Alemania
Internacional 08/12/2022

Heinrich XIII: así es el líder del grupo que quería dar un golpe de estado en Alemania

Uno de los detenidos por terrorismo en Alemania es descendente de una casa principesca y quería erigirse en jefe de gobierno

2 min
Heinrich XIII (Enric XIII), de 71 años, es uno de los detenidos este miércoles en Alemania acusados de preparar un golpe de estado.

DortmundLa figura central del grupo de detenidos este miércoles en Alemania, acusados de formar parte de una asociación terrorista, es Heinrich Reuss, descendente de una antigua casa principesca del actual Turingia. Se lo conoce en los medios de comunicación como Heinrich XIII (Enrique XIII) o príncipe Reuss. Tiene 71 años y, según las investigaciones en marcha, se habría presentado al frente de un nuevo gobierno en caso de que hubiera prosperado un eventual golpe de estado. Ahora ya está en prisión preventiva.

Además de tener un papel de líder en los planes para derrocar al actual gobierno, se lo acusa de haber suministrado dinero al grupo de extrema derecha Unión Patriótica. Está identificado como "ciudadano del imperio". De hecho, en su castillo de cacería cerca de Bad Lobenstein, en Turingia, se ha reunido este año varias veces con otros miembros de este movimiento, según las investigaciones. Reuss, sin embargo, vive en Frankfurt, donde es asesor financiero.

El verano pasado, el jefe de la casa de Reuss, Enrique XIV, se refirió a Enrique XIII como un pariente lejano que había dado la espalda a la noble familia hacía ya 14 años. Era un anciano “parcialmente confundido” que estaba sujeto a “ideas erróneas sobre teorías conspirativas”, declaró entonces el portavoz de la casa de Reuss a la televisión pública local MDR.

En 2019, el príncipe Reuss dijo públicamente que Alemania no era ningún estado soberano y que estaba controlada por los aliados. En otro vídeo que corre en las redes define al estado y la justicia como “empresas”.

Tenía la aspiración de convertirse, a raíz de un golpe de estado, en jefe del nuevo gobierno. A su lado, una juez y exdiputada de la ultraderechista AfD habría estado, según sus planes, al frente de la cartera de Justicia. Otro acusado, el jurista Tim Paul G., tenía la previsión de convertirse en ministro de Exteriores. Heinrich Reuss habría llevado negociaciones de política exterior con Rusia. Quizás por eso ya se había puesto en contacto con autoridades rusas a través de su pareja, Vitalia B., de 39 años. No obstante, según Der Spiegel, los investigadores no han encontrado indicios de que estas autoridades hubieran respondido a las insinuaciones del príncipe Reuss.

stats