Internacional 16/12/2021

Risas y piropos entre Putin y Xi Jinping, que hacen piña contra Occidente

Los dos mandatarios celebran una videollamada y hacen gala de su buena sintonía

3 min
Un momento de la videollamada  entre Vladímir Putin y Xi Jinping.

Barcelona"Viejo amigo", le ha dicho el presidente chino, Xi Jinping, a su homólogo ruso, Vladímir Putin. "Estimado amigo", ha contestado Putin a Xi Jinping. Mientras la tensión con Occidente no para de crecer, los líderes de China y de Rusia han celebrado este miércoles una videoconferencia de poco más de una hora en la que han querido hacer gala de su buena sintonía y, obviamente, lanzar un aviso al mundo: están dispuestos a hacer piña contra los intentos de "ciertas fuerzas internacionales" de dividirlos e interferir "en sus asuntos internos". Un mensaje dirigido a los Estados Unidos, con quien las dos potencias mantienen una relación cada vez más deteriorada. Algunos ejemplos recientes: Joe Biden no los invitó a la Cumbre por la Democracia celebrada hace unos días –supuestamente, al considerar que sus países no son lo suficientemente democráticos–, y el mismo Biden ha impulsado un boicot diplomático contra los Juegos Olímpicos de Invierno, que Pekín apadrina este 2022, para castigar a Xi Jinping por las vulneraciones de los derechos humanos. Evidentemente, se tiene que sumar la tensión con los EE.UU. –también con la Unión Europea– por la acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania y, en el caso de Xi Jinping, la continua guerra diplomática con Washington ante la posición china en la región de Xinjiang, en Hong Kong o en Taiwán.

Todos los fragmentos de la llamada, también los comunicados y las informaciones adicionales sobre el contenido de la conversación, han sido difundidos por los medios estatales de ambos países, que se han esforzado para subrayar la buena sintonía entre los dos mandatarios. Según éstos, Xi Jinping ha insistido en que Pekín y Moscú tienen que reforzar su cooperación internacional y "llevar a cabo más operaciones conjuntas para proteger de manera más eficiente la seguridad y los intereses compartidos". Los dos países no forman ninguna alianza formal, pero aun así han querido apuntar a que actuarán como si lo fueran, o incluso más: "Somos un auténtico modelo de cooperación interestatal para el siglo XXI [...]. Tendremos una coordinación estrecha", ha dicho Putin, que puede usar la amenaza de tener el apoyo de Pekín en temas tan espinosos como las sanciones de Washington y Bruselas si finalmente Moscú, tal como intuyen los EE.UU., decide atacar o invadir Ucrania.

"La cooperación se basa en fundamentos como la no-injerencia en los asuntos internos y el respeto por los intereses del otro", ha repetido el hombre fuerte del Kremlin. Mientras tanto, Xi Jinping ha querido recordar que desde 2013 –cuando él llegó al poder– ha conversado con su homólogo ruso en un total de 37 ocasiones.

Y habrá otra pronto. Putin ha confirmado que, a diferencia de los EE.UU., el Reino Unido, Australia o Canadá, sí que enviará representantes diplomáticos a los Juegos de Invierno. De hecho, ha prometido que irá él mismo y allí mantendría un encuentro bilateral con Xi Jinping. "No tengo ninguna duda de que los próximos Juegos Olímpicos de Invierno se celebrarán al nivel más alto. En China lo saben hacer", ha asegurado el presidente ruso.

En 2014, momento clave

La sensación es que los dos líderes se necesitan más que nunca. Pero no siempre ha sido así. Durante la segunda parte del siglo XX, por ejemplo, fueron rivales, a pesar de compartir una frontera de más de 4.000 kilómetros. Pero los ánimos cambiaron en 2014. Las sanciones impuestas a Rusia por la anexión de Crimea empezaban a pasar factura y Moscú necesitaba gobiernos amigos. China, por su parte, se empezó a interesar por el gas ruso: tenía que reducir el consumo de carbón, mucho más contaminante, y por lo tanto necesitaba diversificar sus fuentes de energía. Desde entonces, tanto la relación comercial como política se ha intensificado.

Y todo ello una semana después de la videollamada entre Putin y Joe Biden para hablar, sobre todo, de Ucrania. Xi Jinping también tuvo un encuentro telemático con Biden, el 15 de noviembre. Este miércoles Putin ha informado a Xi de cómo fue su conversación con el inquilino de la Casa Blanca: "En general fue substanciosa y de provecho". Pero una cosa es segura: no hubo ni tan buen ambiente ni tantas risas como las que ha habido esta tarde.

stats