParísEl primer ministro francés, Jean Castex, ha anunciado en una rueda de prensa este mediodía el fin de la obligatoriedad de llevar mascarilla al aire libre a partir de mañana y del toque de queda a partir del domingo. "No será obligatorio [llevar mascarilla ], excepto en algunas circunstancias", ha matizado el dirigente francés, que ha dicho que se tendrá que seguir llevando "cuando nos juntemos, estemos en lugares concurridos, en la cola de el súper, en los mercados o en las gradas de los estadios".

Algunas partes de Francia, como París y su área metropolitana, llevaban desde mediados de octubre con toque de queda. Inicialmente y hasta hace una semana, era de 21 h a 6 h y, el 9 de junio, pasó a ser de 23 h a 6 h. Estaba previsto en el plan de desconfinamiento que el último día de toque de queda fuera el 30 de junio, pero "una mejora más rápida de lo que se esperaba" de los indicadores sobre la propagación del covid ha llevado al gobierno francés a avanzar la fecha diez días, al 20 de junio. En cuanto al resto de restricciones, Castex ha dejado claro que no se modificarán hasta finales de mes. Así, los bares y los restaurantes pueden tener las terrazas llenas al 100%, pero en el interior tienen que limitar la capacidad al 50% con un máximo de seis personas por mesa. Los museos, los estadios deportivos o las ferias no pueden acoger a más de 5.000 personas y los cines y los teatros no pueden superar el 65% del aforo.

Según los datos de ayer, la cifra de pacientes en unidades de cuidados intensivos es inferior a 2.000 por primera vez desde octubre de 2020, cuando en abril se llegó a 6.000. El número de casos registrados por día también sigue disminuyendo, ayer se sumaron poco más de 3.000 mientras que hace un mes se superaban los 15.000 cada día.

El primer ministro francés también ha hecho un llamamiento a vacunarse y ha fijado el objetivo de tener vacunados en agosto a 40 millones de franceses con una dosis y a 35 millones con las dos. "Podremos mantener nuestro compromiso: podremos ofrecer la vacunación a todos los adultos a finales de verano", ha dicho Castex. Hoy por hoy, hay 16,5 millones de franceses con la pauta completa, algo más de una quinta parte de la población, y, según los datos del gobierno francés, se administraron 678.535 dosis solo entre el 14 y el 15 de junio.

"Ofreceremos la vacuna a toda la población adulta antes del verano"

A pesar de esto, Castex ha dicho que estarán muy atentos a la variante Delta, ha obligado al Reino Unido a retrasar el retorno progresivo a la normalidad, y ha prometido que se intensificarán las acciones para prevenir y monitorizar las variantes, así como un aumento de los controles en las fronteras, sobre todo en los aeropuertos y en las estaciones de tren. En este sentido, el ministro de Sanidad, Olivier Verán, informó el martes de que la variante Delta ya ha llegado a Francia -entre el 2% y 4% de los tests covid que dan positivo son de la nueva variante- y alertó de que los franceses no podían "bajar la guardia". En todo caso, Castex ha recordado que lo más importante es no parar de administrar vacunas, que "son muy eficaces". "Estamos viviendo un momento de felicidad, de regreso a la forma de vida normal, estamos en el buen camino", ha concluido el primer ministro.

stats