Internacional 13/05/2021

La pandemia se podría haber evitado, dice un informe de la OMS

La evaluación interna concluye que ni la OMS estaba preparada para afrontar el covid-19 ni el mundo se lo tomó lo suficientemente en serio

3 min
Un paciente de covid -19 con una máscara de oxígeno es introducido a una ambulancia para ser trasladado al hospital, este lunes a la ciudad india de Ahmedabad
Disponible en:

LondresFalta de liderazgo y de respuesta global, complacencia y un mes "perdido" al principio de la crisis sanitaria del covid-19. Son algunas de las duras conclusiones de la primera gran evaluación internacional sobre la pandemia, un informe comisionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), coordinado por la ex primera ministra de Nueva Zelanda Helen Clark y por la expresidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf, y que se ha hecho público este miércoles.

El llamado Panel Independiente para la Preparación y la Respuesta a la Pandemia (IPPPR), que incluye también al exministro de Asuntos Extranjeros del Reino Unido David Milliband y al especialista en salud pública Michel Kazatchkine, considera que el sistema internacional encabezado por la OMS es del todo "inadecuado para evitar otro brote". Pide, por lo tanto, una reforma radical de los mecanismos de decisión y control ante posibles nuevas crisis como la que estalló en Wuhan en diciembre de 2019.

"El covid-19 es el momento Chernóbil del siglo XXI", sostiene el informe. "El sistema, tal como está pensado, es claramente inadecuado para evitar que otro patógeno altamente infeccioso, que podría surgir en cualquier momento, se convierta en una pandemia". El análisis, de 86 páginas, describe a la OMS como una organización “poco dotada e infrafinanciada” para hacerle frente, y también como un organismo que responde demasiado a los intereses de los estados miembros y no a la salud pública mundial.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, encargó el estudio después de que la asamblea de la entidad pidiera en mayo una evaluación imparcial independiente sobre cómo se había actuado.

Los especialistas proponen un cambio radical en la estructura de la organización que le permita actuar con mucha más rapidez ante cualquier emergencia. En este sentido, el grupo de expertos sostiene que la OMS habría tenido que dar la alerta mundial el 22 de enero del 2020, y no el 30 como finalmente pasó. De hecho, la propia OMS todavía tardó en declarar la infección de covid-19 como pandemia casi un mes y medio más, hasta el 11 de marzo del año pasado.

Encorsetada por regulaciones internacionales conservadoras, la OMS no pudo actuar "de manera inmediata e independiente" respecto a China y declarar más rápidamente una emergencia sanitaria de carácter internacional. Se pide, en consecuencia, una reforma radical de la OMS que incluya un cambio de estrategia, orientada hacia una actuación anticipada basada en "el principio de precaución", en vez de esperar a una amenaza emergente.

Recomendaciones para una reforma efectiva
  • Liderazgo político Creación de un ‘Consejo Mundial de las Amenazas para la Salud ’ -aprobado por la ONU- para elevar la preparación y las respuestas a las pandemias al “nivel más alto de liderazgo político”.
  • Prever Instruir a la OMS para que adopte el "principio de precaución" cuando decida declarar una emergencia sanitaria para corregir el sesgo hacia la inacción, entre otras razones por causas políticas y/o económicas.
  • Manos libres Permitir que la OMS envíe equipos para investigar brotes y publicar datos sin la aprobación previa de los países afectados. La vigilancia sobre la salud global tendría que ser "totalmente transparente".
  • Alerta constante Instaurar auditorías periódicas revisadas por especialistas de los planes nacionales contra las pandemias por parte de los estados miembros de la OMS a partir de objetivos "y puntos de referencia medibles" establecidos tanto por la entidad como por el Fondo Monetario Internacional.
  • Responsable máximo Todos los estados miembros tendrían que nombrar "coordinadores nacionales sobre pandemias" que tendrían que responder a los "niveles más altos del gobierno".
  • Ensayos generales Simulaciones de actuaciones contra pandemias que todos los estados miembros tendrían que hacer anualmente, con resultados evaluados por especialistas "independientes e imparciales".
  • Más recursos Reforzar la independencia de la OMS mejorando su financiación y limitando sus directores generales a un único mandato de siete años, e intentando “despolitizar” la contratación de los profesionales de la entidad a todos los niveles.
  • Fondos de emergencia Establecer un fondo de emergencia global de 100.000 millones de dólares para responder a una emergencia en caso de un nuevo brote y ampliar el programa Act-Accelerator, para desarrollar vacunas y otras herramientas para combatir el covid-19.

De acuerdo con el veredicto del grupo de análisis, el febrero de 2020 fue un mes de oportunidades perdidas para evitar el estallido de la pandemia. La mayoría de los países optaron por "esperar y ver" qué pasaba, en vez de tomar medidas más firmes que pudieran contener el virus, ha afirmado Helen Clark. "Alguns se decidieron a actuar cuando se les empezaron a llenar las camas de las UCI de los hospitales, y ya era demasiado tarde".

La expresidenta de Liberia Ellen Johnson Sirleaf ha destacado en la presentación del informe que es necesaria una "reforma profunda" de los métodos de trabajo: “Nuestro mensaje es sencillo y claro: el sistema actual no nos ha podido proteger de la pandemia. Y si no actuamos para cambiarlo ahora, no nos protegerá de la próxima, que podría ser en cualquier momento".

La inacción de los diferentes gobiernos es enorme, ha venido a decir también, y no porque no hubiera estudios suficientes que alertaran del peligro. "Los estantes de las sedes de la ONU y las capitales de todo el mundo están llenos de informes y reseñas sobre crisis sanitarias anteriores. Si se hubieran atendido sus advertencias, habríamos evitado la catástrofe en la que nos encontramos hoy".

El informe también examina la mejor manera de poner fin a la actual pandemia y pide a los países ricos que se comprometan a proporcionar dosis de vacuna –"como mínimo mil millones"– a las naciones más pobres el próximo septiembre, para frenar el brote a escala mundial.

Es el primer informe independiente sobre la pandemia, pero no será el último. Este mediodía el primer ministro británico, Boris Johnson, ha aceptado que se haga otro en su país: con toda probabilidad, no podrá mostrarse satisfecho de la actuación de su gobierno durante las primeras etapas de la crisis.

stats