Internacional  /  Oriente Próximo 15/04/2022

Más de 150 palestinos heridos en enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén

La policía israelí asegura que ha respondido al lanzamiento de piedras de "centenares de manifestantes"

2 min
Disturbis en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén

BarcelonaMás de 150 palestinos han resultado heridos en unos violentos enfrentamientos con la policía israelí este viernes en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén. Después de una semana de relativa calma, los disturbios suponen la escalada más importante de la tensión en la ciudad desde que empezó el Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes. El choque con la policía ha empezado de madrugada en el exterior de la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del islam. Los enfrentamientos se han extendido también dentro del templo, cosa muy poco habitual.

Según el servicio de emergencias de la Media Luna Roja, al menos 153 palestinos han tenido que ser trasladados a hospitales o clínicas para recibir atención médica por balas de goma, golpes y la explosión de granadas aturdidoras. La policía israelí ha informado que ha detenido a "centenares de alborotadores" y ha añadido que tres agentes han resultado heridos por el lanzamiento de piedras.

Enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.

La policía ha explicado en un comunicado que los incidentes han empezado cuando centenares de manifestantes palestinos han echado piedras y fuegos artificiales contra los agentes y en la zona de plegaria de los fieles judíos. Ha añadido que los policías han esperado a que se acabara la oración de la mañana para intervenir y dispersar a los manifestantes, que asegura que llevaban banderas de la Autoridad Nacional Palestina y del movimiento islamista Hamás. Por su parte, la agencia oficial de noticias palestina Wafa ha indicado que décimas de policías israelíes han entrado en la mezquita y "han atacado a miles de fieles musulmanes" que rezaban.

Según el diario israelí Haaretz, los enfrentamientos han durado seis horas y la situación ya estaba calmada para la plegaria del mediodía. También calculaba que unos 50.000 fieles musulmanes habían acudido a la mezquita para la oración. El medio ha explicado que miles de jóvenes palestinos se habían quedado toda la noche en la mezquita de Al Aqsa a raíz de los llamamientos de grupos religiosos judíos para entrar el viernes a hacer un sacrificio de corderos y cabritos en la Explanada de las Mezquitas, donde la tradición hebrea sitúa el antiguo templo de Jerusalén. Los disturbios se han producido en medio del Ramadán, al inicio de la Pascua judía y en plena Semana Santa cristiana. La ola de enfrentamientos registrada el año pasado en Jerusalén durante el mes sagrado musulmán acabó con una intervención militar israelí en la franja de Gaza, en la que murieron 250 palestinos y 13 israelíes.

El primer ministro de Israel, Naftalí Bennett, ha convocado una reunión de emergencia para valorar la situación de seguridad en la ciudad, que hasta ahora había quedado al margen de los principales incidentes de las últimas semanas. La región está viviendo un aumento de la tensión, sobre todo en Cisjordania, donde el ejército israelí ha hecho varios batidas a raíz de una ola de ataques palestinos que no se veía desde 2006.

stats