Internacional 08/01/2021

Grito de socorro del alcalde de Londres, nuevo epicentro de la pandemia en Europa

Sadiq Khan implora a los londinenses que se queden en casa

Quim Aranda
4 min
Imatge del pont de Westminster al centre de Londres

LondresGrito de socorro este mediodía de viernes del alcalde de Londres a los residentes del centro de la ciudad y de toda el área metropolitana: "Los londinenses continuáis haciendo grandes sacrificios y hoy os imploro que os quedáis en casa, salvo que sea absolutamente necesario que salgáis. Quedaos en casa para protegeros, para proteger a vuestra familia, los amigos, los otros londinenses y también para proteger nuestra NHS".

Sadiq Khan ha hecho esta dramática afirmación pocos minutos después de haber declarado un "incidente muy grave" debido a la propagación "fuera de control" de la pandemia. "Ahora mismo uno de cada treinta londinenses tiene covid-19. Si no tomamos medidas inmediatas, nuestra NHS podría quedar desbordada y morirá más gente", ha añadido Khan.

Los datos sobre la pandemia relativos a las últimas 24 horas, apenas publicadas por el gobierno británico, confirman la gravedad de la situación y anuncian que vendrán días todavía más dramáticos. El Reino Unido ha contabilizado 1.325 nuevas muertes, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Y también ha sido la cifra más alta la de los contagios, que se han ensartado en los 68.053.

Dades oficials del govern britànic relatives a la pandèmia durant les passades 24 hores

Entre el 30 de diciembre y el 6 de enero el número de pacientes en los hospitales de la ciudad ha crecido un 27%, de 5.524 a 7.034, y el número de los que necesitan ventilación mecánica ha aumentado el 42%, de los 640 a los 908 actuales. Solo en los últimos tres días, los centros sanitarios han contabilizado 477 muertes. Los días previos a Navidad había unos 500 ingresos por día. Ahora hay 830 de media. Un centenar de bomberos se han tenido que incorporar al servicio de conducción de ambulancias, prácticamente saturado. El servicio de emergencias tiene que asistir 8.000 llamadas al día. En una época normal, solo atendería 5.500.

Los poco más de 7.000 pacientes con coronavirus en los hospitales suponen un 35% más en relación con el pico de la primavera. No solo ocupan gran parte de las camas hospitalarias disponibles, sino que generan un efecto de colapso que impacta directamente en el resto de servicios.

Royal London Hospital, el más grande de la ciudad, tiene más de 120 pacientes en la unidad de cuidados intensivos y solo dispone de 30 camas más. El problema para el sistema sanitario es que el número de infecciones que se han registrado en los últimos diez días supera el medio millón, concentrándose, en buena parte, en el sudeste de Inglaterra. En las próximas dos semanas las consecuencias del nuevo tsunami de casos podrían hacer estallar la resistencia de unos hospitales ya al límite.

En palabras de Kevin Fenton, director regional del Sistema Público de Sanidad inglés, la ciudad vive "la amenaza más grande a la que se ha enfrentado en esta pandemia hasta ahora". "La aparición de la nueva variante [de SARS-CoV-2] significa que estamos estableciendo tases récord de casos, casi el doble de la media nacional", que es de un contagio por cada 50 personas. El número de infecciones por cada cien mil habitantes es de 1.039,5 los últimos siete días, la tasa más alta de todo el Reino Unido con gran diferencia. En el peor barrio de la ciudad, sin embargo, todavía es mucho más alta, puesto que llega a los 1.615.

Otro de los datos más preocupantes es que las infecciones se están disparando entre los londinenses de edad avanzada, hecho que inevitablemente añadirá más víctimas al recuento en las próximas semanas.

La situación de emergencia real y el nuevo confinamiento que vive todo el Reino Unido desde el pasado lunes han vuelto a dejar la ciudad vacía, especialmente el centro, que tiene una vez más el aspecto fantasmagórico de la primavera. El invierno, con la falta de luz, acentúa todavía más la sensación de desolación sobre la capital. Aún así, y a pesar de que Khan ha hecho una petición especial a los londinenses para que usen mascarillas en todas partes, no solo en los comercios abiertos –los de alimentos– o en el poco transporte público que todavía funciona, no es obligatorio usarla mientras se está en el exterior.

Khan ha escrito hoy al primer ministro Boris Johnson para pedirle más apoyo financiero para los londinenses que necesitan autoaislarse y no pueden trabajar, y también para que se faciliten datos de vacunación diarios –el gobierno ya lo hace, y hasta este viernes se han vacunado 1,296,432 personas–, el único elemento que, de momento, puede ayudar a mantener la esperanza de recuperar dentro de unos meses una situación, cuanto más próxima a la normalidad prepandémica, mejor.

stats