El ataque ruso en Ucrania
Internacional  /  Rusia 28/10/2022

Putin augura la década "más peligrosa e imprevisible" desde la Segunda Guerra Mundial

Defiende que el impacto económico actual acabará siendo positivo porque sacará a Rusia del "semicolonialismo"

3 min
El presidente ruso, Vladímir Putin, al foro Valdai

BarcelonaEl mundo se enfrenta a "la década más peligrosa, imprevisible y crucial" desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Este ha sido el augurio que ha hecho este jueves el presidente ruso, Vladímir Putin, en un discurso aliñado con los habituales ataques a Occidente, al que ha vuelto a acusar de jugar a un juego "peligroso, sucio y mortífero" y de incitar y "avivar las llamas" de la guerra en Ucrania.

Lo ha dicho en la sesión plenaria del encuentro anual del club Valdai, un think tank próximo al Kremlin, con una disertación bajo el título El mundo después de la hegemonía: justicia y seguridad para todo el mundo. Putin ha defendido la tesis de que "el periodo de dominación indivisa de Occidente está llegando al final". "Estamos ante un hito histórico" en el que "el mundo unipolar –que ha tildado de neoliberal y neocolonial– se está convirtiendo en una cosa del pasado", ha afirmado el mandatario ruso, que ha considerado que "los nuevos centros del mundo multipolar" tendrán que empezar a hablar sobre el "futuro compartido" y cuanto antes mejor.

"No buscamos ser la nueva hegemonía", ha dicho, y ha repetido sus argumentos victimistas: "Rusia solo quiere defender su derecho a existir". Y ha hecho un guiño a los dirigentes occidentales conservadores, de "valores tradicionales", con una referencia directa a los "líderes húngaros", es decir, a su aliado Viktor Orbán.

"Los valores no se pueden imponer a nadie", ha dicho, y ha citado, como ejemplo, los desfiles del orgullo gay: "Que los hagan, pero que no los impongan". Además, Putin ha asegurado que en Rusia las diferentes creencias religiosas "coexisten en paz". "Nos tenemos que tratar los unos a los otros con respeto", ha añadido.

La guerra, incitada por Occidente

Putin ha defendido que la guerra en Ucrania es consecuencia del "golpe de estado" de 2014, refiriéndose a la revolución del Maidan, orquestado por Occidente, según él: "Es Occidente quien nos ha llevado hasta aquí". Y ha vuelto a argumentar que la intervención militar era "inevitable" teniendo en cuenta la expansión "absolutamente inaceptable" de la OTAN, que ponía en riesgo la seguridad de Rusia, y la única manera de que el Donbass "sobreviviese" sin el reconocimiento y el apoyo militar de Moscú.

Ha admitido que la "operación militar especial" en Ucrania ha comportado pérdidas, tanto de vidas como económicas, pero ha defendido que, "al final, beneficiará a Rusia y su futuro". Ha argumentado que aportará "soberanía" al país, particularmente en el ámbito económico. "Desde hacía algún tiempo, pensábamos, con ansiedad, que nos estábamos convirtiendo en una semicolonia; no podíamos hacer nada sin Occidente", ha añadido.

Ha asegurado que los intentos de hacer "colapsar" la economía rusa han fracasado, porque ha demostrado que los negocios locales "son capaces de sustituir a los que se marchan". "Claro que la situación ahora mismo es más difícil, pero demuestra que podemos hacerlo", ha subrayado. Y a pesar de las informaciones recurrentes de rusos que huyen del país y las críticas de los soldados por la falta de preparación, Putin ha alabado la "unidad de la sociedad", que ha asegurado que se ha fortalecido en los últimos meses.

Armas nucleares

El mandatario ruso también ha culpado a los países occidentales del incremento de la amenaza nuclear: "Nunca hemos dicho nada proactivamente sobre el posible uso de armas nucleares por parte de Rusia, solo hemos respondido a las afirmaciones de los líderes occidentales". A la vez, ha vuelto a referirse al supuesto plan de Kiev de utilizar "bombas sucias" –explosivos con material radiactivo– y ha negado las acusaciones de Ucrania y Occidente de que es Moscú quien está preparando una operación de falsa bandera. Ha argumentado que Rusia "no necesita" lanzar este tipo de ataque, porque "no tendría ningún sentido, ni militar ni político".

"Solo Rusia puede garantizar la integridad territorial de Ucrania", ha defendido. Todo ello, en un discurso en el que Putin ha vuelto a negar la existencia de Ucrania, un estado que "fue inventado por la URSS", y en el que ha llegado a decir que la operación militar es "casi una guerra civil" porque "los rusos y los ucranianos eran un solo pueblo".

stats