Coronavirus
Internacional 21/05/2021

El certificado europeo covid: ¿para qué servirá y para qué no?

Informará de vacunación, PCRs o recuperación de la enfermedad, y eximirá en la mayoría de casos de cuarentenas

4 min
Imagen del aspecto que podrá tener el certificado covid  europeo

BruselasEn julio los europeos tendrán disponible el Certificado Covid de la UE, su nombre oficial, que les hará mucho más fácil la movilidad dentro del espacio Schengen, uno de los valores añadidos más tangibles para la ciudadanía europea. El acuerdo lo cerraron este jueves la Eurocámara y el Consejo Europeo (en representación de los gobiernos de la UE) después de duras rondas de negociaciones contra reloj. Ahora solo falta que el pleno del Parlamento Europeo lo apruebe la primera semana de junio y que cada gobierno se ponga las pilas para hacer todo el trabajo técnico (tecnología, infraestructura, marco legal...) para que esté a punto en julio. Pero, ¿para qué servirá exactamente este certificado?

Incluirá vacunación, PCRs y recuperación de la enfermedad

La información que constará en el certificado será solo la esencial. Contará con una firma digital para garantizar al máximo la privacidad y evitar un mal uso de los datos confidenciales. El certificado detallará qué vacuna de las autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) se ha administrado al titular y cuándo se la pusieron. Los gobiernos también pueden aceptar otras vacunas no autorizadas en Europa pero reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y decidir si dejan entrar sin restricciones a personas con una sola dosis o con la pauta completa. También habrá un certificado para las personas que tengan una PCR negativa o dirá cuándo fue su última PCR positiva para tener en cuenta si ya han superado la enfermedad. Por lo tanto, en realidad son tres certificados: de vacunación, de pruebas negativas y de enfermedad superada. La esperanza de la Comisión Europea, además, es que cada vez se acepten más tests de antígenos y se requieran menos PCRs para abaratar costes y hacerlo más sencillo, pero revisará la base científica más adelante.

Digital o en papel, multilingüe y gratuito

Las autoridades estatales tendrán que emitir estos certificados reconocidos en toda la UE y con otros países si se establecen acuerdos bilaterales. Podrán emitirlos hospitales, centros de tests u otras autoridades sanitarias en función de cómo lo establezca cada gobierno. Tendrá versión digital en forma de QR para facilitar la lectura por ejemplo en los aeropuertos, pero también estará disponible en papel, donde también estará el QR, como ya pasa por ejemplo con los billetes de tren o de avión. Estará disponible en todas las lenguas oficiales de cada estado miembro de la UE y tiene que ser gratuito. Podrá disponer de él todo el mundo, las personas vacunadas y las no vacunadas que cuentan con un test PCR o que han superado la enfermedad.

Menos en casos excepcionales, eximirá de cuarentenas y PCRs adicionales

Con el acuerdo sellado con la Eurocámara, los gobiernos europeos se comprometen a evitar restricciones adicionales para las personas en disposición de los certificados. Es decir, que una persona vacunada o con una PCR negativa o certificado de superación del covid quedaría exenta de cuarentenas u otros tests adicionales para viajar entre países europeos en la gran mayoría de casos. Pero puede haber excepciones, principalmente porque la gestión fronteriza es competencia de cada gobierno. Estas excepciones quedan previstas en caso de que haya una evolución epidemiológica grave en ciertas áreas debido a los rebrotes o de las nuevas variantes. Antes de aplicar estas restricciones adicionales los gobiernos tendrán que informar a la Unión.

Las PCR no serán gratuitas, pero sí más baratas para personas que viajan de manera recurrente

Los precios de las PCR varían mucho en toda Europa. Por ejemplo, en Bélgica cuestan alrededor de 40 euros mientras que en España superan los 100 euros. Para las personas no vacunadas supone un fuerte coste económico que discrimina las posibilidades de viajar a los que tienen menos recursos económicos, por ejemplo. La Eurocámara reclamaba que las PCR fueran gratuitas en toda Europa para evitar esta discriminación, pero no se ha conseguido. Bruselas se ha comprometido a financiarlas para hacerlas más asequibles con fondos europeos, pensando sobre todo en los que por motivos laborales o personales viajan de manera recurrente. Esto significa que para los turistas este verano las PCR no serán gratuitas. Aún así, Bruselas todavía no aclara de qué manera se aplicará esta financiación o qué descuento implicará.

Los gobiernos podrán darle otros usos

La regulación aprobada a nivel europeo está pensada únicamente para recuperar la movilidad libre dentro del espacio Schengen, pero queda también a decisión de cada gobierno si quiere darle otros usos. ¿Cuáles pueden ser otros usos? Acceso a servicios o actos culturales, por ejemplo, a pesar de que esto queda completamente a discreción de cada gobierno. A nivel europeo, la legislación entra en vigor en julio, pero los gobiernos tienen seis semanas de tiempo extra en caso de que haya problemas técnicos para acabarlos de poner en marcha. Pero ya se han hecho pruebas piloto en varios países para evitar al máximo los retrasos. Antes del 1 de julio, los gobiernos pueden decidir aceptar la vacunación para facilitar la entrada, pero a nivel europeo el certificado no entrará en vigor hasta entonces.

stats