Internacional 16/06/2021

El pueblo de Suráfrica que cree haber encontrado diamantes

Alegría entre los habitantes después del hallazgo de piedras brillantes no identificadas

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
Un hombre muestra una de las piedras brillantes sin identificar que ha encontrado excavando

BarcelonaEn Suráfrica tiene lugar una masiva busca del tesoro después de que un hombre encontrase el sábado una piedra brillante, con apariencia de cristal, sin identificar y que la población cree que podrían ser diamantes. Muchos lo han denominado la fiebre del diamante por el efecto llamada que generado y ha llevado a gente de todas partes del país hasta KwaHIathi para buscar estas piedras no identificadas. Excavan con palas, picos, las manos o lo que sea para intentar encontrar esperanza para su economía familiar.

Mendo Sabelo, un hombre que cavaba por la zona, ha declarado a la agencia Reuters que el descubrimiento tendría un gran impacto: "Esto significa que nuestras vidas cambiarán porque nadie tiene un trabajo decente. Cuando vuelva a casa con las piedras, mi familia se pondrá muy contenta", ha dicho el hombre, de 27 años, y padre de dos hijos. Skhumbuzo Mbhele, que no tiene trabajo, comparte la alegría de Sabelo: "No había visto nunca ni tocado un diamante en mi vida. Es la primera vez . Espero que esto cambie las cosas en casa, porque lo estamos pasando realmente mal". Pero hay que ser prudentes: no se ha confirmado que sean diamantes.

Miles de personas excavan intentando encontrar piedras no identificadas en Suráfrica

El departamento de minas del gobierno anunció el lunes que enviaría un equipo formado por geólogos y mineros expertos para recoger muestras y hacer un análisis que aclare si la piedra encontrada, efectivamente, se trata de un diamante. Según el departamento, se emitirá un informe técnico formal. Pero la falta de confirmación hasta ahora no ha disuadido a los buscadores de fortuna, porque a pocos metros del campo se pueden ver largas filas de coches aparcados a ambos lados de la carretera de graba donde jóvenes, abuelos, mujeres y hombres han ido dejando un rastro sin fin de surcos.

Algunas personas ya han empezado a vender las piedras, con un precio inicial de entre 100 rands (unos 6 €) y 300 rands (unos 18 €). El gobierno provincial ha pedido a todos los ciudadanos que abandonen el lugar para permitir a las autoridades realizar una inspección adecuada, y por temor a que se pueda convertir en un foco de contagio de coronavirus.

La economía surafricana ha sufrido durante mucho tiempo niveles extremadamente elevados de paro y según datos del Banco Mundial, un 55,5% de la población, unos 30 millones de personas, se encuentran en estado de pobreza. Esto genera fuertes desigualdades, que persisten todavía tres décadas después del final del apartheid. La pandemia del coronavirus ha empeorado su situación.

stats