Internacional 25/11/2021

La NASA lanza una sonda para "defender" a la Tierra de un asteroide

El objetivo de la agencia norteamericana es impactar contra el asteroide y desviarlo para probar esta tecnología

2 min
Lanzamiento de la sonda DART que impactará contra un asteroide, desde una base de la NASA en California.

Barcelona"La primera misión de prueba para defender al planeta Tierra". Así ha presentado la NASA su nueva sonda DART, que se ha elevado este miércoles para poner a prueba una nueva tecnología que permitiría desviar un meteorito en caso de que su trayectoria lo llevara directo a la Tierra. La DART (Double Asteroid Redirection Test) impactará contra un asteroide de 160 metros en octubre de 2022 para confirmar si la tecnología funciona y es capaz de hacer variar el rumbo de una roca espacial. Un cohete Falcon 9 de la empresa Space X ha sido el responsable del lanzamiento, desde una base de la NASA en California, la madrugada pasada.

El asteroide que se ha fijado como objetivo de esta misión no representa ninguna amenaza para la Tierra. Pero el reto es modificar aunque sea ligeramente el movimiento del asteroide de una forma que pueda ser captada por los telescopios terrestres. Unos datos que ofrecerán información valiosa para preparar al planeta para una posible amenaza futura, al estilo de películas como Armageddon, por ejemplo. La sonda DART, además, incorpora un aparato construido por la agencia espacial italiana, que se desenganchará de la nave poco antes del impacto para poder tomar imágenes de cerca del momento de la colisión y de la nube de materia que se desprenderá.

"La DART está convirtiendo la ciencia ficción en ciencia empírica y es un testigo de la proactividad y la innovación de la NASA para el beneficio de todo el mundo", ha dicho el administrador de la NASA, Bill Nelson. "A parte de todas las maneras en las que la NASA estudia nuestro universo y nuestro planeta, también estamos trabajando en proteger este hogar", ha añadido.

Un sistema de dos asteroides

El objetivo de esta primera misión de la DART se encuentra en el sistema de asteroides Didymos, que está formado, de hecho, por dos de estos astros. La nave impactará contra el más pequeño, denominado Dimorphos, que tiene unos 160 metros de diámetro, y que a su vez orbita alrededor de otro asteroide más grande, Didymos, de unos 780 metros de diámetro. Impactará contra el primero entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre de 2022, según cálculos de la NASA, y lo hará a una velocidad de unos 6 kilómetros por segundo.

Cuatro años después de que se produzca el impacto con el asteroide, el programa Hera de la Agencia Espacial Europea (ESA en inglés) llevará a cabo una búsqueda en los dos asteroides y especialmente en el cráter abierto por el choque con la sonda. Desde la NASA quisieron poner en valor también esta "misión de unidad" entre las agencias europea, italiana y norteamericana.

"Aún no hemos encontrado ninguna amenaza significativa de un posible impacto de asteroide hacia la Tierra, pero seguimos buscando algunos de gran medida que sabemos que están por descubrir. Nuestro objetivo es localizar cualquier impacto posible, con años o décadas de antelación, de forma que se pueda desviar con alguna sonda con una capacidad como la de la DART, que es posible con la tecnología que tenemos actualmente", ha explicado Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria en la sede de la NASA.

stats